El ex primer ministro italiano Silvio Berlusconi
El ex primer ministro italiano Silvio Berlusconi - EFE

Una joven de 21 años conquista a Silvio Berlusconi y desata el escándalo

Es universitaria, hija de un empresario romano y activista de Forza Italia, el partido de Il Cavaliere

CORRESPONSAL EN ROMAActualizado:

Una nueva tormenta amorosa, además de otra judicial relacionada con sus fiestas de «bunga bunga», rodea a Silvio Berlusconi. Periódicos italianos se preguntan si el ex primer ministro, que en septiembre cumplirá 80 años, tiene un nuevo amor. Los medios hablan de Lavinia Palombini, de 21 años, bella y ambiciosa, estudiante universitaria, hija de un empresario romano, activista de Forza Italia. Ha sido la comidilla en bares, redes sociales y en medios durante el fin de semana.

La bomba sobre la estrecha amistad entre Berlusconi y Lavinia la lanzó «Il Fatto Quotidiano», periódico de izquierda: «Este verano otra joven entró en el corazón del exprimer ministro, y justo después de una vacación en Cerdeña. Se llama Lavinia, romana, rubia y a menudo sin maquillaje», justo como ama Berlusconi. Cuenta «Il Fatto» que desde este verano el líder de Forza Italia habría perdido la cabeza: colmó a la joven de «atenciones, consideraciones, 60 llamadas al día, en Cerdeña la buscaba continuamente, a todas las horas».

Lavinia Palombini
Lavinia Palombini- ABC

El abogado de Berlusconi, Niccoló Ghedini, desmintió la noticia, señalando que es «todo falso». Pero «Il Fatto» volvió a la carga con más detalles, subrayando que la noticia aparecida en la prensa habría desatado una pelea furibunda entre Berlusconi y su novia, Francesca Pascale, de 30 años, con escenas de ira. «La petición a Berlusconi de su novia Pascale fue perentoria: “Ahora organizas una entrevista y desmientes todo, todo. De lo contrario, no me controlo’’», relata «Il Fatto». El periódico añade otros detalles de la presunta nueva «love story». La joven Palombini, que se define «apasionada de política», habría sido conquistada por los regalos de «il cavaliere».

Contra su líder

Una noticia ha dado especial pábulo a la historia: La asociación «Azzurra Libertà», compuesta por 2.500 jóvenes de entre 18 y 28 años, ligada a Forza Italia, ha abandonado el partido de Berlusconi, emitiendo un duro comunicado contra el exprimer ministro, destacando la influencia negativa de su vida privada: «Hemos sido traicionados por Forza Italia y por un Berlusconi que en privado es todo lo contrario de lo que aparenta en público. Un partido que, hemos descubierto, está dominado enteramente por los intereses y por la confusa vida privada de su líder, cosa que impide un moral y sano desarrollo de la actividad política de los jóvenes». Los medios descubrieron que la joven Lavinia fue novia de uno de los dos hermanos Zappacosta que fundaron «Azzurra Libertà», asociación de la que ella también formó parte. Todo un lío político y sentimental.

Dos abogados de la familia Palombini han desmentido de forma rotunda la noticia. De lo que no hay duda es de que a Silvio Berlusconi le gustan las jóvenes. Fue su exmujer, Veronica Lario, quien lo denunció públicamente, en 2009, tras conocer por la prensa que el entonces primer ministro acudió a la fiesta de una joven de 18 años, Noemi Letizia, que llamaba a Berlusconi «papi». «No puedo permanecer con un hombre que frecuenta menores», escribió Lario, tras hacerle esta recriminación: «No ha venido a ninguno de los 18 cumpleaños de sus hijos, tras ser invitado». Precisamente por su relación con jóvenes, Silvio Berlusconi vuelve a ser protagonista en un proceso, en el llamado «Ruby ter», abierto ayer en Milán con una audiencia preliminar. El político, que fue absuelto en marzo del pasado año de las acusaciones de prostitución de menores y abuso de poder, ahora se enfrenta a un proceso por falso testimonio.