Estilo - Gente

Laura Wasser, la despiadada abogada que defenderá a Angelina Jolie

Es la letrada a la que acuden los famosos de Hollywood para llevar sus divorcios. Su próxima víctima: Brad Pitt

Laura Wasser
Laura Wasser - ABC
ABC.ES Madrid - Actualizado: Guardado en: Estilo , Gente

La llaman «la reina del divorcio». A sus 46 años, Laura Wasser se ha ganado ese título con cada una de las separaciones de las que se ha encargado (y ha ganado). La última, la de Angelina Jolie de Brad Pitt. Wasser ya representó a la actriz en su divorcio de Billy Bob Thornton, una lista a la que se suman Heidi Klum (de Seal), Kim Kardashian (del jugador de baloncesto Kris Humphries), Ashton Kutcher (de Demi Moore), Ryan Reynolds (de Scarlett Johansson), Mariah Carey (del cómico Nick Cannon)... y la lista sigue. Una de sus últimas representadas ha sido Melanie Griffith en su divorcio de Antonio Banderas.

A Jolie no le saldrá barato su divorcio de Pitt. La tarifa que maneja Laura Wasser asciende a 500 euros la hora. Todo por dilucidar quién se quedará con qué propiedad y, por supuesto, con los niños. Wasser sabe lo que hace. Es hija de padres que se divorciaron cuando tenía 16 años y admite que la primera ruptura que llevó como abogada fue la suya propia. Fue en 1993, tras haberse casado a los 25 con un español al que conoció mientras estudiaba derecho. El matrimonio duró un año y un hijo.

Como la atractiva reina del divorcio guarda un silencio sepulcral, y tiene fama de profesional insobornable, su cartera de clientes no deja de engordar, a veces a ritmo de empacho, con descalabros amorosos como los de María Shriver y su exmarido Arnold Schwarzenegger, o el de Heidi Klum y el músico Seal, y un suma y sigue que cuenta con la cantante Christina Aguilera y el actor Kiefer Sutherland, como si los pasillos que conducen a su bufete fueran el cercano y estrelladísimo Paseo de la Fama.

En su libro, titulado «No tiene por qué ser así: Cómo divorciarse sin destruir la familia o arruinarse», Wasser asegura que los divorcios no se ganan, «se llega a un buen acuerdo». Por eso ha llegado a decir que no a estrellas que solo buscaban revancha en su separación. También afirma haber recomendado a sus clientes que acudan a un consejero matrimonial antes de matarse en los tribunales. Parece que Jolie y Pitt ya han intentado eso. Ahora es tiempo de verse en los juzgados.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios