Estilo - Gente

El ex canciller alemán Gerhard Schröder afronta su cuarto divorcio

Vivían separados desde 2015, aunque es ahora cuando se ha confirmado la ruptura. Tienen dos hijos adoptivos de origen ruso

El ex canciller alemán Gerhard Schröder afronta su cuarto divorcio

Para el ex canciller alemán es su cuarto divorcio y para la parlamentaria socialdemócrata (SPD) de Baja Sajonia, el primero. Gerhard Schröder (72) se separa definitivamente de Doris Schröder-Köpf (53), según desveló ayer el diario «Bild», información que ha recogido el resto de la prensa alemana. Schröder, uno de los políticos más destacados de la socialdemocracia europea, gobernó Alemania desde 1998 hasta 2005, cuando debió renunciar a favor de Angela Merkel, al conseguir cuatro escaños menos que la candidata conservadora. Según «Bild», desde marzo de 2015 los Schröeder ya no convivían, aunque sí asistieron juntos a algunos actos. El matrimonio ha durado 19 años y tiene dos hijos adoptados en Rusia: Viktoria (14) y Gregor (10), cuya custodia será compartirán. Antes que Doris llegara a su vida, Schröder estuvo casado con Eva Schubach (1968–1972), Anne Taschenmacher (1972–1984) y Hiltrud Schwetje (1984–1997).

La versión online del semanario «Der Spiegel» indica que la noticia habría salido a la luz gracias a que ambos políticos, íntimamente ligados al SPD, habrían informado a sus compañeros de partido sobre su proceso de divorcio. El «Bild» y el diario regional «Hannover Allgemeine Zeitung» señalan que sus fuentes son políticos socialdemócratas cercanos al excanciller de Hannover: en esta ciudad, capital del estado federado de Baja Sajonia, vivía los Schröder y desde aquí impulsaron sus respectivas carreras. Ni el canciller ni su portavoz han querido hacer declaraciones.

En la actualidad, Doris Schröder-Köpf se mantiene más en la política activa que su exmarido. Periodista, parlamentaria de la Baja Sajonia y responsable de inmigración en el mismo land, Schröder-Köpf comenzó su carrera en un periódico local de Augsburgo, para continuar como en «Bild», en 1987, como corresponsal del Parlamento en Bonn. Más tarde, acompañó a su pareja de entonces, el periodista Sven Kuntze, en su nuevo cargo como corresponsal de la televisión pública ARD en Nueva York, donde en 1991 nació la hija de ambos. Tras separarse, Doris se mudó a Baviera y empezó a trabajar en la sección de política del semanario «Focus», hasta conocer y casarse con el ex canciller en 1997. Por aquel entonces, él era ministro presidente de la Baja Sajonia.

Cuando Gerald Schröder fue elegido canciller en 1998, la visibilidad pública de su mujer fue aumentando hasta ser nombrada «Mujer del Año» por la revista «Bunte». Era 2004 y Schröder se encontraba en su segunda legislatura, durante la que reformó el código de nacionalidad, el sistema de pensiones y de impuestos; estrechó la colaboración con la Francia de Jacques Chirac; envió tropas a Kosovo para una misión de estabilización; y relanzó las relaciones con Rusia, especialmente en materia energética y de cooperación estratégica entre ambos países. Hasta que llegó la gran derrota del SPD en las elecciones de Renania del Norte-Westfalia, en mayo de 2005, tras adelantar las elecciones en las que fue elegida por primera vez una mujer como canciller: Angela Merkel.

Ese mismo año, Schröder asumió un cargo ejecutivo en el gaseoducto ruso que el mismo impulsó: el NEGP, una filial de la gasística rusa Gazprom.

La amistad del ex canciller con Vladímir Putines conocida así como los desacuerdos de Schröder con las políticas de la Unión Europea (UE) respecto de Rusia: hace menos de dos semanas comentaba en la reunión económica de Bad Pyrmont que la UE debería implicar a Moscú en las negociaciones sobre la asociación de Ucrania con el bloque regional y que a pesar de los «malentendidos» con Moscú Bruselas debe volver a la «asociación» con los rusos, recordando que Europa necesita una Rusia fuerte, indicó quien fuera también Ministro-Presidente de Baja Sajonia entre 1990 y 1998, y presidente del Bundesrat entre 1997 y 1998.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios