Amandine Ohayon
Amandine Ohayon - Inés Baucells

Amandine Ohayon, la nueva jefa del imperio Pronovias

Francesa, de 42 años y con una vertiginosa carrera en el sector del lujo, toma el relevo de Alberto Palatchi

BarcelonaActualizado:

Tras el huracán Irina Shayk, la invitada de honor en el último desfile de Atelier Pronovias, el pasado 23 de abril en Barcelona, llegó la calma al despacho de Amandine Ohayon (42 años), la flamante CEO del que fuera imperio español de la moda nupcial, ahora en manos extranjeras. Ohayon empezó a ejercer como tal el pasado 1 de marzo, tras ser nombrada por el nuevo presidente de Pronovias y socio director de BC Partners Jean-Baptiste Waultier. A esta francesa espigada y de exquisito gusto le avala una vertiginosa carrera en el sector del lujo. Su último puesto fue el de directora general de L’Oréal Luxe para Reino Unido e Irlanda.

La firma con sede en la Ciudad Condal ha sufrido una revolución completa desde que en julio de 2017 Alberto Palatchi vendiera la compañía que heredó de su padre -y que llevó a lo más alto en la moda nupcial- al fondo de inversión británico BC Partners. Fueron muchos los rumores que se desataron tras conocerse tan inesperada noticia. Se barajó la idea de que sus hijos renunciaban a la responsabilidad de liderar la empresa familiar. Gabriela, su primogénita, se había casado con Ediz Elhadef, heredero de los centros comerciales Vakko, y se instaló en Turquía. Alberto combina su trabajo en un fondo de gestión de patrimonio, perteneciente a su progenitor, con sus funciones en el seno del PP de Cataluña. Y Marta, la pequeña del clan, trabaja en el Grupo Puig. Pero el bombazo informativo se produjo cuando se supo que Alberto Palatchi se separaba de Susana Gallardo después de 30 años de matrimonio, tres hijos y una empresa en común como Pronovias, donde ella tomaba gran parte de las decisiones.

La conquista americana

Las razones de la venta de la compañía al fondo de inversión se focalizaron en esta ruptura. Sin embargo, fuentes cercanas a la empresa afirmaron entonces a ABC que era por una cuestión sucesoria: «Los hijos han elegido un camino que no pasa por dirigir el imperio que levantó su padre, quien, a punto de cumplir los 70 años, tenía que pensar en su sucesión». Ahora Ohayon, que por vez primera habla para un medio español, toma las riendas de Pronovias con la mirada puesta en EE.UU.

¿Qué significa para usted «moda nupcial»?

Encaja con lo que presentamos en el último desfile de Atelier Pronovias. Nuestra intención es incorporar las nuevas tendencias a nuestro buen hacer con las novias.

¿Cómo es la novia del siglo XXI?

Muy diversa, diferente. En estos cinco años hemos visto una evolución en la que han sido muy relevantes las redes sociales. En cuanto a los hábitos, las parejas se casan más tarde que antes, las bodas son menos religiosas y a las novias les gusta compartir todo el proceso previo al enlace.

¿Cree que cada vez los vestidos son más personalizados?

Tenemos una misión muy clara: vestir los sueños de todas las mujeres, de todas las novias. Estamos presentes en todo el mundo y tenemos que conocer los gustos de cada novia.

¿Cómo afectan las redes sociales?

Son un arma fundamental para nosotros. Las novias cuelgan las fotos de los vestidos que se prueban sin decir cuál será el definitivo y deciden en relación a los likes que reciben. Eso nos indica que ahora las chicas buscan una experiencia completa, que empieza en el fitting de su vestido de novia, los zapatos y los complementos.

¿A dónde apunta su brújula?

Tenemos presencia en muchos países. En Europa nuestros puntos fuertes son España e Italia. Pero el país donde hemos tenido un crecimiento más rápido es EE.UU. Uno de los elementos claves de mi estrategia es conquistar ese mercado. Ya hacemos desfiles allí, pero queremos comprender a la novia americana, que varía según su estado de procedencia.

¿Piensa en una línea masculina?

Estoy abierta a todo. Pero, por ahora, el foco está en la novia y la fiesta. La fiesta tiene muchas posibilidades y ahí es donde podríamos empezar con el hombre.

Es muy importante la innovación en estilos y materiales…

En el último desfile presentamos nuevos brocados, velos y un gran surtido de flores en sedas y perlas. Incluso hemos introducido un nuevo mikado, que es una de las telas más solicitadas para vestidos elegantes, y hemos revisado los encajes.Sobre la expansión de Pronovias y la apertura de nuevas boutiques, Ohayon prefiere no concretar demasiado: «Lo que tenemos claro es que las boutiques son lugares donde se viven experiencias».