País Vasco

El Parlamento vasco rechaza la candidatura de Urkullu a lendakari en la primera votación

El candidato del PNV tendrá que esperar a mañana para ser investido en la segunda vuelta

Urkullu (d) será reelegido mañana por mayoría simple
Urkullu (d) será reelegido mañana por mayoría simple - EFE

Íñigo Urkullu tendrá que esperar un día más para ser lendakari. Tal y como estaba escrito en el guión, el nacionalista no ha recibido el respaldo mayoritario del Parlamento, por lo que su investidura se materializará mañana en la segunda vuelta.

No le han bastado al jefe del Gobierno vasco en funciones los 28 votos a favor de su propio partido y los nueve del PSE para salir victorioso esta tarde de la Cámara vasca, donde la mayoría absoluta se sitúa en los 38 parlamentarios.

Maddalen Iriarte, la candidata de EH Bildu, recibió únicamente el respaldo de los 18 integrantes de su partido.

Este traspiés no ha pillado desprevenido al dirigente del PNV, que sabe que su reelección se hará efectiva en cuestión de horas. De hecho, ya ha comenzado a resolver el rompecabezas del próximo equipo de Gobierno, en el que no estará el actual consejero de Empleo y Políticas Sociales, Ángel Toña.

Pacto estatutario

Urkullu ofreció esta mañana un discurso conciliador en el que abogó por unir fuerzas en pos del autogobierno vasco. Su objetivo, afirmó, es el de realizar un nuevo «pacto estatutario de futuro» que garantice el reconocimiento del País Vasco como nación.

«Es el momento de avanzar en un nuevo marco político de convivencia –continuó– que, partiendo del consenso en el Parlamento, articule un pacto con el Estado y sea ratificado por la sociedad vasca».

En su opinión, la Comunidad Autónoma necesita de «mecanismos de bilateralidad efectiva» que otorguen valor real a las negociaciones con el Gobierno central, necesarias para «buscar un punto de encuentro respetuoso con la pluralidad de sentimientos de pertenencia nacional» de la ciudadanía vasca.

En este sentido, ha reiterado su compromiso de defender la «capacidad del decidir» de la región, aunque, añadió, lo hará respetando los principios «legales y democráticos» establecidos en la Carta Magna.

Una aclaración que ha agradecido esta tarde el líder del PP vasco, Alfonso Alonso, que ha instado al lendakari a actuar entre los límites del marco constitucional y a avanzar por el «camino de la moderación». A su vez, ha avisado de que su partido no va a «sostener un Gobierno que se incline hacia una soberanía que puede quebrar la convivencia de los vascos».

En su opinión, los populares son los únicos representantes de la Cámara que actúan en contra del proyecto rupturista, pero ha tendido la mano a Urkullu para buscar en el futuro pactos que ayuden a preservar la estabilidad de la Comunidad Autónoma.

Por su parte, la secretaria general del PSE, Idoia Mendía, aseguró que su partido comparte «sin complejos» la propuesta del PNV de impulsar el autogobierno, algo que permitirá «enderezar el país».

Comisión para el referéndum

Sabedores de que serán una pieza clave del engranaje secesionista que quieren poner en marcha los nacionalistas, los integrantes de EH Bildu mostraron durante el debate su voluntad de colaborar con la futura coalición.

La candidata a lendakari del bando abertzale, Maddalen Iriarte, fue en su discurso un paso más allá que PNV y PSE y exigió la creación de una Comisión parlamentaria dedicada únicamente al autogobierno que avale la celebración de un referéndum vinculante para 2018.

Además, afirmó que, si de EH Bildu, dependiera, el Parlamento redactaría de forma «unilateral» la nueva Constitución vasca sin esperar respuesta del Gobierno de Mariano Rajoy, al que advirtió de que su partido no se quedará de «brazos cruzados» si continúa intentando desbaratar sus planes rupturistas.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios