Dadiv Pérez, alcalde de Alcorcón
Dadiv Pérez, alcalde de Alcorcón - JAIME GARCÍA

Las salidas de tono del alcalde de Alcorcón preocupan en el PP de Madrid

Dos concejalas han dejado el grupo, y una tercera ha denunciado su decisión de dejarla sin sueldo

MADRIDActualizado:

La denuncia de una de sus propias concejalas contra el alcalde de Alcorcón, David Pérez, porque no quiere darle competencias ni un salario tras su reciente maternidad, es la última de las polémicas en las que aparece envuelto el político popular. En su partido se escuchan hace tiempo voces que manifiestan la inquietud que sienten ante la mala imagen que en determinados círculos transmite el regidor. Una imagen poco compatible con el nuevo PP que defiende la presidenta Cristina Cifuentes.

Pérez se ha convertido, a su pesar, en protagonista de varias situaciones complicadas para su partido, especialmente en esta nueva etapa. Por un lado, hubo dos votaciones en las que el sentido de su voto fue diferente al del conjunto de su grupo parlamentario. Ambas, en 2016: en las votaciones de la regulación de los vientres de alquiler y en la de la ley contra la LGTBfobia, ambas apoyadas por el PP, el alcalde y diputado popular se ausentó del Hemiciclo a la hora de emitir el voto.

Más tarde, estuvo en el ojo del huracán por sus afirmaciones sobre las feministas -«mujeres frustradas», «amargadas», «rabiosas» y «fracasadas como personas»- realizadas en un colegio madrileño, y que se criticaron muy duramente por organizaciones feministas y políticas. Él pidió perdón por sus «palabras desafortunadas», y aseguró sentirse víctima de una cacería porque «es injusta la acusación de machismo, nunca lo he sido y jamás lo he permitido».

Ahora, se ha sabido que una de sus concejales, Marta González - que entró en el grupo popular en sustitución de Ana González, ex portavoz del Gobierno y edil de Urbanismo, que a su vez renunció por motivos personales en octubre- no tiene ni competencias ni sueldo, pese a haberlo solicitado, según publicaba este jueves El Confidencial. Ella presentó un recurso interno por esta decisión, que el Ayuntamiento ha inadmitido. Y esta semana ha presentado un contencioso-administrativo ante un juzgado.

Otra concejal popular, Silvia Cruz, dimitió antes, en julio de 2017, alegando también motivos personales.

Desde el entorno del alcalde David Pérez niegan además que haya ningún problema con las mujeres de su entorno laboral y político, y afirman que las ediles que dejaron el puesto niegan que lo hicieran por problemas con él.

En el caso de Silvia Cruz, concretamente, como recuerdan desde el Ayuntamiento de Alcorcón, se despidió con un cariñoso tuit en el que se señalaba: «6 años trabajando x y para #Alcorcón con gran alcalde y mejor persona: @davidperez, ej de trabajo y cuya amistad permanecerá siempre.Gracias».