Los estudiantes sostienen la foto de Cifuentes con la cara tachada para mostrar su rechazo
Los estudiantes sostienen la foto de Cifuentes con la cara tachada para mostrar su rechazo - Maya Balanya

Los estudiantes claman contra el regreso de Cifuentes: «Querida, no eres bienvenida»

Un centenar de universitarios se ha manifestado frente al Rectorado de la Universidad Complutense para protestar por su reincorporación

MADRIDActualizado:

Un centenar de estudiantes de la Universidad Complutense se ha manifestado hoy contra la reincorporación de Cristina Cifuentes a su puesto de funcionaria. Al grito de «Cifuentes, querida, no eres bienvenida» los jóvenes han recorrido la avenida Complutense, desde la boca de metro de Ciudad Universitaria hasta el Rectorado.

La marcha ha estado encabezada por diversas asociaciones universitarias, quienes han portado una pancarta en la que se podía leer «La pública es digna, Cifuentes no. ¡Fuera!». Con el fin de obtener mayor visibilidad sobre el malestar que supone el regreso de Cifuentes y alzar sus voces, los universitarios han cortado el tráfico en uno de los sentidos de la vía, hasta la plaza del Cardenal Cisneros, lo que ha provocado atascos durante una media hora.

«Aquí los estudiantes tenemos un deseo, que para Cifuentes no haya dinero», se oía también a través de los megáfonos que cargaban. Al tiempo, la mayoría de los jóvenes sujetaban en sus manos una foto de Cifuentes con la cara tachada. Horas antes la Complutense había hecho público un comunicado en el que asignaba a la expresidenta regional la plaza que tenía en reserva en la institución. «La Cumplutense en este proceso no puede hacer nada, tiene que cumplir la legalidad», han opinado los estudiantes manifestados al respecto: «La Cumplutense es una víctima».

«Una persona que está imputada por falsedad documental y por cohecho no tiene legitimidad para trabajar en una universidad pública donde podría hacer lo mismo», ha afirmado Carmen Romero, estudiante de Ciencias Políticas y presente en la manifestación. «Dignidad le queda ya poca y decencia no sabemos si tiene», han dicho los alumnos en relación al «mastergate» que llevó a Cifuentes a dimitir.

La concentración –que se organizó a través de las redes sociales– no estaba autorizada por parte de la Delegación del Gobierno, ya que los estudiantes no la habían comunicado con suficiente antelación y el motivo no era de carácter urgente. «Nos sorprenden que no consideren de carácter urgente una convocatoria en defensa de la universidad pública, pero, al mismo tiempo, no nos sorprende porque la Delegada del Gobierno es del mismo partido que Cristina Cifuentes», ha sentenciado Romero al respecto. En este sentido, en varias pancartas se podía leer: «La corrupción del sistema no es cosa menor, dicho de otro modo, es cosa mayor».

Los cánticos contra la expresidenta regional han subido de volumen a medida que los alumnos se acercaban al Rectorado. «¿Dónde está, no se ve, el famoso TFG?» y «La vida de Cifuentes, la vida mejor. Sin trabajar, sin estudiar... Con el máster regalado», han sido los versos más comunes que han tarareado los jóvenes.

También han tenido palabras para el rector Carlos Andradas, frente a la puerta del Rectorado, flanqueada por trabajadores del equipo de seguridad privada de la Universidad. «Andradas, escucha, tu 'uni' está en lucha», han coreado los estudiantes, quienes también se han atrevido a pedir la dimisión del actual rector: «Andradas, dimite, la 'uni' no te admite».

En el lugar, dos portavoces del centenar de jóvenes han leído un manifiesto con sus reivindicaciones. «La misma persona que ha utilizado las universidades públicas madrileñas a su antojo mientras las asfixiaba desde el Gobierno de la Comunidad de Madrid, pretende vivir de ellas», han leído los estudiantes. Asimismo, han compartido las peticiones que quieren que escuche el rector, mostrando su «rechazo» a que Cifuentes entre a formar parte de la plantilla universitaria. Entre ellas se encuentra el «inicio de los procedimientosde investigación pertinentes acerca del ascenso de Cristina Cifuentes» y la «retirada de la Medalla de Honor que le fue otorgada a la expresidenta el pasado marzo por parte de la UCM».