INMERSIÓN LINGÜÍSTICA

El PP de Alicante recaba alegaciones para frenar el decreto que «impone el valenciano» en las aulas

La «tramitación exprés» de la nueva normativa trata de dificultar que sea rebatido en las Cortes Valencianas, según Juan de Dios Navarro

Dirigentes autonómicos y provinciales del PP en Alicante
Dirigentes autonómicos y provinciales del PP en Alicante - JUAN CARLOS SOLER

El Partido Popular de Alicante recaba alegaciones de los municipios para rebatir el procedimiento de ‘tramitación exprés’ del decreto que impone el valenciano en la escuela. Un procedimiento que limita a 7 días la presentación de esas alegaciones que, además, sólo podrán llevarse a cabo en papel y a través de registro.

Así, lo ha manifestado hoy el vicesecretario general de Economía y Política Social de los Populares alicantinos, Juan de Dios Navarro, quien ha manifestado que la Comisión de Educación del PP Provincia de Alicante ultima ya los preparativos de una reunión para trasladar al Grupo Popular en les Corts Valencianes la documentación que la citada Comisión está recogiendo.

“Puig, Oltra y Marzà nos obligan a correr mucho más de lo deseado para formular las alegaciones. Restringen la información, acortan plazos y limitan la presentación de los documentos”, ha destacado.

“Este desquiciante procedimiento de tramitación obedece a que Marzà no quiere que haya alegaciones, porque carece de argumentos serios, rigurosos y entendibles para defender lo que él mismo ha firmado, que es imponer el valenciano. Puig, Oltra y Marzà saben que la mayoría de la sociedad no comparte el decreto ni su finalidad”.

«Desigualdad»

Navarro ha dicho que “el decreto de pluringüismo supone de facto la imposición del valenciano en la escuela, la desigualdad de oportunidades entre quienes estudien en valenciano y los que decidan hacerlo en castellano y cercena por este motivo las posibilidades futuras a la hora de elegir una carrera universitaria”.

A su juicio, "el aprendizaje del inglés no se utiliza como una herramienta de futuro, si no que condiciona ese futuro: los centros que decidan dar un mayor peso al valenciano tendrán ventaja a la hora de certificar los conocimientos en lengua extranjera”

Entre otras consecuencias directas para las familias, el decreto tal cual supone que las cartas a madres y padres, las escuelas de padres y madres, las comunicaciones de los docentes con los alumnos y las de los propios centros con la Administración serán en valenciano.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios