Nueva sede del Banco Sabadell, en la avenida Óscar Esplá de Alicante
Nueva sede del Banco Sabadell, en la avenida Óscar Esplá de Alicante - JUAN CARLOS SOLER
Impuestos

El Banco Sabadell tributará más de 30 millones de euros al año en Alicante con su volumen actual

El traslado del cuarto banco español deriva un flujo de fondos creciente tras la absorción del británico TSB en su balance fiscal de 2015

ALICANTEActualizado:

El cuarto mayor banco de España, el Banco Sabadell, tributará más de 30 millones de euros al año en Alicante y la Comunidad Valenciana después de haber aprobado este jueves el traslado de su sede fiscal a esta ciudad, con el volumen actual de beneficios que ha generado en los dos últimos ejercicios.

Fuentes de la entidad han explicado que «en la práctica todo seguirá igual», ya que la entidad mantendrá sus servicios centrales en Cataluña, aunque los impuestos los pagará en Alicante. A escala local, el Impuesto de Actividades Económicas (IAE), aunque su pago del Impuesto de Sociedades también repercutirá indirectamente en este territorio por la financiación que Hacienda destina en función de la generación de riqueza.

Como referencia de cuál puede ser el flujo de fondos que seguirán llegando a las arcas del Estado -aunque ahora desde Alicante en lugar de Sabadell- el banco pagó 32,5 millones al fisco en 2015, si bien en ese ejercicio pudo deducirse un buen pico por la adquisición de la entidad británica Lloyds TSB.

En 2016, su resultado fue similar, con 710,4 millones de euros de beneficio atribuido, un 0,3% más que el año anterior, aunque ya sin la ventaja de repercutir la citada compra en el Reino Unido.

La nueva sede del Sabadell está ubicada en la avenida Óscar Esplá de Alicante, donde el Sabadell ya tiene un edificio corporativo, antigua central de la Caja Mediterráneo, y desde su absorción, uno de sus principales centros operativos fuera de Cataluña.

Expansión internacional

La estrategia de expansión de la entidad presidida por Josep Oliu hace prever un crecimiento de su negocio, que ya tiene un 30% fuera de las fronteras españolas, lo que podría beneficiar a Alicante como sede fiscal.

De entrada, se ha producido un cambio de tendencia, ya que la entidad había sufrido especialmente en bolsa varias jornadas, especialmente desde el referéndum ilegal del pasado domingo, y este jueves, tras conocerse su intención de llevarse la sede fuera de Cataluña, su cotización se ha disparado en los mercados con una subida del 6,16%.

La decisión garantizará que la entidad siga estando bajo el paraguas regulatorio del Banco Central Europeo (BCE) en caso de secesión, garantizando así los intereses de accionistas, clientes y empleados dentro de cualquier escenario.

Oportunidades empresariales

El empresariado alicantino considera que la decisión del Banco Sabadell de trasladar su sede social a Alicante puede abrir nuevas oportunidades de inversiones para este territorio, dado que la proximidad de los órganos de decisión de esta entidad puede pesar en la toma de decisiones.

El presidente de la Confederación Empresarial de la Provincia de Alicante (Coepa), Francisco Gómez, ha manifestado a Efe que es «bastante optimista» sobre que la entidad pueda aumentar sus inversiones en esta provincia y en la Comunidad Valenciana.

«Es bueno para las empresas y para la provincia en general porque nos pone en el mapa financiero español, y porque lo que perdimos con el fin de la CAM, la cercanía con los órganos ejecutivos de una entidad bancaria, se puede recuperar», ha comentado el presidente de la Cámara de Comercio de Alicante, Juan Riera.