El embalse de Villameca, uno de los más afectados por la sequía
El embalse de Villameca, uno de los más afectados por la sequía - ICAL
Sequía

Rebajan los caudales ecológicos para garantizar el abastecimiento de agua en cuatro ciudades

León, Valladolid, Palencia y Astorga son los municipios a los que afectará esta medida

ValladolidActualizado:

El caudal ecológico del Tuerto, que suministra a la localidad leonesa de Astorga, y los del Carrión y Órbigo, de los que dependen Palencia, la localidad vallisoletana de Medina de Rioseco y medio Valladolid se reducirán para asegurar el consumo humano, y en León se priorizará el abastecimiento desde el Porma.

Así lo ha acordado este viernes la Comisión Permanente de la Sequía de la Cuenca del Duero en la reunión en la que ha analizado la reducción del caudal en los casos en los que las escasas reservas de los embalses puedan comprometer a corto plazo, si no se registran lluvias, el abastecimiento humano en Palencia, Valladolid, León y Astorga.

A través de un comunicado, la Confederación Hidrográfica del Duero ha recordado que Astorga, con unos 11.000 habitantes y un consumo medio estimado de 30 litros por segundo, se abastece del embalse de Villameca, en el río Tuerto, que en la actualidad acumula tan solo 2,6 hectómetros cúbicos y apenas registra entradas.

Además, el bajo volumen provoca que el agua tenga una calidad deficiente, por lo que la comisión de la sequía ha decidido disminuir el desembalse desde este mes al caudal demandado por la ciudad de Astorga. La medida se completa con una reducción del caudal ecológico del Tuerto hasta alcanzar los 60 litros por segundo, de manera que el abastecimiento quedaría garantizado al menos hasta febrero incluso si no se produjeran lluvias, según las mismas fuentes.

Además, de no llover de forma copiosa en los próximos meses se puede reproducir la situación en los embalses con menor volumen de agua embalsada, como el Órbigo, Carrión y el Pisuega-Bajo Duero. Por ello, para el Carrión -que suministra a Palencia, Medina de Rioseco y parte de Valladolid-, se van a reajustar los caudales ecológicos de 2,5 metros cúbicos por segundo a 2; mientras que los tres embalses del Pisuerga no tienen situación acuciantes, por lo que hasta noviembre no se analizará si se reduce el caudal a partir de diciembre para asegurar el abastecimiento de la otra mitad de Valladolid.

En cuanto al Órbigo, con 16 hectómetros cúbicos de reserva en Barrios de Luna, la Comisión de la Sequía ha acordado reducir su caudal ecológico en circulación desde los 3,2 metros cúbicos actuales hasta los 2,5.

Y como la capital leonesa se abastece parcialmente de este río, el Ayuntamiento deberá priorizar el caudal de agua captado por su Estación de Tratamiento de Agua Potable desde el río Porma, para hacer frente a esta contingencia del Órbigo mientras no haya precipitaciones significativas que incrementen el volumen del citado embalse.

En cuanto a las peticiones de riegos adicionales, se autorizarán en los casos en las que no se haya agotado la dotación asignada y no reste agua de los canales ecológicos, por lo que no podrá aplicarse en los anteriores sistemas, según las fuentes.