Miembros del comité de empresa de Garoña, en la tribuna de las Cortes, durante el pleno mientras interviene la popular Irene Cortés
Miembros del comité de empresa de Garoña, en la tribuna de las Cortes, durante el pleno mientras interviene la popular Irene Cortés - EFE
Sociedad

El PP se queda solo en su defensa de la reapertura de Garoña

Toda la oposición en las Cortes aboga por el cierre definitivo de la central nuclear burgalesa

ValladolidActualizado:

Únicamente el Partido Popular ha respaldado hoy en el pleno de las Cortes de Castilla y León que Santa María de Garoña pueda reabrir y reengancharse a la red. Lo ha hecho con su «no» a la iniciativa presentada por Grupo Parlamentario Socialista que, entre otros, puntos pedía que la Junta instase al Ministerio de Energía que adopte las medidas necesarias «para impedir la reapertura» de la central nuclear burgalesa. Una planteamiento que sí ha contado con el respaldo del resto de grupos de la oposición (Podemos, Ciudadanos y Mixto), pero dado el empate a votos no ha salido adelante.

Tres son los argumentos ha defendido la socialista Virginia Jiménez para reclamar el cierre definitivo de la planta, desenganchada de la red desde diciembre de 2012. «Anteponemos siempre la saludo y la seguridad de las personas a los intereses económico», ha recalcado, aunque también ha destacado la «importancia» de mantener el tejido empresarial, eso sí, ha matizado, «no a cualquier precio». La apuesta por las renovables, en la que han coincidido todos los grupos, y el hecho de que Garoña haya cumplido ya los 40 años de vida útil para los que fue concebida sustentaron también sus argumentos «en contra».

Además, la socialista también cuesionó que el informe favorable del CSN (Consejo de Seguridad Nuclear) para que Garoña pueda continuar operativa supone «un traje a medida» del Gobierno que «abre» el «peligroso» camino a que otras nucleares también puedan prolongar su vida.

«Están cercenando el futuro de mil familias», ha criticado la popular Irene Cortes, con los representantes del comité de empresa de la nuclear en la tribuna de invitados. Además, ha criticado los cambios de opinión de los socialistas en esta materia, sobre todo los de la zona en la que se ubica la central, que hace unos años apoyaban su continuidad si era segura.

«Este país no puede obviar» la energía nuclear en el mix energético, ha subrayado Irene Cortés, quien ha alertado del incremento del precio de la luz que supondría el cierre anticipado de las centrales que hay operativa.

El resto de grupos de la oposición también se han mostrado en contra de la reapertura de nuclear enclavada en el Valle de Tobalina. «Garoña no se va a abrir porque no es viable económicamente», ha augurado el procurador de Podemos Félix Díez, quien ha incidido en su apuesta de «ir cerrando progresivamente» estas térmicas.

«¿Por qué tenemos que abrir una central pequeña y desfasada?», se ha preguntado David Castaño, de Ciudadanos, cuyo grupo también ha apoyado que se pieda el cierre. «No tiene viabilidad alguna», ha recalcado José Sarrión (IU-Equo) en un debate en el que todos los grupos sí se han mostrado partidarios de que se impulse un plan de estado de la energía.