María Josefa García Cirac y Antonio Colinas, ayer en La Bañeza
María Josefa García Cirac y Antonio Colinas, ayer en La Bañeza - ICAL
Cultura

Un espacio albergará y difundirá en La Bañeza el legado de Antonio Colinas

Junta, Diputación y Ayuntamiento se unen para crear «La Casa de la Poesía»

LeónActualizado:

Tres administraciones, la Junta de Castilla y León, la Diputación de León y el Ayuntamiento de La Bañeza, cooperarán con el fin de que el legado de Antonio Colinas sea conservado adecuadamente. Mediante un protocolo suscrito ayer crearán y promocionarán la «Casa de la Poesía (Fondo cultural Antonio Colinas)», un espacio que estará ubicado en la segunda planta del inmueble modernista conocido como «Casa de Doña Josefina», en La Bañeza.

La «Casa de la Poesía», según destacaron desde la Junta, «aspira a ser un lugar de estudio de la obra del poeta, un centro que conservará para futuras generaciones su obra universal y un punto de encuentro para los especialistas y cuantos quieran acercarse a la poesía, pero dada la dimensión del poeta y su obra, pretende ser también un lugar de pedagogía y enseñanza».

Con el fin de garantizar su conservación, protección, acceso y difusión, Antonio Colinas cedió su archivo personal y biblioteca a La Bañeza, su localidad natal, un gesto que alabó la consejera de Cultura y Turismo de la Junta, María Josefa García Cirac, que señaló que su legado «no podría estar mejor en ningún otro sitio que en su propia ciudad, en su tierra, donde su obra hunde sus raíces». García Cirac, quien definió al Premio Castilla y León de las Letras en 1998 como «el poeta vivo más importante de la Comunidad», valoró que con esta iniciativa no solo se enriquezca el patrimonio cultural de Castilla y León, sino que, además, se esté contribuyendo a que, también desde el ámbito de la cultura, se pueda «hacer Comunidad y proyectar nuestros mejores valores tanto dentro como fuera de nuestras fronteras».

Digitalización

Además, la consejera de Cultura y Turismo tendió la mano de la Junta al desarrollo de este proyecto por considerar necesario «que los archivos de nuestros creadores pasen a formar parte del acervo común de todos los castellano y leoneses» y recordó que desde la administración autonómica también se respaldan iniciativas que van en una línea similar. Es el caso de la colaboración activa que está teniendo en la recuperación de los fondos literarios de diversos autores a través de la Fundación Jorge Guillén o su apoyo al proyecto de la Biblioteca Virtual Carmen Martín Gaite, presentado en 2017.

El protocolo suscrito ayer define la implicación de cada una de las administraciones y los compromisos que adquieren con la «Casa de la Poesía». En el caso de la Junta de Castilla y León, su papel será el de impulsar las actuaciones necesarias para organizar, describir e inventariar los fondos documentales y bibliográficos, así como las condiciones físicas de almacenamiento y exposición de cara a su puesta a disposición pública. Además, la Consejería de Cultura y Turismo digitalizará su archivo personal para que esté al alcance de cualquier persona en cualquier lugar.

Por su parte, la Diputación de León acudió al afirma, será la encargada del amueblamiento de la sede, así como de la difusión de sus fondos y actividades. Y el Ayuntamiento bañezano se ocupará de promover una mejora en la accesibilidad, instalaciones y distribución del inmueble, además de potenciar su rehabilitación y sus accesos. Del mismo modo, colaborará en el acceso, consulta y difusión de los fondos allí custodiados.

En la firma de este protocolo par la conservación del legado del poeta estuvieron presentes, además de la consejera de Cultura y Turismo de la Junta de Castilla y León, el presidente de la Diputación de León, Juan Martínez Majo, el alcalde de La Bañeza, José Miguel Palazuelo, y el poeta, quien quiso conocer los detalles del futuro espacio en el que su archivo personal y biblioteca serán conservados.