PREMIOS FEDETO

Madruga: «Estamos mal educados y hay incultura respecto a lo que es el empresario»

En una entrevista con ABC, el secretario general de la patronal toledana defiende a sus asociados: «El empresario es el que más impuestos paga, el que está sosteniendo la caja de la Seguridad Social y sobre él revierte todo, en especial lo negativo»

Manuel Madruga posa en la sede de Fedeto en Toledo, con el barrio de Santa Teresa al fondo
Manuel Madruga posa en la sede de Fedeto en Toledo, con el barrio de Santa Teresa al fondo - LUNA REVENGA
J. A. PÉREZ Toledo - Actualizado: Guardado en:

Manuel Madruga (1971) es licenciado en Derecho y llegó a la Federación Empresarial Toledana (Fedeto) en 1997 para trabajar como abogado. En 2008 le eligieron secretario general de una federación que agrupa a 18.000 empresarios de la provincia, que a su vez se agrupan en 72 de asociaciones. Madruga dice que con la crisis los empresarios «nos han necesitado mucho» y cree que en la patronal «hemos hecho un buen papel», por lo que está «moderadamente satisfecho». Este sábado, Fedeto entrega sus premios anuales en una gala en el hotel Beatriz de Toledo.

—En los premios de este año hay dos novedades: los galardonados suben de 15 a 20 y, además, se distingue entre los empresarios con más de 25 años de trayectoria y los que tienen menos de diez. ¿Por qué?

—Para Fedeto, el acto de entrega de los premios no solo es el más emblemático del año, también es el más emotivo. Por una razón: se está reconociendo la labor de tus compañeros, que se están dejando la vida diariamente en su proyecto empresarial. Para mí ha sido muy emocionante hablar con cada uno de los premiados.

—El lema de los premios es «Resistiré». ¿Frente a qué tienen que luchar los empresarios?

—El lema es «Orgullosos de nuestras generaciones empresariales». Un segundo lema es «Resistiré», aprovechando que viene el Dúo Dinámico a cantar. El empresariado es el sector social más hiperregulado del país: el empresario es el que más impuestos paga, el que está sosteniendo la caja de la Seguridad Social y sobre él revierte todo, en especial lo negativo. El «Resistiré» es porque, frente a viento y marea, el empresario sigue adelante. Aquí no hablamos de empresas del Ibex, sino de pequeños y medianos empresarios que se dejan la piel por sacar su negocio adelante.

—Mi sensanción es que en España ser empresario está mal visto. No sé si lo comparte pero, en cualquier caso, ¿a qué se debe?

«El empresario es el que más impuestos paga, el que sostiene la Seguridad Social y sobre él revierte lo negativo»

—Dentro del tejido empresarial hay de todo. Un mal ejemplo (de empresario) hace mucho más daño que uno bueno. Nosotros vamos a galardonar a 20 personas que son un ejemplo. Lamentablemente, mañana se producirá cualquier ejemplo negativo y ese será el que salga en los medios de comunicación. ¿Que si los empresarios estamos mal vistos por la sociedad? Sí, sí, no es que estemos mal vistos, que lo estamos, es que no se nos pone en nuestro lugar. Un empresario crea puestos de trabajo y genera riqueza, pero, lamentablemente, en este país al empresario se le coloca en una situación no admirable por una lucha de fuerzas políticas que se han empecinado en determinar que el empresario debe ser de derechas y el trabajador de izquierdas.

Entre los que vamos a premiar, hay un señor, Cipriano Lorenzo, de Camar, que empezó con 200 gallinas, llevándolas en bicicleta y pasando hambre. Hoy tiene dos millones de gallinas, pero ¿cómo luchó? Ese es un verdadero ejemplo de empresario. Estamos bastante mal educados y hay incultura respecto a lo que es el empresario. La sociedad debería ser consciente de que quiénes les están sacando de la crisis no es la administración pública ni el gobierno de turno, sino los empresarios.

—En relación con el resto de España, ¿en Castilla-La Mancha es fácil o difícil emprende?

—La mayoría de las normativas con respecto a la creación de empresas son de carácter estatal y en España es difícil emprender, desarrollarse y llegar a tener éxito. En EEUU, una persona monta una empresa hoy y empieza a tirar, y no tiene excesivos problemas burocráticos. Que sin abrir la llave de la puerta del negocio ya estés pagando, sucede en España y en pocos países más.

—Parece que ya todo el mundo acepta que se ha salido de la crisis. ¿Ha sido muy grande el precio que se ha pagado? Lo digo sobre todo por los salarios, porque ahora se cobra bastante menos que hace unos años por desarrollar el mismo trabajo

—En España están los sectores que ya han salido de la crisis, aunque todavía no están de fiesta, y los que todavía no. Entre los que han salido están el sector industrial y dentro de él, y en esta provincia, el agroalimentario. ¿Por qué? Porque rápidamente comprendió que la demanda interna se paralizaba y optó por exportar. Sin embargo, el comercio lo está pasando mal. Hay dos velocidades de salida de la crisis, lamentablemente seguimos teniendo una tasa de paro del 20% y la demanda interna sigue estando muy parada, aunque estamos en el buen camino. ¿A qué precio? Pues ha habido 500.000 empresas que se han tenido que morir en este país.

En cuanto a los salarios, normalmente cuando hay una situación de bonanza económica, las empresas pagan por encima del convenio. Cuando la situación está mal, no lo pueden hacer. Ahora, cuando parece que estamos saliendo de la crisis, los sindicatos se descuelgan diciendo que la subida salarial tiene que estar entre el 1,5 y el 3%. Si están pensando en las empresas del Ibex, como si es un 17%; ahora bien, si estamos hablando de un negocio pequeño, me imagino que a los empresarios se les enciende el pelo. La situación ha sido tan complicada que aún hay muchos que están haciendo frente a deudas financieras.

Madruga, en su despacho con el galardón que se entregará a los 20 premiados
Madruga, en su despacho con el galardón que se entregará a los 20 premiados- LUNA REVENGA

—¿Qué valoración hace del Gobierno regional de García-Page con respecto al anterior de Cospedal?

Sobre el Gobierno regional: «Hay mucho diálogo social y muchas puestas en escena de convenios. Hay que ver que todo eso se materialice»

—Se ha centrado mucho en el diálogo social, ha hecho muchas apuestas y muchas puestas en escena de convenios con los empresarios y los sindicatos. Ahora hay que ver que todo eso se materialice. No hace mucho se firmó el pacto por la regeneración económica y otro que tenía que ver con la simplificación administrativa, y lo que hace falta es que se pongan en marcha. Estoy menos de acuerdo en que cuando se hace un plan de empleo, el 75% del dinero vaya a los ayuntamientos, demostrándose que no es eficaz, y no a las empresas, que estoy seguro de que podrían haber generado empleo. El Gobierno se está comportando de una manera normal. Respecto al Gobierno anterior, heredó una situación muy complicada, con un déficit muy elevado que acabó corrigiendo en un tiempo récord y le tocó gobernar «miseria». Se habla mucho de los recortes, pero muchos de los cuales eran necesarios.

—Hace poco Fedeto presentó a las administraciones 258 medidas urgentes para aplicar en Talavera de la Reina. ¿Cree que la ciudad iría mejor si se escuchase más a los empresarios?

Sobre Talavera: «Hemos propuesto un plan a las administraciones. ¿Nos han hecho caso? Aún no conozco ninguna solución»

—Absolutamente de acuerdo, (la situación actual) es por no escuchar a los empresarios y a la ciudadanía. Talavera ha tenido un abandono de determinados sectores económicos que le hubieran venido muy bien. Creció en el sector servicios, pero se olvidó del primario y, sobre todo, del secundario, de tener fábricas. Fedeto ha propuesto un plan a las administraciones. Las 258 medidas que les hemos trasladado son copiadas de lo que se ha hecho en otros territorios. ¿Nos han hecho caso? Llevamos un año y aún no conozco ninguna solución. O a Talavera la tratamos con discriminación positiva o se nos muere.

—De Toledo siempre se ha dicho que la ciudad «se vende sola». ¿Está de acuerdo o cree que aún se podría potenciar más el turismo?

Sobre Toledo: «La ciudad nunca se ha vendido bien. El potencial que tiene se podría vender muchísimo mejor»

—Un empresario que piense que su empresa se vende sola porque tiene muy buenos productos está abocado a morir. Es un error. A los que no se tiene que «vender» Toledo es a los toledanos. La ciudad hay que venderla y no solamente en Fitur, sino a todo tipo de agentes que se dedican al turismo. Toledo no se vende sola. ¿Qué ha pasado? Recientemente, hemos tenido el Año Greco y eso nos dio una proyección internacional muy grande. Por aquello vino mucha gente y sigue viniendo. Anteriormente estuvo Carolus, pero ha habido momentos en los que la ciudad estaba vacía.

Soy de los que piensa que la ciudad nunca se ha vendido bien. El potencial que tiene Toledo se podría vender muchísimo mejor, lo que no quiere decir que las iniciativas que se están adoptando, por ejemplo el Ayuntamiento con la Capitalidad Gastronómica, no hayan sido un éxito.

—El resto de la provincia siempre se ha basado, fundamentalmente, en la construcción, ¿con la crisis se ha aprovechado para cambiar el modelo productivo?

—El modelo productivo no lo cambia un Gobierno por mucho que quiera, se cambia en función del mercado. Para nosotros ha sido muy doloroso que la mayoría de la gente que estaba en la construcción, no estaba de verdad cualificada. Esta provincia tiene sectores muy importantes, y uno de ellos fue la construcción. Creo que esta provincia ha tenido capacidad de reacción. Somos los principales productores de tejas y ladrillos de España, de puertas… lo que pasa es que nos pasamos de frenada y, de aquellos polvos, estos lodos.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios