Empleada de Opel con una pancarta contra los recortes salariales planteados por la compañía
Empleada de Opel con una pancarta contra los recortes salariales planteados por la compañía - Fabián Simón
Empresas

Lambán media de urgencia entre Opel y sindicatos para salvar la mayor fábrica de Aragón

Los trabajadores se movilizan tras el anuncio de traslado de producción realizado por la compañía

ZaragozaActualizado:

El presidente del Gobierno aragonés, Javier Lambán (PSOE), confía en que la dirección de Opel y los sindicatos de la factoría de Figueruelas (Zaragoza) acerquen posturas, retomen el diálogo que ha saltado por los aires en los últimos días y despejen la negra incertidumbre que ha empezado a planear sobre el futuro de la mayor factoría de Aragón. De entrada, los sindicatos han tendido la mano a la compañía, al mostrarse abierto a aceptar sacrificios salariales si los dueños franceses de Opel (PSA) se comprometen a garantizar el futuro indsutrial en Figueruelas.

Lambán se ha decidido a mediar de urgencia ante la ruptura de las negociaciones que se ha producido entre los representantes sindicales la dirección de Opel, perteneciente a la multinacional francesa PSA. Ha sido una ruptura abrupta, tras un par de meses de tensas negociaciones en torno al nuevo convenio colectivo de la fábrica.

Los nuevos dueños franceses de Opel, que tomaron las riendas de la fábrica el pasado 1 de octubre, insisten en que el futuro de la planta zaragozana pasa por volver a los beneficios, por mejorar su competitividad. Y subrayan que eso hace imprescindible reducir costes, para lo que han planteado -entre otras medidas- tres años de congelación salarial y varios años más de subidas por debajo del IPC, así como otros recortes que inciden directamente en las nóminas de los empleados.

Los trabajadores se concentraron este jueves a las puertas de la fábrica de Opel para protestar contra las pretensiones de la empresa
Los trabajadores se concentraron este jueves a las puertas de la fábrica de Opel para protestar contra las pretensiones de la empresa - Fabián Simón

Los sindicatos decidieron suspender las negociaciones como medida de presión, y la empresa contestó horas después con un órdago que ha hecho disparar las alarmas en medios políticos y económicos de la región: planea llevarse a otra fábrica la producción del modelo Corsa, el «buque insignia» de la planta de Figueruelas desde su inauguración, en 1982, y suspende las inversiones que había previsto en la factoría.

Más de 8.000 empleos están en viloen una región en la que Opel es un pilar esencial de su tejido industrial y el mayor foco laboral de la región.

El presidente Lambán ha reunido a empresa y sindicatos para reconducir la situación y frenar una fuga de inversiones y de producción que sería un mazazo para la recuperación económica en la que está inmersa en estos momentos la economía aragonesa.

Mientras tanto, los trabajadores protagonizaron en la mañana de este jueves las primeras movilizaciones de protesta en las instalaciones de Opel de Figueruelas, apenas 24 horas después del crítico anuncio realizado por la dirección de la compañía.