ABC

Opel suspende la fabricación del nuevo Corsa y paraliza las inversiones en Figueruelas

La compañía alemana ha comunicado este miércoles a los representantes de los trabajadores que va a buscar un nuevo emplazamiento

ZaragozaActualizado:

Opel ha comunicado este miércoles a los representantes de los trabajadores que se va a paralizar el proyecto del nuevo Corsa para la factoría de Figueruelas y que va a buscar un nuevo emplazamiento. «La dirección nos ha trasladado la decisión unilateral que han tomado, respecto a la negociación en la planta de Figueruelas y la afección en las inversiones, con unas consecuencias graves para la plantilla y la industria de Aragón», ha indicado el comité en un comunicado.

La última propuesta de la dirección de PSA-Opel contempla una congelación salarial en los tres primeros años y un incremento de un 50% respecto al Índice de Precios de Consumo (IPC) en los dos siguientes; la reducción un 50 % de la paga variable que perciben los trabajadores, la supresión del plus por calendario especial y la disminución de un 10% de los complementos por nocturnidad y festivos.

Estas medidas se han adoptado después de que el pasado martes los representantes de los trabajadores decidieran suspender las negociaciones del nuevo convenio colectivo. Según fuentes de la dirección de Opel consultadas por ABC, la situación actual es complicad ya que «los nuevos propietarios piden un plan de viabilidad que debería haber sido presentado hace ya dos meses» con el cual realizar las inversiones necesarias para garantizar un futuro viable de la fábrica y de la marca. Pese a todo matizan que «suspender no significa cancelar», y aseguran que desde la dirección se gestionarán «los impactos de estas medidas de la forma más racional y eficiente posible». Opel –que PSA adquirió en marzo de 2017 al fabricante estadounidense General Motors– sólo invertirá en proyectos que tengan rentabilidad económica y conlleven acuerdos de competitividad con una reducción de los costes de inversión y fabricación.

Ante la amenaza que supone para la fábrica el bloqueo del conflicto laboral, el Gobierno aragonés ha hecho un llamamiento a las dos partes para alcanzar un acuerdo. Mientras, y como primera medida, el comité de empresa ha convocado este jueves, día 25 de enero, a todos los trabajadores del turno de mañana y central a una concentración a la «hora del bocadillo», a las 9.35 horas, para trasladar a la dirección su rechazo y malestar con la decisión tomada, ha indicado la presidenta del comité, Sara Martín.

«No podemos compartir ni aceptar esta decisión unilateral. La decisión tomada por unanimidad en el comité de empresa fue de suspender que no romper unas negociaciones en las que la empresa sólo quiere hablar de sus propuestas. Esa suspensión está condicionada a que la dirección acepte los condicionantes que todos conocemos y que incluye sobre todo un plan industrial para las dos líneas y los tres turnos», han indicado desde el comité de empresa de Opel España.