España

«Santander lo es todo para mí»

Iñigo de la Serna afronta el nuevo cargo como ministro de Fomento «feliz» y dispuesto al diálogo y a la negociación

El ya exalcalde de Santander, Íñigo de la Serna, se ha despedido de la que ha sido su casa durante 9 años
El ya exalcalde de Santander, Íñigo de la Serna, se ha despedido de la que ha sido su casa durante 9 años - EFE
ROCÍO FERNÁNDEZ ORTIZ Santander - Actualizado: Guardado en:

Acompañado de sus hasta ahora compañeros de gobierno en Santander y visiblemente emocionado. Así se ha despedido el ya exalcalde y flamante ministro de Fomento de la que durante trece años ha sido su «casa», los últimos nueve con el bastón de mando entre las manos. Iñigo de la Serna ha hecho un alto en su recién estrenada nueva trayectoria para volver a la capital cántabra, a decir adiós tras su apresurado nombramiento -recibió la llamada de Mariano Rajoy «pocas horas» antes de hacerse pública la composición del nuevo Gobierno-. Y ha aprovechado el acto celebrado este sábado en el Ayuntamiento para dar las gracias, a concejales y vecinos.

A los primeros por su labor, y a los segundos por haberle dado la oportunidad de dirigir desde 2007 una «ciudad que lo es todo para mí», y «la más extraordinaria» de España. «Siento absoluta devoción por Santander y esté donde esté y tenga la responsabilidad que tenga, les puedo asegurar que la voy a llevar en el corazón siempre».

De la Serna, que con 36 años se convirtió en el alcalde más joven de una capital de provincia en la historia de nuestro país, afronta ahora, con 45 años y «feliz», una nueva andadura en el ámbito nacional que le ha generado «sentimientos encontrados», porque supone también el punto y final a una etapa que ha sido igualmente «enormemente feliz». «Ser alcalde es lo más grande que me ha sucedido nunca en mi carrera política», ha confesado. Y sus «muchos errores» y «algún acierto» durante todos estos años han sido siempre fruto de «la dedicación y esfuerzo, y absoluta honestidad y honradez» con que ha trabajado al frente del Consistorio.

Diálogo y negociación

Con lágrimas en los ojos, el dirigente popular ha agradecido a los ciudadanos todo lo que ha vivido a lo largo de casi una década. «Gracias a todos los santanderinos. Ha sido maravilloso», ha expresado. «Los santanderinos me han dado mucho más de lo que yo he sido capaz de darles a ellos», ha añadido.

Sobre su sucesión en el Consistorio, De la Serna ha declinado dar nombres, al ser un asunto que compete al grupo municipal popular, del que él ya no forma parte. Todo apunta a que la vacante que deja -y que previsiblemente se conocerá la próxima semana- será ocupada por uno de sus más estrechos colaboradores, además de amigos personales. Los tres nombres que más suenan para el cargo son César Díaz, concejal de Infraestructuras; Ana González Pescador, de Economía; y Gema Igual, edil de Turismo, su 'brazo derecho' y número 'dos', de la que de la Serna se ha despedido con un efusivo abrazo. Pero, sea quien sea el próximo alcalde o alcaldesa, «los santanderinos estarán en las mejores manos», ha asegurado.

Y de su nueva etapa, el dirigente del PP e ingeniero de caminos, canales y puertos de profesión, ha afirmado que supone para él «un honor enorme». Asume el puesto con responsabilidad, consciente de que tiene un arduo trabajo por delante y que debe afrontar, además, muchos temas pendientes de manera urgente. Lo que también tiene claro Iñigo de la Serna es que quiere que el diálogo y la negociación sean «sellos de identidad» de su paso por Fomento.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios