España

Rajoy da tiempo al PSOE pero quiere evitar elecciones

El presidente insiste: ir a elecciones sería un «disparate». «El problema no lo tenemos nosotros, lo tiene el PSOE, que está roto», advierten en La Moncloa

Vídeo: Rajoy descarta nuevas exigencias al PSOE - FOTO: FRANCIS SILVA

El silencio de Mariano Rajoy, muy medido y escrupuloso en plena crisis socialista, se rompió ayer de manera puntual, para hacer frente a las «especulaciones» sobre su posible investidura. El presidente en funciones subrayó que no pondrá ninguna condición al PSOE si este decide abstenerse y dejó claro que su intención es formar Gobierno lo antes posible, porque volver a las urnas por tercera vez en un año sería un «gran disparate».

La última vez que Rajoy habló fue el lunes 26, al día siguiente de las elecciones autonómicas gallegas y vascas. Desde entonces guardó silencio y ordenó a los suyos que no se inmiscuyeran en el debate del PSOE. Ayer tampoco tenía previsto hacer declaraciones en Torremolinos, donde inauguró el Congreso Jurídico de la Abogacía, pero el ruido sobre su supuesto interés de poner las cosas difíciles al PSOE para llegar a unas terceras elecciones, en las que el PP saldría beneficiado, le llevó a comparecer ante los medios para intentar zanjar la polémica.

Rajoy subrayó que la prioridad es formar Gobierno, porque están en juego la recuperación económica y el empleo. Se mantiene a la espera de que su interlocutor, Javier Fernández, le transmita cuál es la decisión del PSOE ante una posible investidura, y si esta es la abstención, pondrá sobre la mesa las tres posibilidades que defiende desde diciembre: una gran coalición, un acuerdo sobre siete u ocho pactos de Estado o, si no, una abstención que permita al menos la formación del Ejecutivo. Tendrá que ser un proceso muy rápido, ya que el 31 de octubre se acaba el plazo para investir al presidente antes de una nueva convocatoria electoral.

«Yo no voy a pedir ninguna condición. He leído mucho, veo que se especula mucho, pero yo voy a hablar con el señor Fernández cuando él así lo desee y si lo desea, y lo único que le voy a decir es que se necesita un Gobierno de España rápidamente y que ir a elecciones otra vez es un gran disparate. Nos estamos jugando consolidar la recuperación económica y la creación de empleo», sostuvo el líder del PP.

Por el tono y el mensaje de Rajoy y su entorno quedó claro que su intención sigue siendo desbloquear la situación cuanto antes. La posibilidad de unas terceras elecciones sigue viva, y de hecho el PP ya ha registrado una Proposición de Ley para impedir que coincidan con el día de Navidad. «Pero el problema no lo tenemos nosotros, lo tiene el PSOE, que está roto», advierten fuentes próximas a Rajoy. «El PSC va por su cuenta y en algunas Comunidades el PSOE no parece dispuesto a aceptar una abstención», comentan.

Una solución al bloqueo

En la conversación que mantuvo el domingo pasado Rajoy con Javier Fernández, presidente de la gestora socialista, ambos coincidieron en la necesidad de buscar una solución al bloqueo, pero el político asturiano pidió tiempo. Tenía a la mitad del PSOE sublevado y necesitaba calmar los ánimos. «Mi interlocutor es Javier Fernández, porque es la persona elegida por el Partido Socialista, y en cuanto pueda tendré una conversación con él para ver cuál es el planteamiento de su partido. Todavía tenemos un tiempo, aunque no demasiado», señaló ayer Rajoy.

El calendario manda, y todo depende ahora de la convocatoria del Comité Federal del PSOE. Si hay investidura, tendría que ser, previsiblemente, en la última semana de octubre. Las fechas que manejan en Moncloa son los días 25, 26 y 28 de este mes. La participación de Rajoy en el Consejo Europeo de Bruselas, los días 20 y 21, es «obligada», según el Gobierno, pero su participación en la Cumbre Iberoamericana, el 28 y 29, está ahora mismo en el aire.

Rajoy no quiso entrar en valorar qué ocurriría si tras su investidura el PSOE bloqueara los Presupuestos. Recordó que solo haría falta su abstención, y no el voto a favor, pero en todo caso es un problema que llegaría después. «Lo urgente es que haya un Gobierno. España debe entrar en una etapa de normalidad», señaló. En Moncloa añaden que unos Presupuestos no se pactan en dos días, pero sí creen que lo lógico es que el PSOE «no se comporte como la CUP» y permita que la legislatura pueda ir adelante.

Durante su intervención en el Congreso de la Abogacía, Rajoy hizo una defensa de los consensos, que «nunca son una rendición; al contrario, son el éxito de todos». Un mensaje que podía trasladarse al debate político y su disposición a llegar a acuerdos.

Abstención técnica

El presidente de la gestora del PSOE, Javier Fernández, comenzó ayer a preparar el terreno para una abstención técnica si Rajoy decide someterse de nuevo a una investidura. En La Sexta la máxima autoridad de los socialistas dejó claro que los españoles no quieren terceras elecciones, y si su partido decide ir a esos comicios el PP podría mejorar su resultado. Una decisión que, según ha considerado, «sería estudiada en todas las facultades de Política». Se apoyó Fernández en «la evidencia empírica» que dejaron las elecciones de junio, y consideró que el PSOE debe preguntarse si quiere un PP «más fuerte, que haga políticas con mayoría absoluta, a cambio de convertirnos en una referencia ética». Aludía así al coste de mantener el «no» a Rajoy.

Fernández se mostró más favorable a que los socialistas opten por abstenerse en la investidura y dejen gobernar al PP, aunque hizo hincapié en que Rajoy no puede esperar nada más. Una vez que saliera elegido presidente, los socialistas pasarían «a la oposición». «En ningún caso el PSOE va a aportar estabilidad al PP», advirtió.

«El PSOE necesita apurar este tiempo (el plazo hasta la convocatoria de elecciones) para hacer el debate que no hicimos antes», defendió, aunque sí se comprometió a «comprimir» el proceso para que llegue a tiempo.

Al mismo tiempo, en el Parlamento andaluz, Susana Díaz atacaba a Rajoy por «no mover ni una pestaña» para lograr una «salida razonable» al bloqueo. «Es el colmo de la flojera y la vagancia», aseguró la presidenta autonómica.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios