España

Rajoy, sin rivales (de momento) en el congreso del PP

El presidente formaliza su candidatura a liderar el PP; ningún otro militante ha presentado avales hasta hoy. El plazo acaba el jueves

Mariano Rajoy presidió ayer la reunión de maitines en Génova
Mariano Rajoy presidió ayer la reunión de maitines en Génova - EFE

Como era esperado, el presidente del Gobierno y del PP, Mariano Rajoy, comunicó ayer lunes a la cúpula del partido que se presentará a la reelección en el XVIII Congreso Nacional, que se celebrará los días 10, 11 y 12 de febrero en la Caja Mágica de Madrid. Rajoy tiene de plazo hasta las 14 horas del jueves para registrar cien firmas de militantes populares que avalen su candidatura, requisito para poder aspirar a la presidencia popular. De momento ningún otro militante se ha postulado como alternativa a liderar el PP.

«No hemos detectado ningún movimiento por ahora», según confirman en Génova, donde se recuerda que ellos también tienen sus «primarias», ya que, en caso de proclamarse más de una candidatura válida –además de cien firmas se requiere estar al corriente de pago de la cuota de afiliado– se abriría una campaña de 18 días para elegir al candidato que irá al congreso y que necesita del apoyo, al menos, del 20% de los compromisarios. En cualquier caso, nadie duda de que Rajoy volverá ser proclamado presidente del PP por amplia mayoría, como ayer dejó claro su vicesecretario de Comunicación, Pablo Casado tras la reunión del comité de dirección. «Era previsible pero no deja de ser una buena noticia para el partido», aseguró Casado.

La única incógnita creada ahora en el partido del Gobierno es saber si la secretaria general y nueva ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, seguirá al frente de Génova, un puesto que ejerce desde 2008.

La dirección nacional insiste en defender su actual sistema de compromisarios o delegados que acuden al congreso en representación de los militantes de cada provincia y aseguran que ese modelo es «tan demóccatico» como el de las primarias o elección directa del líder por cada afiliado. Casdado recordó que los actuales estatutos del PP permiten que haya tantos compromisarios como afiliados en un congreso asambleario, como ya han celebrado Baleares, País Vasco o Navarra. De cualquier modo, la reflexión generalizada es que este modelo es apto para los cónclaves regionales, donde los afiliados se reducen –hasta 5.000 en el caso vasco–, pero no sería idóneo para un congreso nacional, donde estarían convocados a participar hasta 860.000, que son los militantes totales del PP, según los datos oficiales.

«Que no den lecciones»

Casado rechazó que otros partidos les den «lecciones de democracia interna» cuando, como el PSOE, han elegido por primarias a líderes a los que luego han echado y «cambiado las cerraduras» de sus despachos, en alusión al exsecretario general de los socialistas madrileños, Tomás Gómez, fulminado por Ferraz en febrero de 2015. Génova también desdeñó ayer en privado el modelo de primarias francesas, que ha dejado fuera de la lucha a liderar el partido conservador a Nicolás Sarkozy.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios