GOOGLE MAPS

Puigdemont alquila un chalé de 6 habitaciones en Waterloo

Esta localidad al sur de Bruselas es conocida por ser el enclave en el que comenzó el declive de Napoleón y su imperio

La nueva residencia de Puigdemont tiene una superficie de 550 metros cuadrados, seis habitaciones, tres baños y una sauna. Su precio, al mes, es de 4.400 euros

Actualizado:

«Le han traicionado. No me cuadra lo de los mensajes del móvil. En ERC no saben qué hacer para quitarse de encima a Puigdemont, que les ha ganado en las elecciones». Así se quejan de ERC en el PDECat, veinticuatro horas después de que se hicieran públicos los mensajes que Carles Puigdemont envió a Toni Comín reconociendo que el proceso independentista ha llegado a su fin. El malestar en las filas del PDECat es máximo y solo se resisten a expresarlo en público porque «acabaría con lo que quede del proceso». La situación dio una vuelta de tuerca ayer mismo con la noticia de que Puigdemont ha alquilado ya una vivienda en Bélgica, con la intencuión de permanecer en este país mientras pueda.

La tensión encubierta entre el PDECat, partido de Puigdemont que forma parte de la coalición electoral de Junts per Catalunya (JpC), y ERC se hace cada vez más evidente, pese a mantener intacto un objetivo común (hacerse con el control total de la Generalitat de Cataluña, una vez se retiren los efectos del artículo 155 de la Constitución). Ayer, Oriol Junqueras, Roger Torrent y Gabriel Rufián, los tres de ERC, enviaron mensajes en público para que el expresidente autonómico dé un paso al lado, pero fuentes cercanas a la dirección del PDECat indicaron a ABC que «si en ERC pretendían que los mensajes del móvil le apartarían de su idea de ser investido es que no conocen a Puigdemont». Es posible que los responsables de PDECat también hayan perdido el contacto real con el ex presidente, teniendo en cuenta que este podría haber decidido fijar su residencia en Bélgica, concretamente en la localidad e Waterloo, al sur de Bruselas. Un diario económico belga, generalmente bien informado, aseguraba ayer que el ahora diputado prófugo ha alquilado una espaciosa villa en uno de los sectores más cotizados de este emblemático lugar, famoso por la derrota de Napoleón.

Según el diario «L’Echo», que cita «fuentes seguras» , Puigdemont ha dejado de ser el huésped de un dirigente nacionalista flamenco para convertirse en el inquilino de una villa de la calle del Abogado de Waterloo que tiene unos 550m² y consta de seis habitaciones, tres cuartos de baño, una sauna, y un garaje en el que caben cuatro coches, con un jardín de diez áreas. Todo por la bagatela de 4.400 euros al mes. El contrato ha sido firmado ya a nombre de su amigo y consejero, Josep Maria Matamala Alsina.

Fue Junqueras el que ayer echó más leña al fuego de la tensión entre el PDECat y ERC con sus respuestas a una entrevista para el digital «Diario16.com». El líder de ERC reiteró que debido a las circunstancias reales lo lógico sería que se combinara «una presidencia legítima, aunque simbólica, con una ejecutiva». De esta manera, Junqueras anima a Puigdemont –sin citarlo– para que permita a JpC presentar otro candidato a la presidencia de la Generalitat, que no esté en una situación judicial que le impida ejercer sus funciones si sale elegido. En esta línea, el presidente del Parlamento de Cataluña, Roger Torrent, quien mantiene en público su propuesta de candidato en Puigdemont, pidió a JpC, ERC y la CUP, en declaraciones a la Sexta y a Rac1, que sean generosos, y dejó un mensaje muy claro para los de Puigdemont y los antisistema: hay que encontrar una «solución política» que «permita garantizar una investidura que efectivamente conlleve la toma de posesión, un gobierno y que este gobierno pueda gobernar».

Sin embargo, el enfado con ERC en las filas del PDECat es máximo. Un sector del partido, que hasta hace unas semanas controlaba Artur Mas, considera que los de Junqueras les «han vendido» e incluso creen que el descuido de Comín con su móvil, justo en el momento en que leía y enviaba los mensajes de Puigdemont no es casualidad. «No sé cómo Puigdemont confía en Comín», apuntan desde el PDECat, que además añaden que «Se trabajan todos los escenarios. Pero el sustituto de Puigdemont no será de ERC. Eso, seguro».