España

El Ejecutivo bajará 5.000 millones el techo de gasto

El Gobierno prepara una subida de impuestos especiales al alcohol y al tabaco

Cristóbal Montoro, ayer, en el Senado
Cristóbal Montoro, ayer, en el Senado - efe

El Consejo de Ministros espera aprobar el próximo viernes 2 el techo de gasto con el que se elaborarán los Presupuestos de 2017 y que supondrá un recorte de al menos 5.000 millones de euros respecto a las cuentas de 2016. El Ejecutivo convocará el jueves próximo a las comunidades autonómas en el Consejo de Política Fiscal y Financiera y, un día después, remitirá al Congreso el techo de gasto, que se incorporará al futuro proyecto de presupuestos. La cifra de los 5.000 millones proviene del acuerdo de no disponibilidad de gasto adoptado por el Ejecutivo, que supone un ahorro de 2.000 millones de euros, y del cierre anticipado del ejercicio 2016, que arroja otros 1.000 millones menos de gasto. A estos 3.000 millones se suman 2.000 millones más por la reducción del pago de intereses de la deuda, según explicó el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, en el Senado. El Gobierno desmintió así a Ciudadanos, que el lunes aseguró que el techo de gasto se incrementaría.

La cuadratura del círculo no es posible, recordó Mariano Rajoy a Ciudadanos, al que recrminó que se pretenda controlar el déficit, como exige Bruselas, incrementando el gasto y bajando los ingresos (impuestos). «Esas tres cosas a la vez son imposibles. Y por lo menos los que tenemos responsabilidades de gobierno deberíamos ser conscientes de ello», dijo antes de reunirse con su grupo en la Cámara Alta.

Para poder cuadrar las cuentas públicas el Ejecutivo prevé subir algunos impuestos, pero descarta realizar una subida generalizada. No se tocarán el IRPF ni el IVA, pero sí el impuesto de Sociedades para las grandes compañías, con el que el Ejecutivo espera una alta recaudación extra. Montoro aseveró en el Pleno que no afectarán a las pymes o a los autónomos.

Fuentes de Hacienda explicaron ayer que se prepara una subida selectiva, con incremento de impuestos especiales que afectan al alcohol y el tabaco –las llamadas «externalidades negativas»– , o incluso el de hidrocarburos, aunque sin afectar a los profesionales. Estas medidas, que aún no están cerradas, serán enviadas al Congreso a mediados de diciembre. El Ejecutivo confía en arrancar un acuerdo presupuestario para tener las nuevas cuentas en febrero.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios