Avión de Iberia en los talleres de La Muñoza
Avión de Iberia en los talleres de La Muñoza - JAIME GARCIA

Iberia se plantea una ofensiva para regresar al mercado asiático en 2016

Aviación Civil concede a la compañía aérea los permisos necesarios para abrir rutas a China y Japón, que podría operar con su nueva flota de aviones

MADRIDActualizado:

Aviación Civil ha concedido a Iberia los permisos necesarios de derechos de tráfico para que la compañía aérea presidida por Luis Gallego acometa el que es uno de los ejes de su plan para diseñar nuevas rutas: el regreso al mercado asiático, donde la antigua aerolínea española de bandera ya estuvo presente con una conexión a Japón, que operó durante la década de los ochenta. En esta ocasión, Iberia no sólo ha solicitado los derechos de tráfico para volar a Tokio, sino que, además, ha incorporado una petición al organismo dependiente del Ministerio de Fomento para ofrecer rutas a China.

El pasado lunes Aviación Civil otorgó estos derechos -necesarios para prestar servicio en aquellos países que, como los citados, presentan limitaciones- ante el interés de una «compañía aérea establecida en España». La autorización, firmada por el director general, Raúl Medina Caballero, no especifica qué aerolínea ha expresado su intención de ofrecer dichas conexiones, pero diversas fuentes del sector confirman a ABC que la apertura del procedimiento obedece a la solicitud de Iberia, que en los últimos meses ha reconocido públicamente su intención de regresar al mercado asiático (específicamente, el japonés) en un plazo de dos años.

De momento, la compañía integrada en el «holding» hispano-británico IAG se encuentra dialogando con las autoridades e instituciones de los países implicados y analiza la viabilidad de estas conexiones dentro de un catálogo de rutas que incluye, además de las asiáticas, Johannesburgo (Sudáfrica), Toronto (Canadá), Doha (Qatar), Brasilia (Brasil ), Managua (Nicaragua), Guadalajara (México) y Asunción (Paraguay).

Límite de un año

La dura competencia de las aerolíneas asiáticas que en los últimos años han ampliado su oferta en nuestro país -como recientemente ha ocurrido con Beijing Capital, que ofrecerá vuelos entre Hangzhou y Madrid; Korean Air, entre la capital española y Seúl y Air China, entre Barajas y Pekín-, así como los estrictos permisos para sobrevolar el espacio aéreo ruso, son los principales factores que entran en la ecuación para calcular la rentabilidad de las rutas a China y Japón. Hasta ahora, tal y como señalan fuentes empresariales, para Iberia «no salen los números». Sin embargo, la adquisición de la nueva flota de aviones Airbus A330-200, con los que la compañía prevé ofrecer estas conexiones si finalmente son aprobadas, permitirá un notable ahorro de combustible y, por tanto, una mayor eficiencia en gastos. Iberia incorporará 13 de estas aeronaves entre finales de este mes y principios de 2018.

La inminente llegada de estos modelos de Airbus resultará clave para la definición de ese nuevo mapa de rutas, ya que el documento de Aviación Civil establece que los derechos de tráfico serán válidos únicamente para las «compañías aéreas que estén interesadas en iniciar operaciones antes de que finalice 2016». Asimismo, los escritos sobre los vuelos nipones establecen un máximo de ocho frecuencias semanales y seis adicionales si no suponen un incremento de «slots» (derechos de vuelo) en el aeropuerto de Narita (próximo a Tokio).

En el caso de los derechos de tráfico para operar en el gigante asiático, el organismo no especifica cuáles serán las localidades de destino. Fuentes del sector matizan, no obstante, que la entrada de los competidores asiáticos en las rutas entre España y China, que han tomado como referencia el «hub» de Pekín, dota de mayor viabilidad a Shanghái como destino que a la capital china.

Recuperación de actividad

Preguntada por este periódico sobre el diseño de las nuevas rutas, la compañía aérea se limita a señalar que se encuentra «analizando todas las oportunidades de rutas que puedan ser rentables y sostenibles», pero «de momento los números no acaban de cuadrar» y que la vocación de Iberia «es ser global, pero por delante de la globalidad está la rentabilidad y la sostenibilidad». Iberia, que durante los últimos meses ha recuperado muchas de las rutas que abandonó en 2013, avanzó el mes pasado que a partir de mayo de 2016 volverá a volar a San Juan de Puerto Rico.

El regreso al mercado chino sería también un paso importante para la industria aérea española. Air Europa probó suerte en mayo de 2005 con el establecimiento de dos rutas entre Madrid y Shanghái y Pekín. Apenas año y medio después, en octubre de 2006, tuvo que abandonarlas tras rebajar las frecuencias, argumentando falta de rentabilidad. El presidente de la matriz de la aerolínea, Juan José Hidalgo, indicó en diciembre de 2013 que se disponía a recuperar los vuelos con China y que las negociaciones con las autoridades de ese país se encontraban prácticamente cerradas, aunque posteriormente no se conocieron más avances al respecto.