Bankia, Sabadell, Bankinter, EVO Banco y Caja Rural adoptarán Apple Pay en unos meses
Bankia, Sabadell, Bankinter, EVO Banco y Caja Rural adoptarán Apple Pay en unos meses - ABC

La gran banca cede a las exigencias de Apple Pay para tener el servicio por presión de los clientes

Solo BBVA y las antiguas cajas medianas no han llegado aún a un acuerdo con el gigante tecnológico para adoptar su servicio de pago por móvil

MADRIDActualizado:

Los precios y condiciones de acceso que exige Apple a aquellos bancos y operadores que quieren ofrecer a sus clientes el servicio de pago por móvil Apple Pay llegaron a causar un malestar general entre los banqueros españoles. Sin embargo, el cliente manda y casi todos han acabado aceptando esas exigencias. Al Santander, que fue el primer gran banco español en adoptar la plataforma, le siguió Caixabank. En los próximos meses, según desveló esta semana el gigante tecnológico en su página web, le seguirán Bankia, el Sabadell, Bankinter, EVO Banco y Caja Rural, que contarán con Apple Pay previsiblemente hacia el mes de junio.

De esta forma BBVA se queda por ahora como el único gran grupo bancario del país sin el servicio junto con las antiguas cajas de ahorros medianas (Unicaja, Ibercaja, Kutxabanc, Abanca y Liberbank). «BBVA trabaja para estar en todas las plataformas en las que están sus clientes», indican desde la entidad presidida por Francisco González, lo que apunta a que estaría negociando con la firma con sede en Cupertino (California, Estados Unidos), aunque el banco no aclara este extremo. BBVA opera actualmente en este campo en España solo con Google Pay, y además tiene muchos otros acuerdos con esta compañía digital, como para el trabajo en la nube («cloud computing») de su plantilla.

Tasas por pago y un euro al año por tarjeta

La principal queja de las entidades españolas es el porcentaje de cada operación que deben abonar a Apple para que sus clientes puedan usar esa aplicación. Cabe recordar que Apple Pay es una suerte de monedero virtual instalado en el móvil, tableta u ordenador al que el usuario puede añadir tarjetas de su entidad u otras compañías —Carrefour, Sodexo y Ticket Restaurant, por ejemplo— siempre y cuando estas hayan llegado a un acuerdo con Apple. Eso les permite pagar en comercios simplemente acercando el móvil al terminal de punto de venta (tpv).

Pues bien, según ha podido saber ABC, Apple cobra a las entidades en torno a un 0,05% en las operaciones a débito, aproximadamente un 0,12% en las operaciones a crédito y un euro anual por cada tarjeta que el cliente tenga dada de alta en Apple Pay. Esto reduce notablemente el margen de negocio de las entidades en estos pagos. Mientras tanto, Google y Samsung, los otros dos grandes proveedores de estos servicios (Google Pay y Samsung Pay), centran los acuerdos más en la cesión de datos que en las comisiones, según las fuentes.

Los usuarios de Apple, los más activos

Los bancos españoles han ido desarrollando sus propias aplicaciones de pago por móvil a través de sus «wallet» y de la tecnología NFC, y además han hecho una alianza histórica al lanzar Bizum, una «app» de pagos común para todo el sector. Sin embargo todos sienten la necesidad de estar en las aplicaciones de Apple —y en menor medida de Google y Samsung— por presión de los clientes, sobre todo de los usuarios de la primera compañía.

La frase más repetida entre las entidades es que no se pueden permitir no estar en esas plataformas, principalmente en Apple Pay. Fuentes bancarias explican que los usuarios de Iphone (Apple) son muchísimo más intensivos en el pago por móvil, y ponen como ejemplo que cuando el Santander era la única entidad que había adoptado Apple Pay en España ésta registraba el mismo número de operaciones de pago por móvil que el resto de bancos españoles juntos con sus propias aplicaciones.