Dos de los hijos de Ruiz-Mateos y asu abogado a su llegada a la Audiencia Provincial de Baleares
Dos de los hijos de Ruiz-Mateos y asu abogado a su llegada a la Audiencia Provincial de Baleares - EFE

El fiscal pide prisión sin fianza para los seis hijos de Ruiz-Mateos condenados por estafa

La Audiencia Provincial impuso recientemente una pena media de seis años de cárcel para cada uno de los acusados

PALMA DE MALLORCAActualizado:

El fiscal Anticorrupción Juan Carrau ha solicitado este lunes prisión sin fianza para los seis hijos del empresario José María Ruiz-Mateos recientemente condenados por estafa. Carrau ha hecho su solicitud en el marco de la vista de medidas cautelares celebrada esta mañana en la Audiencia Provincial. Cabe recordar que la Sala dictó el pasado 4 de julio la sentencia de este caso, en la que condenó a los acusados a una media de seis años de cárcel cada uno, por un delito de estafa agravada y otro de alzamiento de bienes. El tribunal absolvió entonces a Álvaro, José María, Zoilo, Francisco Javier, Alfonso y Pablo del delito de falsedad documental atribuido por dos acusaciones particulares.

Los seis hermanos fueron juzgados el pasado mes de mayo por una presunta estafa en la compraventa de dos hoteles, el Beverly Playa en Mallorca y el Beverly Park en Gran Canaria. Dicha operación fue realizada en diciembre de 2008. El precio total acordado con los antiguos accionistas ascendió a 75,8 millones de euros. Durante la fase de instrucción también había sido imputado en este proceso el patriarca de la familia, que falleció en septiembre de 2015.

El fiscal había solicitado al inicio del proceso judicial siete años de cárcel para cada uno de los seis acusados, petición que en líneas generales mantuvo una vez acabado el juicio. Carrau les atribuía a los Ruiz-Mateos los delitos de estafa agravada e insolvencia punible, en su condición de empleados de Nueva Rumasa. Según el Ministerio Público, los acusados habrían aparentado «una solvencia en realidad inexistente» para que los distintos accionistas del Beverly Playa y del Beverly Park les vendieran sus respectivas participaciones.

Por su parte, el abogado de los Ruiz-Mateos, Juan Manuel García-Gallardo, había pedido la libre absolución de sus clientes. El letrado atribuyó a la crisis económica el hecho de que finalmente no se hubieran podido hacer efectivos los pagos acordados. García-Gallardo negó, además, que hubiera podido haber algún tipo de engaño en la compraventa de los dos hoteles. Asimismo, reiteró que habría sido José María Ruiz-Mateos quien impulsó la citada operación, de la que por tanto no se podría responsabilizar penalmente a sus hijos.

En la sentencia hecha pública el pasado 4 de julio, el tribunal condenó a Álvaro a un total de seis años y cinco meses de prisión, más una multa de 84.000 euros en total. En el caso de José María, la pena fue de seis años y cuatro meses de cárcel, mientras que la sanción económica ascendió a 81.000 euros. Para Zoilo, la condena fue algo menor, de cinco años y once meses de prisión, con una multa de 72.000 euros en total.

La Sala condenó asimismo a Francisco Javier, en su caso a una pena de seis años y seis meses de cárcel, más una sanción de 87.000 euros. Por lo que respecta a Alfonso, la pena fue de seis años y cinco meses de prisión, a la que hubo que añadir una multa de 84.000 euros en total. Finalmente, el tribunal condenó también a Pablo, a seis años y cuatro meses de cárcel, más una sanción de 81.000 euros.

La sentencia también estipuló que en concepto de responsabilidad civil los acusados deberían indemnizar a los perjudicados, conjunta y solidariamente, con una cantidad global que se situaba en torno a los 46 millones de euros. El fallo no era firme, por lo que cabe la presentación de un recurso de casación ante el Tribunal Supremo.