El verano es una buena estación para encontrar empleo
El verano es una buena estación para encontrar empleo - ABC

El currículo, la puerta o el portazo al primer empleo

Una incorrecta elaboración puede convertir el mejor CV en papel mojado

MadridActualizado:

Coloridos, en blanco y negro, extensos, escuetos, con foto o sin ella…Cientos de currículos pasan diariamente por las manos de los profesionales de Recursos Humanos. Pese a ser la herramienta básica para convencer a los reclutadores de que se encuentran frente al candidato ideal, cometer ciertos errores en su elaboración, puede echar por tierra nuestras aspiraciones. Por ello, un buen currículo podrá determinar el éxito de la búsqueda. Con la ayuda de expertos en RR.HH. analizamos como debe organizarse y cuáles son los errores que nunca se deben cometer.

Suprimir lo irrelevante

El currículo tiene que permitir ver de forma rápida si el candidato se adapta, o no, al perfil que se busca. Nuria Esparza, directora Atraccion de Talento de Adecco destaca la necesidad de adaptarlo al puesto al que estamos optando. Poner toda aquella formación y experiencia que esté relacionada con la carrera profesional, con la empresa o con el sector al que se aplica, aunque sea dilatada va a demostrar que realmente existe una especialización hacia esa área. Poner una retahíla de cursos o capacitaciones en otras áreas diferentes, puede jugar en nuestra contra y poner en duda si realmente el candidato tiene claro hacia que puesto o área quiere dirigirse.«Al final el proceso de selección lo que persigue, no es encontrar al candidato que más “cosas” tenga, es encontrar al candidato que más se adapte a la posición». Ya en una posible entrevista, se podrá añadir o detallar la información relativa a la experiencia laboral como las aspiraciones profesionales de la persona. Destacar los aspectos más relevantes, no significa en ningún caso, falsear la información. Todos los datos deben ser reales y susceptibles a ser contrastados.

Estructurar el contenido

Encabezando el currículo se destacarán los datos personales, haciendo muy visible el nombre, el teléfono de contacto y el e-mail. A continuación se detallará la formación académica -en el caso de los perfiles seniors, este apartado irá perdiendo posiciones a medida que se amplíe la experiencia laboral -. Es preferible poner la formación de mayor grado, si se tiene formación universitaria, se sobreentiende que los niveles inferiores se han superado exitosamente. Completarán este apartado los másters, estudios de postgrado o especializaciones relacionados con el puesto al que se opta. El expediente académico será recomendable para determinados puestos-sobre todo en áreas de consultoría y tecnológicas-donde la nota media o distinciones académicas son muy valoradas. Si se ha realizado un proyecto interesante hay también que destacarlo.

La experiencia debe ir en orden inverso cronológicamente, primero lo más reciente hasta llegar a la primera . Es importante distinguir entre experiencia previa y experiencia laboral, la primera irá en relación con la formación; las prácticas curriculares, Erasmus, experiencias en empresas, además de becas de colaboración. Por otro lado, la experiencia laboral incluirá los trabajos de verano, trabajos a tiempo parcial...Los idiomas requieren de un espacio propio, siendo de especial interés detallar cual es el nivel. En este punto hay que ser honesto, ya que la entrevista se puede desarrollar en otro idioma.

El manejo de herramientas informáticas, especialmente aplicaciones web, han adquirido una gran importancia, debe remarcarse. Por último los datos de interés. Tienen cabida actividades de voluntariado, experiencias cooperativas, hobbies o aficiones, datos que puedan aportar algo diferencial y que será valorado por parte de la empresa. « Si eres un experto en fitness y optas por un puesto de dependiente en una tienda de deporte, no dudes en incluírlo» asegura Esparza. Puede ser muy recomendable poner al principio del documento, de forma muy breve, una pequeña introducción de uno mismo, hacia donde queremos orientar nuestra carrera profesional, a que área nos queremos dedicar o el motivo por el que eligemos optar por el puesto ofrecido. Qué puedo aportar.«El papel es muy frío, no conoces a la persona; poner un poco en contexto qué es lo que la persona quiere hacer, hacia donde quiere desarrollarse es muy importante en un proceso de selección», añade la experta de Adecco.

Concisión, claridad y orden

Alicia Gracia responsable de la empresa de servicios de Outsourcing ByPerson, explíca que el diseño del currículo es un aspecto importante según que puesto. «En general, no importa tanto la creatividad sino la claridad, la limpieza que sea conciso, breve y este bien redactado, el objetivo principal es que sea fácil de ver.» En cuanto a su extensión, un currículo no debe tener más de dos hojas, (preferiblemente una). El uso del color, subrayados o cursivas puede ser usado para destacar algunos elementos que capten de un primer vistazo la atención del reclutador, pero jamás se debe abusar de ellos. Especial cuidado con los errores ortográficos. Y revisa varias veces. Los pequeños detalles a veces marcan grandes diferencias.