Economía

El Constitucional alemán da vía libre al CETA

La sentencia también puede considerarse una anticipación de su postura frente al Tratado de Libre Comercio que actualmente negocia la Unión Europea con Estados Unidos

Los magistrados del Tribunal Constitucional alemán
Los magistrados del Tribunal Constitucional alemán - EFE
ROSALÍA SÁNCHEZ Corresponsal En Berlín - Actualizado: Guardado en:

El Tribunal Constitucional alemán ha dado luz verde al Gobierno deBerlín para firmar el acuerdo de libre comercio entre la Unión Europea (UE) y Canadá (CETA), tras analizar los recursos presentados en su contra. El Tribunal presidido por Andreas Vosskuhle ha emitido esta sentencia como una decisión de urgencia antes incluso de su paso por el Bundestag (Cámara Baja) y para que el proceso legislativo no sufra retrasos a causa de los recuros. La firma del CETA está prevista para el 27 de octubre en Bruselas y posteriormente deberá ser ratificado por el Parlamento Europeo.

El ministro de Economía de Alemania, Sigmar Gabriel, acudió este miércoles a la apertura del juicio en Karlsruhe para el acuerdo y alertar de las consecuencias económicas para Alemania y Europa que entrañaría un fracaso del mismo, que calificó de «daños gigantescos». «No quiero ni imaginarme lo que podría significar para Europa», advirtió, señalando que «en el mundo nadie confiaría ya en la capacidad de sacar adelante un acuerdo por parte de Alemania y de la UE».

El presidente del Constitucional ha indicado en la lectura de la sentencia que el CETA es un acuerdo muy complejo y que a menudo, partidarios y opositores, «tienden a la simplificación». Los demandantes, entre los que se encontraba el partido radical La Izquierda, una profesora de música al frente de 68.000 firmas y una asociación de organizaciones no gubernamentales, esperaban obligar al Gobierno alemán a votar en contra el 18 de octubre. «El Gobierno alemán y la UE han negociado este acuerdo en contra del deseo de la población, tal y como lo demuestran las encuestas, y el voto positivo deslegitima la democracia y el mandato recibido en las urnas», ha protestado el jefe del grupo parlamentario de La Izquierda, Klaus Ernst. La asociación formada por la organización de protección del consumidor Foodwatch, junto con el grupo antiglobalización Campact y Mehr Demokratie (Más Democracia), que aboga por una mayor participación de los ciudadanos en política, recopilaron por su parte más de 125.000 firmas de respaldo a su querella contra el CETA y defienden que el acuerdo contraviene la Constitución alemana en puntos como la creación de tribunales de arbitraje internacionales que fallarían por encima de la Justicia de los países en casos de conflictos entre empresas y Estados y pone en peligro, además, la protección del consumidor y del medio ambiente en la UE. También les disgusta que las negociaciones se lleven en secreto y sin la participación de los parlamentos.

Son los mismos argumentos que esgrimen los contrarios al Tratado de Libre Comercio que actualmente negocia la UE con EE.UU. y la sentencia, en ese sentido, puede considerarse también una anticipación de la opinión del Constitucional alemán.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios