Rodrigo Rato y Elena Salgado, en una imagen de archivo - EFE

El Congreso interroga desde hoy a Rato, Solbes y Salgado por la crisis de las cajas

El expresidente de Bankia, los exministros de Economía y los expresidentes de la CNMV Julio Segura y Elvira Rodríguez comparecen ante la comisión de investigación

MADRIDActualizado:

La comisión de investigación de la crisis bancaria en el Congreso de los Diputados retoma sus trabajos con la comparecencia de algunos de los personajes de mayor relevancia económica y financiera en aquellos años. Desde hoy y hasta el jueves los diputados escucharán la versión respecto a la quiebra de las cajas de ahorros, el rescate bancario y escándalos como los de las participaciones preferentes y la salida a Bolsa de Bankia de boca de Rodrigo Rato, Pedro Solbes, Elena Salgado, Julio Segura y Elvira Rodríguez, entre otros.

Después del paso de los últimos máximos responsables del Banco de España, que apenas han hecho autocrítica, las tareas se reanudarán hoy con la comparecencia y preguntas de los parlamentario a Rato. Previsiblemente el exvicepresidente económico del Gobierno, ex director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI) y expresidente de BFA-Bankia tendrá que dar su versión, en primer lugar, de qué se hizo y qué no se hizo desde el Gobierno y desde el FMI durante los años de formación de la burbuja inmobiliaria. Y, después, del descalabro de Bankia, entidad que se formó y debutó en el parqué bajo su batuta.

Cabe recordar que Rato, condenado por el caso de las tarjetas «black» de Caja Madrid, está procesado y se sentará en el banquillo de los acusado por la oferta pública de suscripción (ops) de Bankia en 2011. La judicialización de esa salida a Bolsa, que terminó con el rescate de la entidad, podría hacer que Rato evitase dar más detalles de los que haya aportado durante la instrucción o vaya a aportar en el juicio oral. Lo lógico es que mantenga su defensa de que la salida a Bolsa contaba con el visto bueno de los supervisores —CNMV y Banco de España— y del Gobierno, despejando así la responsabilidad hacia las autoridades.

Al respecto será también interesante conocer la versión de la exministra de Economía y ex vicepresidenta segunda del Gobierno, Elena Salgado, que comparecerá el jueves. Bajo su dirección, el departamento económico impuso en febrero de 2011 a la banca unos requisitos de capital por los cuales se exigió a las entidades no cotizadas tener en su capital una participación de inversores privados de al menos el 20%. Eso forzó la salida a Bolsa de Bankia. No solo eso: el Gobierno lo vendió como una cuestión de Estado, lo que propició que casi todos los grandes bancos participasen en la operación. De ahí que previsiblemente la pregunta que más se hará a Salgado es si presionó para que se invirtiese en Bankia y para que la operación saliese adelante.

En ese tema también tendrá que meterse el que fuera presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) durante la ops de Bankia, Julio Segura, que comparece hoy mismo. Además de responder sobre qué hizo la CNMV ante la ops de Bankia, Segura será previsiblemente cuestionado por el papel del supervisor de los mercados en la comercialización de las participaciones preferentes. La versión de la CNMV al respecto siempre ha sido que su papel no es vetar ese tipo de emisiones y operaciones si los emisores cumplen con los requisitos de información. También comparecerá, mañana, su sucesora en el puesto, Elvira Rodríguez.

Posiblemente Salgado también será interrogada por la tardanza del Ejecutivo socialista de la época en recapitalizar el sistema financiero nacional. Algo sobre lo que quizá también tenga algo que decir, un día antes, su antecesor en el cargo, Pedro Solbes. La versión de Solbes, al que siempre se ha acusado de reconocer demasiado tarde el estallido de la crisis, será completada con la del ex secretario de Estado de Economía de la época, José Manuel Campa. Por su parte, al primer secretario de Estado de Economía del Gobierno de Mariano Rajoy, Fernando Jiménez Latorre, le tocará el jueves comenzar a explicar, ante de la comparecencia de Luis de Guindos, cómo se gestó el rescate bancario de 2012, que ha supuesto un coste a las arcas públicas y del que ya se dan por perdidos unos 40.000 millones de euros.