Kepa renueva con el Athletic hasta 2025 - Vídeo: ATLAS

Mercado de fichajesKepa no espera al Real Madrid

El cancerbero se dispone a renovar por el Athletic por seis años con una cláusula de 70 millones

Actualizado:

Llamada telefónica tajante desde Bilbao una hora antes del partido entre el Real Madrid y el Deportivo: «Si el Madrid no paga este domingo la cláusula de veinte millones, Kepa renueva por el Athletic este lunes o el martes». Respuesta desde la capital de España: «Hay domingo no puede pagarse la cláusula en la Liga Profesional, está cerrado, en todo caso podrá pagarla mañana (hoy lunes), pues quedan diez días de mercado, hasta el 31 de enero». Contestación desde Bilbao: «Pues si no pagan hoy su cláusula, el niño renueva por el Athletic este lunes. No espera más. Y Llopis (entrenador de porteros del conjunto blanco) lo sabe».

El Real Madrid ha decidido no fichar ahora a Kepa porque debe operarse; y tiene un objetivo principal: David de Gea, que no ha renovado con el Manchester United y acaba contrato en 2019

Lluis Llopis conoce bien a Kepa. Ha sido su valedor. Pero la lesión que sufre el cancerbero, que necesita una intervención quirúrgica en el segundo metatarsiano del pie derecho, ha significado que el Real Madrid no acometa su fichaje ahora. El club madrileño analiza que no es conveniente su fichaje en ese momento, cuando porque debe pasar por el quirófano. Prefería que llevara a cabo su recuperación en el Athletic y atacar la contratación después, una vez constatado su retorno a la competición. El futbolista vizcaíno, sin embargo, no espera. Si la casa blanca no acude hoy a la sede de la Liga Profesional a abonar los veinte millones, Kepa Arrizabalaga firmará su renovación con los leones en cuestión de unas horas.

Urrutia, presidente de la entidad rojiblanca, le ha ofrecido un contrato por seis campañas que el portero ha aceptado. Solo falta la rúbrica. El arquero cobrará en San Mamés una ficha de 3,5 millones anuales y tendrá una cláusula de rescisión de 70 millones.

Jugar en marzo y al Mundial de Rusia

El trasfondo de la situación vivida por el joven portero es que el Real Madrid tiene un objetivo principal: David de Gea, que acaba contrato en 2019 con el Manchester y no ha renovado.

La decisión de Kepa tiene dos fines claros: operarse de la fractura con un buen ambiente en Bilbao, obtener el alta para jugar en cincuenta días y reaparecer en marzo con el fin de disputar partidos, conseguir el ritmo de competición y ser convocado por Lopetegui para el Mundial de Rusia.

El peligro que sentía Arrizabalaga es que si no renovaba por su club y esperaba al Real Madrid hasta julio, podría quedarse sin Mundial, porque el conjunto vasco tenía la opción de dejarle en la grada, como le sucedió a Fernando Llorente.

La postura del guardameta ha sido muy meditada: el Real Madrid o el Athletic. Nunca pensó en marcharse a la Juventus o al PSG, que también le ofrecían un suculento acuerdo de futuro, especialmente los franceses.

Al observar que el campeón de Europa no movía ficha en este mercado de invierno, se ha decantado por continuar «en casa», donde tiene un porvenir seguro que no le impide dar el gran salto dentro de uno o dos años.