El nadador estadounidense Ryan Lochte
El nadador estadounidense Ryan Lochte - EFE

La mentira del asalto le cuesta 10 meses de suspensión a Lochte

Ha sido suspendido tras fingir un robo a mano armada para encubrir los destrozos de material urbano provocado por él y otros tres nadadores

Actualizado:

Fingir un asalto armado le ha salido caro a Ryan Lochte. El estadounidense ha sido suspendido por un periodo de 10 meses en los que no podrá participar en ninguna competición oficial. El, junto a otros tres nadadores, fueron culpables del destrozo de material urbano en Río mientras estaban borrachos.

Según las informaciones facilitadas por el diario estadounidense USA Today, la sanción --que aún no ha sido hecha pública-- ha sido tomada por el Comité Olímpico Internacional (COI), el Comité Olímpico Estadounidense (USOC) y la Federación de Natación del país. Así, Lochte no podrá participar en los Campeonatos del Mundo de 2017, que se celebrarán en Budapest en el mes de julio. Por el momento, el nadador no se ha pronunciado sobre estas informaciones.

Lochte, junto a sus compañeros de equipo Gunnar Bentz, Jack Conger y Jimmy Feigen, fingió un asalto a mano armada en Río de Janeiro durante la celebración de los Juegos Olímpicos para ocultar un altercado en una gasolinera en el que destrozaron un baño de la estación de servicio y se enfrentaron a varios agentes de seguridad.

El suceso provocó que el USOC pidiera disculpas a Brasil y al pueblo brasileño por un comportamiento «no aceptable» de los nadadores, mientras que la Policía del país sudamericano reclamó que se presenten cargos contra Lochte.