Juegos Olímpicos

Corea del Norte enviará 22 deportistas a los Juegos Olímpicos de Invierno en el Sur

El régimen de Kim Jong-un solo tenía calificada una pareja de patinadores, cuyo plazo de inscripción había expirado, pero el COI amplía su participación por la distensión con el Sur

CORRESPONSAL EN PEKÍNActualizado:

Aunque solo tenía una pareja de patinadores calificada, cuyo plazo de inscripción había expirado ya, Corea del Norte enviará 22 deportistas a los Juegos Olímpicos de Invierno, que se celebrarán en febrero en el Sur. En una reunión mantenida con los organizadores y ambas partes en la ciudad suiza de Lausana, así lo ha decidido este sábado el Comité Olímpico Internacional (COI), que ha permitido su asistencia de forma excepcional para contribuir al deshielo entre las dos Coreas tras largos años de tensión militar.

Según informa la agencia de noticias Yonhap, los deportistas norcoreanos competirán en cinco disciplinas: patinaje artístico, patinaje de velocidad, esquí alpino y esquí campo a través, así como hockey sobre hielo. En esta última modalidad, 12 jugadoras del Norte se unirán a las 23 del equipo femenino del Sur para competir juntas por primera vez en unas Olimpiadas. En las otras, cada país competirá con su bandera y uniforme.

Menos en la ceremonia de inauguración, donde las dos Coreas desfilarán bajo una misma bandera. Como ya hicieron en los Juegos Olímpicos de Verano de Sidney 2000 y Atenas 2004, así como en los de Invierno de Torino 2006, dicha enseña representará a la Península Coreana unida sobre un fondo blanco.

Junto a los deportistas, acudirán 24 oficiales norcoreanos y entrenadores, así como un grupo artístico con 130 personas, 230 animadoras y un equipo de 30 luchadores de taekwondo para hacer una demostración de dicho deporte nacional, que une a las dos Coreas. Por sorpresa, y sin dar explicaciones, el régimen estalinista de Pyongyang canceló el viernes el viaje de avanzadilla que debía haber efectuado una comitiva del grupo artístico para inspeccionar sus alojamientos y recintos de actuaciones.

De estar a punto de perderse estos Juegos de Invierno, Corea del Norte ha pasado a enviar su delegación de deportistas más numerosa. De sus ocho participaciones anteriores en Olimpiadas invernales, donde solo ha ganado una medalla de plata y otra de bronce, el récord lo ostentaba hasta ahora la cita de Innsbruck en 1964, que fue además la primera y adonde mandó 13 deportistas.

Ahora, tanto el Gobierno surcoreano como el COI han puesto todas las facilidades para que el Norte pueda asistir a los Juegos de PyeongChang, que se celebrarán del 9 al 25 de febrero. Todo con tal de aplacar la tensión con el régimen del joven dictador Kim Jong-un, quien aboga ahora por la distensión después de sus constantes lanzamientos de misiles y sus dos ensayos nucleares de los dos últimos años.

“Los Juegos Olímpicos son siempre sobre construir puentes, nunca levantan muros”, aseguró el presidente del COI, Thomas Bach, informa Yonhap. En su opinión, “las Olimpiadas de Invierno de PyeongChang 2018 están abriendo la puerta a un futuro más brillante en la Península Coreana e invitando al mundo a unirse en una celebración de esperanza”.

A pesar de este deshielo, se teme que el régimen de Kim Jong-un esté preparando un gran desfile militar justo un día antes de la inauguración de los Juegos, lo que muchos surcoreanos interpretarían como una burla a la nueva distensión.