Jesús Enrique Colombo
Jesús Enrique Colombo - Efe

Triunfo y cogida de Colombo en la Feria de Albacete

El novillero venezolano corta tres orejas, pero no puede salir a hombros al sufrir una cornada envainada

ALBACETEActualizado:

Jesús Enrique Colombo suma y sigue. El novillero venezolano, que tomará la alternativa el próximo octubre en la Feria del Pilar de Zaragoza, cortó tres orejas este miércoles en Abacete, pero no pudo salir a hombros al resultar cogido por el segundo de su lote, al que desorejó.

Según la crónica de «Aplausos», este novillo de la ganadería de Fernando Peña embistió con velocidad y pujanza. Colombo, que anduvo muy variado con el capote -instrumentó verónicas, revoleras, chicuelinas, se lo echó también a la espalda...-, realizó una faena den la que se mostró bullidor y puesto. El venezolano, hábil y listo, supo conectar siempre con el público, derrochando valor y ganas de ser torero. Está puesto, conoce bien el oficio y sabe reponerse de sustos como el que sufrió cuando concluía su labor con bernadinas. La voltereta fue tremenda, quedando seminconsciente y recuperándose tras ser refrescado con agua en la nuca. Volvió a la cara del novillo para torear por el mismo palo, poniendo a la gente con el corazón en un puño. Además, con la espada es un cañón, agarrando una estocada al primer viaje, entrando derecho como una vela. Descabelló a la primera y el público, entregado, le premió con el doble trofeo.

Según el parte médico del doctor Masegosa, Colombo sufre «una cornada envainada en la cara antero-lateral de la pierna derecha en su tercio proximal. Es intervenido, encontrando hematoma subcutáneo, rotura de la fascia muscular y desgarro de la musculatura peronea. Pronóstico leve».

Con media entrada, se lidiaron novillos de Fernando Peña, bien presentados y de juego manejable en conjunto, salvo el quinto, más áspero y bronco.

Este fue el balance de la terna: Jesús Enrique Colombo, oreja y dos orejas; Diego Carretero, oreja y ovación con saludos; Marcos, ovación y silencio.