Cultura - Toros

Mansos sin necesidad de referéndum en Sevilla

Javier Jiménez da una vuelta al ruedo con el mejor toro de la deslucida corrida de Alcurrucén y sufre un varetazo con el sobrero de Joselito

Javier Jiménez sufrió una fea cogida en el sexto toro, un sobrero del Tajo
Javier Jiménez sufrió una fea cogida en el sexto toro, un sobrero del Tajo - J. M. SERRANO
ANDRÉS AMORÓS Sevilla - Actualizado: Guardado en: Cultura , Toros

No hubiera hecho falta ningún referéndum (igual que para el calendario de la Feria): por unanimidad, los espectadores votarían que los mansos toros de Alcurrucén han frustrado la tarde, iniciada con los mejores presagios: Plaza prácticamente llena, cartel ilusionante… Solo la entrega y el buen oficio del joven Javier Jiménez logran la vuelta al ruedo en el tercero, el mejor del encierro.

La de San Miguel ha sido siempre una de mis Ferias predilectas. Ante todo, porque nos da la ocasión de volver a Sevilla: a comienzos del otoño, una auténtica maravilla, a pesar de algunos políticos. La vieja ciudad – “el mejor cahiz de tierra”– resiste a todo y vence todas las miserias. Con poética precisión, define su misterio García Lorca: “Sevilla es una torre / llena de arqueros finos…” Cuando nadie recuerde a tantos personajillos ignorantes de hoy, seguirán vivos, tan vivos como siempre, Martínez Montañés y Cervantes, Velázquez y Murillo, Manuel Machado y Sor Ángela…

Y la Plaza de los Toros, naturalmente. En San Miguel, hay menos turismo de aluvión, más gente del toro y auténtica afición sevillana. Del primitivo cartel de esta tarde queda sólo Morante. Los graves percances han impedido que toreen Roca Rey y Escribano. Es justo que la Empresa se haya acordado de Paco Ureña, que triunfó en la Feria de Abril con los victorinos, y de Javier Jiménez, que hace poco abrió la puerta grande de Madrid.

Suelen insistir Antonio Burgos y Paco Robles, en el ABC sevillano, en el carácter jánico, dual, de la barroca ciudad. ¿A cuál de los dos Morantes veremos, esta tarde? ¿Al artista impar o al que – como tantos ciudadanos, hoy en día – parece “pasar de todo”? En el primero, ninguna de las dos cosas: es un manso huído (como sus hermanos) que acaba soso, manejable. Tragando mucho, José Antonio corre bien la mano, logra naturales de categoría, una preciosa trincherilla, pero pincha, antes de la estocada. El cuarto echa las manos por delante, embiste a oleadas, da cabezazos. (En ninguno de los dos ha logrado ni un lance lucido). Ha de llamarle varias veces para que se mueva y pronto desiste. La gente se enfada más cuando comprueba que había salido ya con la espada de matar: huyendo, se lo quita de encima. No es un buen final para una temporada demasiado irregular.

El estilo de Paco Ureña tiene una conmovedora ingenuidad: no “se tapa”, intenta siempre hacer el buen toreo, con la mano izquierda. Unas veces sale mejor que otras, por supuesto, pero nadie podrá achacarle desidia ni martingala. El segundo toro protesta, sale con la cara alta, se quiere ir. La gente está cariñosa con el diestro, que se luce en los capotazos de salida y los muletazos iniciales, pero la res se para del todo y falla con los aceros. En el quinto, se agarra bien con la vara Pedro Iturralde pero el toro es reservón, complicado, espera. Ureña se justifica con valor, aguanta parones. El trasteo es largo, voluntarioso y desigual, con varios sustos.

Javier Jiménez posee una sólida base, aprendida junto a los Espartacos, padre e hijo. La dificultad de abrirse paso ha templado su carácter. El tercero es el único toro bravo de la tarde, un “Clarinete” que no desafina ni traiciona la buena fama de los Alcurrucén que tienen nombres musicales. Javier lidia bien, sujetándolo por bajo, logra buenas verónicas; con la muleta, no le duda, se mete en su terreno, liga derechazos con firmeza y emoción, naturales largos, un pase del desdén “espartaquil”. Pincha antes de la estocada (con un amago de citara recibir) y el Presidente le niega la oreja pero da la vuelta al ruedo. Devuelto por flojo el último, el sobrero de El Tajo parece ir largo. Morante intenta el quite del perdón y no lo consigue. A él le brinda Javier: se lleva el toro al centro e intenta redondear su tarde pero el toro se para por completo; al aguantar un parón, sufre dos tremendas volteretas, mata de dos pinchazos y saluda, antes de pasar a la enfermería.

No ha hecho falta referéndum: han sido cinco mansos deslucidos. Lo que empezó con la ilusión del más brillante veranillo ha concluido, por culpa de la mansada, en la melancolía otoñal de Verlaine: “Los violines del otoño” nos han conducido a “una languidez monótona”. En poesía, es muy bello; en la Plaza de los Toros, por hermosa que sea la de Sevilla, un tostón.

ABC.ES Sevilla - Actualizado: Guardado en: Cultura , Toros
 Actualizar

Sexto toro

Sale el sexto, número 187, Poca Barba, castaño bragao meano, de 560 kilos. Devuelto por flojo. Sale un sobrero del Tajo, Calandrio, negro mulato, de 531 kilos. Morante hace un quite por chicuelinas. Muy valiente Javier Jiménez con el toro, que es el peor y que le pega un volteretón tremendo. Vuelve a la cara sin arredrarse. Parece que va herido. Dos pinchazos y se echa. Saludos.

Sexto toro
Sexto toro- Toromedia

Quinto toro

Sal el quinto, número 3, Ringo Alto, negro chorreao morcillo, de 575 kilos. No hace cosas muy halagüeñas en la salida. Otro manso reservón, con el que se justifica con valor Paco Ureña. Media estocada. Saludos.

Cuarto toro

Sale el cuarto, número 161, Cariñoso, tostao bragao. Pesa 567 kilos. Ureña quita por gaoneras. El toro no brinda opciones, es manso muy deslucido, que pega cabezazos. Se para en banderillas. Con la muleta prueba y se enfada la gente cuando ve que ha salido con la espada de verdad. Estocada corta y dos descabellos. Pitos.

Cuarto toro
Cuarto toro

Tercer toro

Sale el tercero, número 31, Clarinete, negro mulato girón, de 541 kilos. Buen toro, aunque tardea algo, mete la cara por el pitón derecho en el capote de Javier Jiménez. Buen tercio de varas de Cordero. Jiménez brinda al público. Liga sobre la diestra y suena la música. Alarga los muletazos, compone y templa en una emocionante faena, pero pincha. Pinchazo y estocada desprendida. Petición y vuelta al ruedo.

Segundo toro

Sale el segundo, Amoroso, número 145, negro chorreao morcillo, de 579 kilos. Manso también este toro. Javier Jiménez hace un quite por delantales. Manso muy deslucidoeste toro. Paco Ureña es acogido con cariño, pero el tor se para enseguida. Pirri le hace un quite lanzando el capote al toro cuando este pega un arreón. Tres pinchazos, estocada y dos descabellos. Aviso. Silencio.

Segundo toro
Segundo toro

Primer toro

Sale el primer toro, número 125, Afanado II, castaño lucero, de 578 kilos. Toro muy manso y huido de salida. En la muleta es manejable. Morante está serio y responsable y dibuja muletazos muy buenos por los dos lados. Pinchazo y estocada corta de efecto fulminante. Saludos

Primer toro, número 125
Primer toro, número 125- Toromedia

Paseíllo

Con casi lleno, hacen el paseíllo Morante, de lila y azabache; Ureña, de rosa y oro, y Jiménez, de blanco y oro. Se guardó un minuto de silencio por Antonio Pérez.

Sorteo

Esta mañana se sortearon los toros de Alcurrucén, propiedad de la familia Lozano, que se lidian en el coso del Baratillo. Sus pesos oscilan de los 541 a los 579 kilos.

Cartel

¡Buenas tardes! Bienvenidos a la primera corrida de la Feria de San Miguel de Sevilla. Regresa a la Maestranza Morante de la Puebla, acompañado por Paco Ureña y Javier Jiménez tras la baja de Roca Rey.

ABC.ES Sevilla - Actualizado: Guardado en: Cultura , Toros

Esta mañana se ha realizado el sorteo de los toros de Alcurrucén que esta tarde se lidiarán en el 23º festejo de abono en Sevilla, primero de la Feria de San Miguel. El cartel lo componen Morante de la Puebla, Paco Ureña y Javier Jiménez. Este es el orden de lidia:

1º Número 125. Afanado II. Castaño lucero. 578 kilos. 12/2011

2º Número 145. Amoroso. Negro chorreao morcillo. 579 kilos. 10/2011

3º Número 31. Clarinete. Negro mulato girón. 541 kilos. 12/2011

4º Número 161. Cariñoso. Tostao bragao. 567 kilos. 11/2011

5º Número 3. Ringo Alto. Negro chorreao morcillo. 575 kilos. 11/2011

6º Número 187. Poca Barba. Castaño bragao meano. 560 kilos. 03/2012

Los sobreros son:

1º Número 63. Calandrio. Negro mulato. 531 kilos. 03/2012 (El Tajo y la Reina)

2º Número 25. Humorista VII. Negro mulato. 521 kilos. 01/2012 (Hermanos Sampedro)

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios