Archivo-Museo dedicado a Sánchez Mejías
Archivo-Museo dedicado a Sánchez Mejías - Efe

Ignacio Sánchez Mejías, mito literario de la generación del 27

Manzanares dedica un museo al torero corneado mortalmente en 1934

MANZANARESActualizado:

La inminente apertura del Archivo-Museo Sánchez Mejías en Manzanares (Ciudad Real), donde el torero e intelectual fue mortalmente corneado en 1934, está generando una expectación que trasciende el ámbito taurino, porque mostrará al personaje histórico que ensalzaron los poetas del 27.

El recurso cultural dedicado al diestro y escritor sevillano, que se ha instalado en las salas de la antigua Casa Malpica, junto al Museo del Queso Manchego, será inaugurado previsiblemente a finales de enero, según ha avanzado a Efe el alcalde de Manzanares, Julián Nieva.

El proyecto ejecutivo del Archivo-Museo Sánchez Mejías es obra del equipo creativo de Tannhauser Estudio, dirigido por Antonio Fernández Torres, que fue comisario de la exposición que se celebró en Sevilla en 2009 con motivo del 75 aniversario de la muerte del torero a los 43 años.

A las cinco de la tarde

Si aquella muestra terminaba con la muerte de Ignacio Sánchez Mejías y su transformación en mito literario, la de Manzanares comienza precisamente por su muerte, al ser aquí donde ésta se cruzó en su camino «a las cinco de la tarde», como recuerdan los relojes colgados en el patio de columnas de la casa solariega y cuyo número coincide con las veces que se cita esta hora en el poema.

La exposición permanente incluye el archivo personal del torero, que cedido su familia por un periodo inicial de 10 años prorrogables, y gira en torno a la elegía «Llanto por Ignacio Sánchez Mejías» con la que Federico García Lorca lloró la muerte de su amigo, tras ser cogido mortalmente en la plaza de toros de Manzanares el 11 de agosto de 1934.

Entre los documentos cedidos, se podrá ver la correspondencia de Sánchez Mejías con Lorca, con Alberti o con Gerardo Diego, ha señalado el alcalde, para quien con esta muestra permanente, dotada de un espacio de estudio y consulta, Manzanares se convertirá en un enclave obligado para quienes investiguen sobre la vida de «un hombre que fue mucho más que un torero porque fue amante de la cultura», ha argumentado.

Obra teatral

En una de las vitrinas se puede contemplar el libreto «Sinrazón», la obra teatral ambientada en un manicomio y que estrenó en el Teatro Calderón de Madrid, en 1928, además de la primera edición de su novela «La amargura del triunfo», la única que escribió.

El espacio está concebido como un archivo en el que todo está visible e interpretado a modo de lectura comentada de la citada elegía para unir la historia, la literatura y la aventura de un personaje excepcional y de una etapa tan importante de la literatura española como la Edad de Plata y la Generación del 27, ha señalado Nieva que ha añadido que hay documentos que no se exhibirán y que se «custodiarán» en el archivo.

Además de con los poetas y escritores de la Generación del 27, el torero tuvo relación con la Generación del 98 y fue mecenas, dramaturgo, protagonista en la edad de oro de la tauromaquia e incluso participó en la creación de la liga de fútbol, ya que fue presidente del Real Betis.

Pese a que todavía no se ha inaugurado, el regidor manzanareño está convencido que este espacio dedicado al mítico torero tiene un gran potencial cultural para la provincia de Ciudad Real y para Castilla-La Mancha.

«Mi objetivo es que la exposición se quede indefinidamente en Manzanares», ha señalado Nieva, que ha agradecido a la familia de Sánchez-Mejías que haya querido compartir un legado cultural tan importante con este municipio que han visitado en varias ocasiones, con motivo de los actos y homenajes que el Circulo Cultural Taurino de la localidad, que lleva su nombre, ha organizado desde 1984.