Alejandro Talavante, al natural
Alejandro Talavante, al natural - Efe

Frescura y variedad de Talavante en Logroño

El extremeño corta una oreja a cada toro de su lote y Roca Rey logra un trofeo

LOGROÑOActualizado:

La tarde anunciaba apoteosis, que al final se quedó a medias. El público tenía ganas de fiesta, y para eso estaba el presidente, que frenó el triunfalismo que se respiraba desde que los toreros hicieron el paseíllo. Con todo, la corrida mixta tuvo sus momentos de emoción, y eso que a los toros de Jandilla les faltó trapío, pues los pitones con que tapaban sus menguadas carnes supieron a poco.

Encastado y bueno fue el primero del lote de Alejandro Talavante, al que el extremeño cuajó con la muleta. Las ideas muy claras para recibirlo en los medios con ayudados a media altura rematados con un airoso molinete. Series largas con ambas manos. Cinco y el de pecho, y el toro que fue siempre a más. Frescura en el diestro, que toreó siempre a favor de su enemigo, y variedad en los remates. Ora un afarolado, ora una arrucina. Y entre medio, toreo al ralentí, que algunos muletazos, especialmente con la mano izquierda, supieron a gloria por su largura y temple. La plaza se fue calentando, porque la obra de Talavante tuvo la virtud de la conexión, de no tener el mínimo tiempo muerto. Todo muy ligado. Todo sin solución de continuidad. La estocada cayó desprendida, y ahí se aferró el usía para no conceder la segunda oreja.

Naturales excelentes

Se llevó otro trofeo del quinto, que no estaba sobrado de nada. Ni de trapío ni de bravura ni de fuerzas. Tenía nobleza, eso sí. Con esos mimbres Talavante fue hilvanando una faena que en sus principios ya dio pie a la esperanza. Y así fue, pues poco a poco se hizo con el de Jandilla. Jugó con los tiempos, y hasta le sopló naturales de excelente factura. Los tendidos, de nuevo a su favor, le ayudaron a pasear la oreja, que, cosas de los reglamentos autonómicos, no le dio el pase a abrir la puerta grande, ya que en La Rioja es preciso cortar dos trofeos a un toro para salir a hombros.

También se entregó Roca Rey, aunque tuvo un lote más a contraestilo. No le sobraban las fuerzas al tercero, que embestía a la defensiva, un tanto rebrincado, y porfió el peruano, que contó igualmente con la entrega del público desde que se abrió de capote. Derrochó valor en un final de cercanías, como con el feo que cerró plaza. Este toro cantó la gallina y buscó descaradamente las tablas. Roca intentó sujetarlo en los medios en una faena desigual que acabó con un arrimón. La casta la puso el torero, que convenció al pasarse lo pitones muy cerca. Pese a que el broche con la espada no fue el mejor, sobre todo si se compara con la gran estocada que le dio al tercero, como el público es soberano, al presidente no le quedó más remedio que conceder una oreja.

No tuvo una buena tarde el caballero navarro Pablo Hermoso de Mendoza, ni con el buen primero ni con el parado cuarto. Y eso que atemperó el incansable galope del que abrió plaza y jugaba a un paso de su casa. Sin embargo, la actuación pasó sin pena ni gloria, en un día en el que Talavante puso su sello de frescura y variedad.

LOGROÑOActualizado:Actualizar

Sexto toro

Feo de hechuras el sexto, que buscaba descaradamente las tablas. Roca lo mantuvo a duras penas en los medios. Faena tan desigual como ajustada y bien resuelta, en donde la casta la puso el torero. Estocada baja. Oreja.

Quinto toro

Fue a más la faena de Talavante al noble quinto. Una serie con la zurda al final, antes de una ajustada serie de bernadinas, desató los clamores. Estocada trasera y descabello. Oreja.

Cuarto toro

Parado y con poca entrega el cuarto, con el que Hermoso de Mendoza pasó sin pena ni gloria. Terminó con un feo rejonazo y el silencio acompañó su labor.

Tercer toro

No le sobraban las fuerzas al tercero, que embistió a la defensiva con tendencia a irse. Porfió Roca Rey en un trasteo donde no faltaron alardes de valor y que remató de un fulminante estonazo. Silencio tras petición.

Segundo toro

El público se entregó a Talavante, que cuajó una faena plena de frescura y variedad, con algunos naturales inmensos a un buen jandilla que se tapaba por los pitones. Estocada desprendida. Oreja con petición de la segunda.

Primer toro

Excelente el primero de Sánchez, al que Hermoso templa con su incansable galope. Muy desigual al clavar, la faena no rompe en un triunfo. Rejón trasero. Silencio.

Paseíllo

Con alrededor de tres cuartos de entrada, hacen el paseíllo Hermoso de Mendoza, Talavante, de azul y oro, y Roca Rey, de tabaco y oro.

Sorteo

Esta mañana se enchiqueraron los toros que se lidiarán a partir de las seis de la tarde. Para rejones saltarán al ruedo dos toros de Herederos de Sánchez y Sánchez; para la lidia a pie, cuatro de Jandilla.

Cartel

¡Buenas tardes! Bienvenidos a la primera corrida de la Feria de San Mateo de Logroño, donde se celebra un festejo mixto en el que se anuncian Pablo Hermoso de Mendoza, Alejandro Talavane y Andrés Roca Rey.