La afición lanzó almohadillas al ruedo en protesta a la no concesión de la oreja a Fortes
La afición lanzó almohadillas al ruedo en protesta a la no concesión de la oreja a Fortes - Paloma Aguilar

La asociación de presidentes taurinos critica «la falta de credibilidad» del palco de Las Ventas

A raíz de la negativa de José Magán Alonso de conceder una oreja a Fortes tras una petición mayoritaria

MADRIDActualizado:

La Asociación Nacional de Presidentes de Plazas de Toros (Anpte) ha emitido un comunicado en el que lamenta la «falta de credibilidad» del palco de Las Ventas a raíz de lo acontecido el pasado 11 de mayo, cuando uno de los usías, José Magán Alonso, negó una oreja pedida por amplia mayoría a Jiménez Fortes.

«Desde la Anpte tenemos que lamentar la imagen que reflejó el palco de Las Ventas a raíz del festejo del pasado día 11 de mayo, ya que deja mermada la credibilidad que debe imperar en toda actuación presidencial», dice la nota recogida por Efe.

La decisión de aquella tarde fue muy polémica y fue criticada por amplia una mayoría de aficionados, con unos tendidos muy encendidos que arrojaron almohadillas al ruedo. El público obligó luego al matador malagueño a dar dos vueltas al ruedo tras serle denegado el trofeo.

Nombramiento

En dicho comunicado, la Asociación hace un llamamiento a la Comunidad de Madrid, propietaria del coso capitalino, para que vea que el mecanismo que utiliza para el nombramiento de presidentes «está anclado en atavismos y costumbres ya obsoletas» y que no es necesario que este puesto «tan relevante para el desarrollo de un espectáculo taurino» sea ocupado exclusivamente por inspectores o comisarios de policía.

Al hilo de la situación, recuerdan también que ya hay una resolución de la Asamblea de Madrid instando al Gobierno de la Comunidad a abrir el palco a «grandes aficionados preparados y experimentados también para esa función, avalados por su formación, experiencia y compromiso con la Fiesta».

«En Anpte nos esforzamos porque los presidentes surjan de la experiencia extensa y la formación intensa de todos aquellos que se sientan con capacidad y aptitud para asumir la responsabilidad que supone presidir una corrida de toros; y es nuestro deseo que los palcos sean nombrados atendiendo a las capacidades, formación, experiencia y criterio de aficionados solventes», añade la nota.