Cultura - Teatros

¿Conviene ser completamente sincero en una relación de pareja?

Claudio Tolcachir dirige a Carlos Hipólito, Natalia Millán, Mapi Sagaseta y Armando del Río en «La mentira», de Florian Zeller

Carlos Hipólito y Natalia Millán, en una escena de «La mentira»
Carlos Hipólito y Natalia Millán, en una escena de «La mentira» - Paolo Tagliolini

«Mentir, a veces, es una demostración de amistad», dice Pablo, uno de los personajes de «La mentira», de Florian Zeller. Y de eso, de mentiras y de amistad, entre otras cosas, trata esta obra, que se acaba de presentar en el teatro Maravillas después de su estreno en Bilbao. La dirección es de Claudio Tolcachir, y el reparto incluye a Carlos Hipólito, Natalia Millán, Mapi Sagaseta y Armando del Río.

Dos parejas y una mentira, un engaño descubierto pero no revelado. Sobre esta base construye Florian Zeller esta obra, que Claudio Tolcachir define como «comedia psicópata». «Lo es porque el autor juega con la cabeza del espectador -explica el director argentino-; con la información que tiene, con lo que imagina, a lo que luego da la vuelta. Y lo hace con humor, que considero que es la mejor manera de que uno conecte y empatice consigo mismo. “La mentira” es una obra que está siempre abriendo huecos para que que el espectador se meta; y él entra en la misma confusión de los personajes, y no sabe qué es verdad y qué no».

Comedia con trasfondo

«Esta es una función muy bien escrita -añade Carlos Hipólito, la piedra angular de este proyecto-, pero que según en manos de qué director caiga se puede convertir en algo muy ligero o en algo con un poquito más de densidad. Por eso pensamos en Claudio, porque es un director capaz de darle trasfondo a la comedia, capaz de conseguir que el espectador se olvide de que está en un patio de butacas y piense que está en su casa viendo a sus vecinos; viendo un cachito de vida, no un buen trabajo o una buena interpretación».

¿Conviene ser completamente sincero en una relación de pareja? ¿Hay que contárselo todo o conviene reservarse parcelas? Esas son, dice Hipólito, preguntas que se hace la función, «que plantea si la mentira, en determinados casos, es algo positivo». «Habla de ese filo peligroso, que todos tenemos, de hasta dónde somos absolutamente honestos -añade Tolcachir-. O si el hecho de no contar todo lo que me pasa me hace deshonesto o me hace responsable y cuidadoso. Y qué pasa cuando cruzas el umbral, ¿te puedes volver atrás?» Natalia Millán completa: «presenta posturas diferentes frente a la mentira; unos tienen remordimientos, otros no la tienen, otros defienden que hay que mentir hasta la muerte, otros no quieren saber. Normalmente todos decimos que somos sinceros pero, en realidad, todos mentimos en mayor o menor medida. Y hay momentos en que el espectador se puede identificar con cualquiera de los discursos de los personajes, que son completamente diferentes».

Humor y sufrimiento

«Lo mejor del teatro es eso -interviene Claudio Tolcachir-, que te puedes identificar con la víctima o con el verdugo. Ésta es una comedia brillante, con mucho humor, mucho ritmo y, sobre todo, con mucha verdad. Cuando ellos sufren y se meten en terrenos peligrosas, el espectador se divierte más, y eso pasa también en la vida».

Turno para los elogios. Hipólito dice de Claudio Tolcachir que «lo veo como un mago -Natalia Millán asiente con la cabeza y la sonrisa-. Probablemente sea un gran mentiroso también, porque nos hace creer que somos los únicos actores posibles para cada papel. Y eso hace que estés abierto a todo y que confíes en tus compañeros y en ti». «Cuando los actores están cómodos -concluye Tolcachir-, sienten confianza y libertad para jugar, y hay comunicación, las obras funcionan mejor».

Zeller, autor de moda

A Florian Zeller (París, 1979) nos lo presentó, hace apenas cuatro años, Josep Maria Flotats, que dirigió y protagonizó «La verdad», una obra en la que también se preguntaba la conveniencia de ser siempre sincero. Zeller, cuyas obras han ganado varios premios Molière, es uno de los autores franceses de mayor éxito, no solo en su país. Ahora mismo, su obra «El padre» se representa en España (protagonizada por Héctor Alterio y dirigida por José Carlos Plaza, llegará en octubre al Bellas Artes) y en Londres.

Consiga sus entradas con Oferplan

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios