El dúo MGMT
El dúo MGMT - ABC
Música

MGMT, Franz Ferdinand y Natalia Lafourcade, los discos de la semana para los críticos de ABC

Repasamos los álbumes más llamativos que se publican este viernes 9 de febrero

Actualizado:123
  1. MGMT «Little Dark Age»

    Diez años después de debutar con el trascendental «Oracular Spectacular», MGMT parecen haberse dado cuenta por fin de que no han hecho nada tan brillante desde entonces, y puede que también de que en realidad ni siquiera lo han intentado en serio. Porque en «Congratulations» (2010) perdieron la virtud de sonar a futuro, y en «MGMT» (2013) se perdieron, sin más.

    Si ha habido alguna reflexión estratégica en «Little Dark Age», ésta ha debido apuntar a la reivindicación del planeta MGMT como primer producto del big-bang neopsicodélico de 2008, esa explosión que también vio nacer a Foxygen o Tame Impala, y que en un decenio ha experimentado una expansión que ahora somete a los de Connecticut a una complicada reactualización.

    La a priori comprometedora hoja de ruta de «Little Dark Age» deja margen para el coqueteo vaporwave, pero se simplifica con la búsqueda de un gancho pop de reminiscencias ochenteras que llega a tener ecos de New Order, Kraftwerk, The Cure e incluso de Pet Shop Boys, y que ofrece temas muy dignos como «When you die», «Me and Michael», «When you are small» o el propio tema titular. ¿Alguna a la altura de «Time to pretend» o «Kids»? Ni por asomo, pero quién esperaba algo así de ellos a estas alturas...

    6,5 / 10

    NACHO SERRANO

  2. Franz Ferdinand «Always Ascending»

    El productor de «Always Ascending», Philippe Zdar, recibió órdenes de no centrarse en ninguna canción en particular, de no pensar en singles. Pero la banda escocesa ha publicado un disco con un primer tema tan bueno, potente y adictivo que desde ahí ya sólo queda la cuesta abajo. «Always Ascending», la canción, es sin ninguna duda una de las mejores piezas que Franz Ferdinand han firmado desde los días de gloria de sus dos primeros discos. Uno de esos hits de pre-estribillo, puente y estribillo matador capaz de levantar a todo un festival hasta los mismísimos cielos, aludiendo indisimuladamente al subidón («bring me water», repite Kapranos una y otra vez) mientras exprime un ritmo de pista de baile irresistible.

    La caída en picado se produce enseguida con «Lazy Boy», que arranca con un teclado tan «bajonero» (y casi podría decirse que hasta infantiloide) que da ganas de parar y volver al principio. La canción, sin embargo, evoluciona lo suficientemente bien (se convierte en un curioso experimento de prog-pop) para no estropearlo todo nada más empezar.

    Afortunadamente, el disco mantiene el tipo gracias a temas muy excitantes como «Finally», «The Academy Award», «The Glimpse of Love» o «Feel the love go». Otros como «Paper Cages», «Lois Lane» o «Huck and Jim» vuelven a recordar los momentos menos inspirados del grupo, así que por repertorio no es ni de lejos su mejor álbum. Pero al menos la sensación que queda es la de que con «Always Ascending» Franz Ferdinand vuelven a reivindicar una personalidad propia, revirtiendo la preocupante vulgaridad de su último trabajo.

    6 / 10

    NACHO SERRANO

  3. Natalia Lafourcade «Musas: Un Homenaje al Folclore Latinoamericano en Manos de Los Macorinos Vol. 2»

    «Musas vol. 2» es la segunda parte del homenaje que Natalia Lafourcade rinde al folclore latinoamericano de la mano de Los Macorinos, el dúo de músicos que acompañaba a la gran Chavela Vargas en sus giras. Los tres forman el núcleo principal de un disco de extraordinaria riqueza instrumental que dibuja bellísimas versiones de grandes clásicos, como el inolvidable bolero «Alma mía» de María Grever que ha ejercido de primer single, o «Desdeñosa», trova yucateca de Benigno Lara Foster (compositor mexicano autor también de «Labios Mentirosos» o «Rosas de Oriente») que Natalia comparte con Eugenia León y Omara Portuondo.

    No hay desperdicio en el álbum. La sensacional voz de la cantante mexicana no hace más que emocionar y deslumbrar a lomos de tonadas de oro firmadas por compositores como Alberto Domínguez, Simón Díaz, Manuel María Ponce, Óscar Avilés, Álvaro Carrillo o Margarita Lecuona. Además, las tres canciones propias que se incluyen en el repertorio (una de fuerte contenido político y contra la discriminación por razones de nacimiento, con destinatario evidente) añaden aún más interés al disco, no sólo por lo bien que encajan en un cancionero tan exigente como este, sino porque ofrecen una espléndida instantánea del gran momento de forma que vive Lafourcade.

    8 / 10

    NACHO SERRANO