Campaña ‘Medwaves'

El 'CSI' del mar zarpa de Cádiz

El 'Sarmiento de Gamboa' analizará la influencia del Mediterráneo en el Atlántico

Un equipo multidisciplinar de 38 científicos forma parte de la campaña ‘Medwaves’, una de las más ambiciosas en el estudio marino de la Unión Europea

Uno de los investigadores manipula el ‘ROV Liropus 2000’, que puede descender hasta los 2.000 metros de profundidad.
Uno de los investigadores manipula el ‘ROV Liropus 2000’, que puede descender hasta los 2.000 metros de profundidad. - ANTONIO VÁZQUEZ
Andrés García Latorre - @AGLatorre Cádiz - Actualizado: Guardado en:

En una de las escenas más célebres del cine el malvado replicante veía que estaba cerca su final y lamentaba, ante un atónito Rick Deckard, que sus recuerdos se perderían como lágrimas en la lluvia. «Es hora de morir». Seguro que añoraría en su impostado final que estuviese cerca algún miembro del equipo ‘Medwaves’ que zarpa este miércoles del puerto de Cádiz embarcado en el buque oceanográfico ‘Sarmiento de Gamboa’. Y es que estos 38 investigadores parten con la misión de comprobar cómo interactúa el agua del Mediterrráneo en la del Atlántico. La jefa de la expedición, Covadonga Orejas, explica que el agua de estos dos mares no se funde del todo y que las características que conservan son fundamentales para la formación de los fondos marinos. Como si del televisivo CSI se tratara, la tripulación localizará esas masas de agua del mar que no se han perdido en el océano. Como si buscaran lágrimas de replicante en la lluvia.

Los miembros del Instituto Español de Oceanografía fueron los encargados de dar a conocer los detalles de su misión, que está liderada por dos mujeres: María Ángeles Campo (capitán del ‘Sarmiento de Gamboa’) y Covadonga Orejas (jefa de la misión científica). La misión forma parte del proyecto europeo Atlas y explorará los fondos marinos con la tecnología más avanzada. Uno de los intereses principales será saber cómo influye el mediterráneo en la presencia de comunidades bentónicas como corales de profundidad, esponjas o gorgonias

Para muestra, uno de los aparatos de exploración más punteros que se emplearán será el ‘ROV Liropues 2000’, un robot submarino que permitirá filmar y tomar muestras de zonas nunca vistas. «Las exploraciones que se han realizado sobre la influencia del agua del Mediterráneo en el Atlántico han descendido como mucho hasta los 400 metros: nosotros lo haremos hasta los 2.000», indicó Orejas en el puesto de mando del buque. «El robot que vamos a utilizar es el mismo que se ha empleado en la exploración del pecio de la ‘Nuestra Señora de las Mercedes’», añadió el investigador Pedro Vélez.

Vélez explicó que se localizan aguas de distintos mares constantemente. «De hecho, no es extraño encontrar aguas de la Antártida en el Estrecho de Gibraltar». La manera de identificar la procedencia es aparentemente simple: se analiza el agua y se comprueba su salinidad, la presencia de nutrientes y la densidad. Así se establece si no es oriunda de las zonas que van a recorrer en la expedición que, a lo largo de los 36 días de travesía, será el mar de Alborán, los montes submarinos del cabo San Vicente y las Azores. Y no sólo eso, con la muestra de agua es posible comprobar qué flora y fauna han pasado por ahí, en lo que se llama el ADN Medioambiental.

El proyecto se complementa con un proyecto audiovisual de difusión , ‘Ways of the waves’, que unirá conocimientos científicos con recursos fílmicos.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios