Top

ARTE

Las galerías de Barcelona vuelven a la carrera

A principios de mes se celebraba la segunda edición del Barcelona Gallery Weekend (BGW). Estas son las mejores propuestas artísticas que deja en la cartelera de las galerías de la ciudad

AnteriorSiguiente
  1. 1
  2. 2
  3. 3
  4. 4
  5. 5
  6. 6
  7. 7
  8. 8
  9. 9
  10. 10
Navegue usando los números

Pep Agut

Dos de las piezas de «Penélope», de Pep Agut, en la Galería Àngels Barcelona-

Parece que, con los años, Pep Agut (Terrasa, 1961) repliega su voluntad de «proyecto expandido» para volver a sus inicios en los ochenta. Pero el artista no desanda ningún camino. Regresa a casa en un paso adelante. La línea, el color, la composición en constantes guiños a la foto dan cuerpo a un nuevo «work in progress», «Penélope», metáfora del «hacer y deshacer en el estudio», en sus palabras. Así se entiende el conjunto de pinturas, así como la doble proyección de diapositivas en la que retoma el concepto de crítica a la representación que ha presidido todo su trabajo.

«Penélope». Galería Àngels Barcelona. C/ Pintor Fortuny, 27. Hasta el 18 de noviembre.

Patricia Esquivias

Una vista del montaje de la exposición de Patricia Esquivias-

La propuesta de Patricia Esquivias (Caracas, 1979) es un nuevo capítulo en un trabajo que se vale de lo textual para la construcción de un relato centrado en pequeñas historias cotidianas desde una perspectiva personal. En «Rueda, repite, mujer», todo empieza con un paseo por la Finca del Quindío (Colombia) y el descubrimiento de las aceras y los suelos con impresiones decorativas de sus calles. Lo cual se traslada a la vídeo-instalación «Walking Still (Caminando quieto, caminando todavía)», de 2014, y a obras sobre papel en las que a lo cotidiano se une un interés por el pasado arqueológico precolombino.

«Rueda, repite, mujer». Galería Estrany-de la Mota. Pasaje Mercader, 18. Hasta el 2 de diciembre.

June Crespo

Una de las propuestas de June Crespo-

Viendo las obras de la artista bilbaína (1982) es como si nuestra memoria reviviera algunas de las «hazañas» de los adelantados de la escultura constructivista: Tatlin y sus contrarrelieves, en los que se redujo la masa y la solidez a casi una línea, un gesto. Crespo problematiza sobre el lenguaje abstracto del ruso y le incorpora una iconicidad que une lo cotidiano y lo subjetivo. También recurre a la resina, al metal, al cemento o la cerámica, que entiende como líneas de dibujo en el espacio, y que combina con elementos estructurales de mayor volumen, como radiadores o bisagras. La artista denomina estos encuentros «escanografías», una suerte de invocación entre surrealista y esotérica.

«Chance Album nº 1». Galería EtHall. C/ Joaquín Costa, 30. Hasta el 12 de noviembre.

Erick Beltrán

Detalle de la instalación de Erick Beltrán-

Como sostiene este autor (México, 1974), el doble es la más declarada crítica al autoproclamado ego del artista. Y se pregunta :¿Es una proyección del ego o una entidad con su propio recorrido? ¿Es un efecto neutral o una construcción simbólica? ¿Por qué nunca desaparece? Eso le lleva a convertir diagramas, objetos, información y colecciones de elementos aleatorios en una investigación sobre los sistemas de pensamiento políticos, sociales y culturales, con énfasis en la relación entre las distintas construcciones del discurso. Una especie de gran gráfico semántico en blanco y negro que utiliza los dos espacios de la galería para proyectar su archivo privado de obsesiones.

«El doble no existe». Gª Joan Prats. C/ Balmes, 54. Gª Joan Prats Warehouse. Pasaje Saladrigas, 5.

Anna Jotta

Detalle de una de las piezas de Anna Jotta en ProjecteSD-

Jotta (Lisboa, 1946) se define como pintora desde un concepto plano y bidimensional, pero a la vez se dice fascinada por el objeto y por la pasión de coleccionarlo. Objetos que funcionarían como «notas a pie de página» para generar nuevos trabajos. Con ellos, nunca aislados, sino «en comunidad», persigue «un cuerpo en crecimiento», dentro del cual, una bandera, una nube pintada o un calendario conforman un universo lleno de rupturas cercanas a un discurso feminista que aflora entre alusiones al dadaísmo y a Duchamp.

«Antes de que me olvide». ProjecteSD. Pasaje Mercader, 8. Hasta el 26 de noviembre.

«International Art Paper»

Detalle de un dibujo de Javier Pérez para esta colectiva-

El papel es un material maleable. A primera vista resulta menos cualificado que la tela, y dotado de una permanencia sujeta a mayores inclemencias. Pero recuérdese que los antiguos pergaminos fueron el origen de una de las técnicas recurrentes de los artistas de las últimas décadas: el palimsesto. Escribir, borrar, volver a escribir. Algunos de estos rasgos son los que comparten los artistas de la presente exposición, todos de la galería, como Campano, Colommer, Cornelia Parker, Javier Pérez y Sean Scully.

Colectiva. Galería Carles Taché. C/ México, 19. Hasta diciembre.

Pep Durán

Uno de los «Amorfos» de Pep Durán-

De nuevo Durán (Villanueva y Geltrú, 1955) recurre a los moldes cerámicos de la serie «Amorfa» no sólo para enfatizar el principio de multiplicidad, sino para expandir la nueva obra híbrida al espacio arquitectónico y provocar encuentros marcados por el azar. «El espacio imanta las piezas», dice, enfatizando la idea de que estos «artefactos fósiles» actúan como objetos vivos en escenografías mutantes, en un acercamiento al mundo teatral. No en vano, el artista se siente cercano a los dramaturgos Tadeusz Kantor y Antonin Artaud.

«Amorfa». Galería Rociosantacruz. Gran Vía de las Cortes Catalanas, 627. Hasta el 5 de noviembre.

Xavier Escribà

Detalle de la «pintura» de Xavier Escribà-

Esta instalación ex profeso de Escribà (París, 1969) da un paso respecto a su particular manera de entender la pintura, a partir de recortar las telas para, uniendo distintas y múltiples capas de color, convertirlas en objetos. Ello explicaría la franja-cuerda-banderola que recorre la galería, no sólo una clara transgresión a la autonomía de lenguajes, sino una buscada carnosidad de la pintura, y una alusión al paso del tiempo, que es el suyo.

«De dónde venimos, dónde estamos». Galería Marc Domènech. Pasaje Mercader, 12. Hasta el 4 de noviembre.

Kendell Geers

Una de las piezas de «ProPaganDaDa» de Kendell Geers-

Geers (Johannesburgo, 1968) es un artista político, y no sólo por su obra, sino por su posición como sujeto que vive en una determinada comunidad y está comprometido con la Historia surafricana. El abuso de poder, las desigualdades sociales y raciales, entre otras cuestiones, lo llevan a plantear preguntas a las que difícilmente encuentra respuesta. Tras ellas late cierta autobiografía que explica cómo, por ejemplo, en 1988 fue uno de los 143 jóvenes que se opusieron públicamente a alistarse en el Ejército surafricano, lo que le reportó una condena de prisión y una vida en el exilio.

«ProPaganDaDa». ADN Galería. C/ Enric Granados, 49. Hasta el 5 de noviembre.

Anthony Goicolea

Uno de las piezas de «Simulacrum» expuestas en Senda-

En esta segunda individual en Senda, Goicolea (Atlanta, 1971) vuelve a sorprender con sus pseudotelas de gran tamaño en las que, jugando con trasparencias y opacidades, y sirviéndose de artificios digitales, busca crear dobles de la realidad a partir de la poética del simulacro y del doble. En la exposición destaca otro grupo de obras («Anonymus Portraits»), al grafito y al óleo, en los que toma como referente el cuerpo humano, en su máxima y extrema gestualidad.

«Simulacrum». Gª Senda. C/ Trafalgar, 32. Hasta el 5 de noviembre.

AnteriorSiguienteToda la actualidad en portada
publicidad

comentarios