Cultura - Arte

El secreto de Antonio López

Su reflejo sí aparece en el cuadro «Lavabo y espejo»

Vídeo: - Elena Villegas

En la obra «Lavabo y espejo», sí se puede ver la sombra del pintor Antonio López. Se trata de un reflejo que se creía inexistente y que ningún experto en Arte ha sabido encontrar. Guillermo Solana, Director Artístico del Museo Thyssen-Bornemisza, explica, para ABC, cómo ver la sombra.

La exposición «Realistas de Madrid» que acoge el Museo Thyssen-Bornemisza es un lujo que permite al visitante descubrir un sinfín de detalles que recuerdan a los grandes artistas de la Historia del Arte. Hasta ahora, el famoso cuarto de baño de Antonio López se había relacionado con «La Habitación», de Van Gogh, por la ausencia ante el espejo, pero Velázquez y Van Eyck son influencias con mayor presencia; en concreto, se puede relacionar el reflejo en «Lavabo y espejo» (1967) con «Las Meninas» y «El matrimonio Arnolfini». Al igual que los clásicos, Antonio López también aparece en su óleo, pero de manera vedada, casi fantasmal. López lo reveló, hace poco, en una visita que Pedro Almodóvar y su equipo hicieron a la exposición, con Guillermo Solana, Director Artístico del Thyssen, como testigo. El propio Solana se sorprendió ante la declaración y explica, tal y como se puede ver en el vídeo, dónde está la sombra del artista.

Por otro lado, el juego lumínico de los cuadros de interior de Isabel Quintanilla recuerda a Vermeer y tiene la intensidad de los claroscuros de Caravaggio.

Antonio López, Amalia Avia, Isabel Quintanilla, María Moreno, Esperanza Parada y los hermanos Francisco y Julio López comparten temores, técnicas y paisajes, pero les une, sobre todo, una amistad que se inició en su época de estudiantes.

El realismo próximo a la fotografía -pero con una poética similar a los realistas sociales y paisajistas del siglo XIX- del grupo de Madrid tiene sello propio y, a buen seguro, se estudiará en colegios y escuelas de Arte en poco tiempo.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios