Cultura - Arte

Riesgo de derrumbe en el palacio de Topkapi

El segundo monumento más visitado de Turquía está seriamente amenazado por las grietas y mantiene cerradas algunas de sus dependencias

Entrada del palacio otomano de Topkapi, en Estambul
Entrada del palacio otomano de Topkapi, en Estambul - ABC

El palacio de Topkapi de Estambul, antigua residencia de los sultanes otomanos y el segundo monumento más visitado de Turquía, corre serio peligro de un derrumbe parcial, según ha asegurado el diario Hürriyet.

Un bloque entero del famoso palacio, que recibió 3,2 millones de visitas en 2015, está seriamente amenazado por grietas que ya han obligado a cerrar al público varias dependencias del museo que alberga.

«El palacio apenas se mantiene en pie», ha titulado el citado diario en portada, que cita un informe del pasado mayo, hecho público ahora, que señala las malas condiciones del «pabellón de Fatih», una de las principales dependencias del conjunto arquitectónico.

«Un bloque entero del palacio está seriamente amenazado por grietas »

«Se observan deformaciones que superan el tamaño de fisuras y alcanzan el nivel de grietas y hendiduras», señala el informe.

La parte afectada fue cerrada al público el pasado 13 de julio y los tesoros que albergaba, como armas ceremoniales y joyas, entre ellas un diamante considerado el cuarto mayor del mundo, han sido guardados en un lugar seguro.

Dos salas de este pabellón fueron ya cerradas en 2014 por obras, pero actualmente hay ya cinco «clausuradas por restauración», según la web del palacio.

Causas del deterioro

Según Hürriyet, la causa del deterioro es el peso de la capa de hormigón con la que se cubrió el tejado del pabellón durante las obras de restauración entre 1940 y 1960.

Los terremotos habituales en la zona de Estambul han agravado el problema y el edificio no resistiría un seísmo de 5 grados en la escala abierta de Richter, advierte el informe citado.

Un exdirector del museo, Ilber Ortayli, ha declarado que los problemas se conocen desde hace años, pero que la falta de fondos ha retrasado una reforma completa. «No han conseguido el dinero. El presupuesto del Ministerio es extremadamente insuficiente. O se abre una campaña (para recaudar fondos) o se cierra el palacio. Hace falta una reforma muy profunda», ha asegurado Ortayli.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios