Cultura

La infame traición con la que los Grimaldi conquistaron la fortaleza de «La Roca» y crearon su propia dinastía

Aprovechando que el Emperador de Japón ha abierto la puerta a una posible abdicación, recopilamos la historia de las Casas Reales más antiguas del mundo

«La Roca», la fortaleza que tomaron los Grimaldi
«La Roca», la fortaleza que tomaron los Grimaldi - Wikimedia

No ha pasado ni una semana desde que Akihito, el último eslabón de una dinastía formada por más de un centenar de soberanos japoneses, anunció públicamente su posible abdicación. Todo ello, debido a las «muchas limitaciones» provocadas por la edad. De sucederse este relevo político, el país daría la bienvenida al Emperador número 126 de la familia reinante más antigua del planeta. Una estirpe que supera ampliamente en tradición a otras como la sueca (establecida por un general de Napoleón Bonaparte) o la Grimaldi (la cual comenzó en el siglo XII tras la conquista de una fortaleza llamada «La Roca»). A pesar de ello, son muchas las familias que reinan actualmente en el mundo. Hoy, os invitamos a conocer las más longevas.

Japón

ESCUDO

El símbolo tradicional del Emperador de Japón es el crisantemo de color amarillo, cuyo significado es el de la longevidad y el de rejuvenecimiento.

DINASTÍA

El actual Emperador Akihito es el representante de la dinastía reinante más antigua del planeta: la Yamato. Esta comenzó, según la tradición japonesa, en el año 660 a. C. cuando Jinmu -descendiente supuestamente de la mismísima diosa del Sol Amaterasu- ascendió hasta el trono de Japón. Con todo, su vida está rodeada de mitología, pues la leyenda afirma que vivió más de 100 años. Después de él se sucedieron hasta otros 13 líderes que, aunque están reconocidos como parte de la estirpe nipona, fueron más legendarios que reales.

El siguiente (el decimoquinto, llamado Ojin) fue el primero totalmente histórico y vivió entre los siglos III y IV. Con el paso de los años, el miembro de esta familia que más destacó fue Hirohito. Este cobró gran importancia en la Segunda Guerra Mundial porque fue el primero en considerar que los Emperadores japoneses no eran dioses que habían adquirido forma humana (como hasta ese momento se afirmaba), sino meros hombres. Aunque, como bien señala el historiador Michael Burleigh en su obra «Combate moral. Una historia de la Segunda Guerra Mundial», reprimió sus dudas durante la contienda para que el orden establecido no se rompiese.

Jinmu
Jinmu- Wikimedia

Mónaco

ESCUDO

El escudo de la Casa Grimaldi cuenta con dos monjes armados con espadas. Figuras que recuerdan la forma en la que se fundó la dinastía

DINASTÍA

La Casa regente actualmente en Mónaco es la Grimaldi, al frente de la cual se encuentra Alberto II. Aunque tiene el título de Príncipe debido a que dirige un Principado, es el jefe de Estado de la región. Su dinastía se remonta hasta el siglo XIII y comenzó a forjarse en el año 1271. Fue entonces cuando los Grimaldi, que habían combatido por el bando güelfo (partidario del poder papal) en la guerra de Génova, fueron expulsados de sus tierras por los gibelinos (aquellos que apoyaban al emperador).

Para vengarse, Francesco (el que sería considerado a la postre el fundador de la dinastía) decidió atacar con un pequeño ejército la fortaleza más destacada de Mónaco, «La Roca». Lo hizo el 8 de enero de 1297, y de una forma curiosa: disfrazándose con sus hombres de monjes franciscanos para no levantar sospechas hasta que estuvieron lo bastante cerca del enemigo como para sacar las armas. Su conquista, y posterior asentamiento en la zona, le hacen ser considerado el primero del linaje. Carlos I sería el fundador del Principado años después.

Escudo de los Grimaldi
Escudo de los Grimaldi- Wikimedia

Brunei

SÍMBOLOS

El escudo personal del sultán de Brunei está formado por una media luna (la cual representa el Islam) de color verde (un color que ha sido asociado siempre a esta religión) y un parasol y una corona (ambos, símbolos regios y de poder).

DINASTÍA

Brunei es un pequeño país que, por su situación y su escaso tamaño (unos 6.000 kilómetros cuadrados) suele ser pasado por alto en los informativos. Sin embargo, cuenta con una extensa historia y una monarquía con más de 600 años de antigüedad. Los primeros datos que se tienen sobre la zona los obtenemos de fuentes chinas. Estas nos dicen que era un territorio pujante económicamente y que ocupaba una buena parte de la isla de Borneo. También afirman que logró atesorar cierta fortuna gracias a la venta de especias, madera y productos exóticos. Su primer sultán fue Muhammad Sha, quien gobernó la región en el siglo XV después de abrazar el Islam.

Según su gobierno, con él empezó una línea dinástica que continúa hoy y que puede enorgullecerse de ser una de las más antiguas que ha reinado de forma ininterrumpida. Los sultanes de Brunei alcanzaron su máximo poder en los siglos XV y XVI, cuando controlaron la totalidad de Borneo y parte de Filipinas. Esa fue también la época en la que llegaron los primeros exploradores europeos (portugueses y españoles). Hassanal Bolkiah es el sultán actual, forma parte de esta dinastía y ostenta el poder desde 1967. Para su desgracia, el pasado 2015 su país se hizo famoso debido a la extravagante boda de su hijo, quien encargó para la celebración trajes de oro adornados con diamantes y piedras preciosas

Hassanal Bolkiah
Hassanal Bolkiah- Wikimedia

España

SÍMBOLOS

En sus escudos destaca la Flor de Lis, herencia de su rama francesa. El símbolo tiene su origen en el período medieval y, habitualmente, se asocia a la luz y a la purificación.

DINASTÍA

El origen remoto de la dinastía Borbón se encuentra en el siglo X, Sin embargo, el primer de sus miembros que subió a un trono fue Enrique IV, quien se convirtió en rey de Francia en el año 1589 y, anteriormente, había sido soberano de Navarra. Un siglo después, llegarían a España.

«Empeora el Rey Católico. Me dicen que parece un cadáver». Este fue el mensaje que envió, el 26 de septiembre de 1700, el embajador francés en la Península al rey galo Luis XIV. Aquellas palabras corroboraban una noticia que ya sabía media Europa: que el monarca español Carlos II iba a morir, y lo haría sin descendencia. A partir de ese momento comenzó una lucha política entre varias dinastías emparentadas con él para lograr que este les diera su regia bendición para ocupar el trono de España. Al final, la victoria fue para la casa Borbón. Y el elegido, Felipe V (nieto de Luis XIV). Tras el nombramiento, lo primero que le dijo el Rey Sol al nuevo líder fue lo siguiente: «Vais a reinar, señor, en la monarquía más vasta del mundo y a dictar leyes a un pueblo esforzado y generoso, célebre en todos los tiempos por su honor y lealtad».

Así se dio inicio al reinado de la Dinastía de los Borbones en nuestro país. Una línea sucesoria en la que, posteriormente, se sucedieron Luis I, Fernando VI, Carlos III, Carlos IV y Fernando VII. Este último perdió el trono en favor de José Bonaparte con la entrada de Napoleón en España. Sin embargo, lo recuperó en 1813 tras la expulsión de los ejércitos del «Pequeño corso» de estas tierras. Después de su fallecimiento, se sucedió una guerra entre los partidarios de la hija de Fernando (Isabel, todavía una niña) y los de su hermano (el Infante Don Carlos). Ambos, deseosos de subirse al trono.

El resultado de la contienda (denominada la «Primera guerra carlista») fue la victoria de la pequeña, quien tomó el trono con el nombre de Isabel II. Posteriormente llegaron al poder Alfonso XII y Alfonso XIII (quien mantuvo el cetro hasta la II República). En 1975, tras la muerte de Franco, Juan Carlos I fue nombrado jefe del Estado y comenzó el largo camino hacia la democracia. En 2014 abdicó en favor de su hijo, Felipe VI.

Felipe V
Felipe V- Wikimedia

Liechtenstein

ESCUDO

El escudo está formado por los símbolos de los territorios que han tenido alguna relación con la región a lo largo de su historia y por emblemas nacionales

DINASTÍA

El Principado de Liechtenstein (de apenas 160 kilómetros cuadrados) cuenta a día de hoy con una de las familias reales más ricas de Europa. Al frente de la dinastía Liechtenstein (del mismo nombre que el país) se encuentra Juan Adán II. Al menos oficialmente, ya que desde el año 2004 ejerce como príncipe regente su hijo. El origen de la familia se encuentra, según varios expertos como Stuart W. Pyhrr, en Carlos I (más conocido como Karl von Liechtenstein). Este hombre fue un político y militar destacado que, por su lealtad a los Habsburgo, recibió el título de Príncipe Heredero de esta región en la primera mitad del siglo XVII. Posteriormente, en 1699, el príncipe Johann Adam compró la señoría de Schellenberg y, en 1712, el condado de Vaduz. El emperador Carlos VI decretó en 1719 que ambas zonas fueran unidas para crear un principado con el nombre de Liechtenstein.

Karl von Liechtenstein
Karl von Liechtenstein- Wikimedia

Marruecos

ESCUDO

Las principales características del escudo de esta dinastía es que cuenta con 15 rayos de color oro sobre un fondo azul. A su vez, se puede apreciar en él una estrella de cinco puntas de tono verde (el característico del Islam). Todo ello, adornado con perlas.

DINASTÍA

La dinastía presente en Marruecos es la Alauí, la cual está representada actualmente por el monarca Mohamed VI (en el poder desde 1999). Su estirpe es una de las más antiguas, aunque sus orígenes son debatidos. La doctora Maria Katjia Torres afirma en su obra «50 años del reino de Marruecos» que, aunque el linaje de esta familia se remonta hasta Hassan («hijo de Alí y nieto de Mahoma»), quien de verdad la fundó fue Mulay Alí Al-Sharif en 1631 (el primer jefe político de lo que hoy consideramos el Estado de Marruecos). Con todo, fue su hijo Maulay Muhammad quien logró unificar el país y convertirse en un reconocido líder militar.

Así lo atestigua el que, en su busca de un acceso al Mediterráneo, llegase a poner en jaque a los turcos de la vecina Orán. No obstante, algunos historiadores consideran que el verdadero creador de este linaje fue el hermano de Maulay Muhammad, Maulay Al-Rachid. Y es que, este logró vencer al primero en batalla y tomar el poder a mediados del siglo XVII. La decadencia de esta monarquía se vivió en el XIX, cuando Maulay Abd Al-Aziz permitió que el país se convirtiese en la moneda de cambio de las grandes potencias, muchas las cuales desembarcaron en la región buscando conquistarla.

Mohamed VI
Mohamed VI- Wikimedia

Inglaterra

ESCUDO

Su escudo cuenta con multitud de similitudes con el de la dinastía Hannover (de la que provienen los Windsor). Está formado por símbolos que rememoran a Inglaterra, Escocia e Irlanda del Norte. Cuenta, además, con el característico unicornio.

DINASTÍA

A día de hoy parece no haber nadie más inglés que la reina Isabel II. Sin embargo, la familia a la que pertenece esta monarca (la Windsor) tiene realmente origen alemán. Su estirpe se remonta hasta el año 1714, cuando ascendió al trono Jorge I, de la dinastía Hannover (la cual procedía de Suabia y Baviera). Curiosamente, este monarca no sabía hablar demasiado bien el idioma local y no quería aceptar el trono en sus inicios. Sin embargo, finalmente se puso la corona a sabiendas de que, de esta forma, los territorios que dominaba saldrían fortalecidos.

La línea sucesoria siguió con este apellido hasta que una de sus descendientes, Victoria I (quien reinó entre 1837 y 1901), contrajo matrimonio con Alberto de Sajonia–Coburgo-Gotha. El resultado fue la unión en Hannover-Sajonia-Coburgo-Gotha. Así siguió hasta 1917 cuando, durante la IGM, Jorge V decidió eliminar todo rastro de sus orígenes germanos por el odio que se había generalizado contra Alemania. ¿Cómo lo hizo? Modificando su apellido. El nombre que eligió fue Windsor por ser el lugar donde se levantaba el palacio real.

Jorge I
Jorge I- Wikimedia

Arabia Saudí

ESCUDO

La insignia está formada por dos espadas de características musulmanas, además de por una palmera del clásico color verde asociado al Islam.

DINASTÍA

Salmán bin Abdulaziz. Ese es el nombre del rey de Arabia Saudí y actual líder de la Casa de Saud, la dinastía que lleva casi tres siglos dominando este país. El fundador de esta estirpe fue Muhammad bin Saud, en sus inicios un emir de Al Diriya. En aquella región, este líder político y militar entrelazó su destino con el del popular religioso suní Muhammad bin Abd al-Wahab (quien abogaba por volver al Islam más tradicional). Tras expandirse militarmente y unificar los clanes de Arabia, ambos sellaron su pacto bajo juramente en 1744 que dio lugar al comienzo del Primer Estado Saudí. Por si eso fuera poco, el destino de ambos quedó más unido todavía cuando se casaron sus respectivos hijos.

Salmán bin Abdulaziz
Salmán bin Abdulaziz- Wikimedia

Países Bajos

ESCUDO

Su escudo mezcla los leones (símbolo de la casa Nassau) con la espada y la flecha (armas que representan a las Provincias Unidas). Además, se puede leer «Je maintiendrai» («Yo mantendré»), lema de la familia.

DINASTÍA

De forma oficial, el origen de la dinastía Orange-Nassau -a la que pertenece el actual rey Guillermo Alejandro- se remonta al año 1815, cuando fue alumbrado como tal el Reino de los Países Bajos. Sin embargo, la realidad es que esta familia tiene muchos más siglos de antigüedad. Su nacimiento se produjo con Guillermo I, más conocido como el «Taciturno» por el silencio que solía mantener en los Consejos de Estado. Este noble, también de la casa Orange-Nassau y conocido por su extravagancia, se hizo famoso por dirigir la rebelión holandesa contra la dominación española de la región (materializada por los soldados de Felipe II).

Varios miembros de su familia participaron en la guerra y, posteriormente, también como estatúderes (políticos regionales) de las Provincias Unidas de los Países Bajos (una unión de los territorios ubicados al norte de la zona). En 1815 la situación cambió radicalmente tras la derrota de Napoleón. Después de que parte de las comarcas fueran cedidas al hermano del «Pequeño corso» durante la contienda, el Congreso de Viena proclamó que Holanda era una monarquía y que su legítimo monarca debía ser de la casa Orange-Nassau. El elegido para subir al trono fue Guillermo I, quien gobernó hasta 1840. De dicha línea proviene el actual rey, que adquirió la corona en 2013 tras la abdicación de su madre, la reina Beatriz.

Guillermo el Taciturno
Guillermo el Taciturno- Wikimedia

Suecía

ESCUDO

Esta dinastía fue fundada por el general Bernadotte y, debido a ello, cuenta en su escudo con un puente y un águila. Estos son elementos de la heráldica tradicional de Pontecorvo, pueblo del que este militar fue hecho príncipe por Napoleón

DINASTÍA

«Muerte a los reyes y a los tiranos». Esta es la curiosa frase que tenía tatuada en el pecho el monarca que inauguró la dinastía Bernadotte, la cual sigue todavía gobernando en Suecia de manos de Carlos XVI Gustavo. La razón de ser de esta declaración de intenciones era que, antes de ascender al trono, Charles Jean Baptiste Jules Bernadotte había sido uno de los generales más destacados de Napoleón Bonaparte y había combatido del lado jacobino (uno de los más radicales) en la Revolución Francesa. Tras luchar en batallas como la de Austerlitz o Wagram (donde se llevó una buena reprimenda del «Pequeño corso» por retirarse sin permiso) este oficial se estableció en Suecia donde, según parece, cayó en gracia al rey Carlos XIII.

Este acabó nombrándole príncipe heredero en 1810 después de exigirle que renunciara al catolicismo y adoptara el protestantismo como religión. La ruptura con su antiguo emperador se materializó cuando entró junto a los aliados en París. Tras la muerte de Carlos asumió la corona como rey del país con el nombre de Carlos XIV Juan a pesar de que no se le daba demasiado bien el idioma local. Casado con una antigua amante de Napoleón (Desirée Clary) estableció una línea sucesoria que ha llegado hasta hoy con Carlos XVI Gustavo (quien subió al trono en 1973).

Bernadotte
Bernadotte- Wikimedia

Qatar

ESCUDO

Históricamente, Qatar está asociado a símbolos como las dos cimitarras (un tipo de espada que proviene de Oriente Medio) y las hojas de palma.

DINASTÍA

La dinastía de emires que actualmente controla el Estado de Qatar es la Al Thani. Sin embargo, antes de ellos dominaban la región los Al Khalifah, procedentes de Kuwait. Esta familia tuvo que hacer frente a varios enemigos e, incluso, a la misma población del país en 1867 cuando esta se sublevó y trató de arrebatarles el poder. Aunque en principio lograron resistir estos envites, los Al Khalifah terminaron sucumbiendo ante el poder de los ingleses. Y es que estos, escudándose en la necesidad de luchar contra la piratería presente en la zona desde hacía décadas, usaron las armas para hacer ascender al trono a los Al Thani.

Dicha dinastía había estado presente en la región desde el siglo XVIII, cuando sus miembros llegaron al sur de Nejd (en la península arábiga). El primer emir de esta estirpe fue Muhammad bin Thani, quien firmó un tratado en septiembre de 1868 con el Coronel Lewis Pelly reconociendo la independencia oficial de Qatar. A partir de entonces, los gobernantes comenzaron un curioso juego político: en 1916 firmaron un tratado con Gran Bretaña por el que la región se convirtió en protectorado británico. Así, hasta que en 1971 consiguieron la independencia del país. A día de hoy, esta dinastía está representada con Tamim bin Hamad, en el poder desde 2013.

Tamim bin Hamad
Tamim bin Hamad- Wikimedia
Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios