Tropas alemanas de la Wehrmacht , en 1939
Tropas alemanas de la Wehrmacht , en 1939 - Archivo ABC

Halladas dos antiguas lecheras con uniformes del ejército nazi

Además, los recipientes contenían otros objetos de gran valor histórico como accesorios de caza, vasos, joyas, monedas y billetes de la época

Actualizado:

La historia tiene, a veces, una forma caprichosa de aflorar y volver al presente. Hace un año, en mayo de 2017, un joven de 14 años estaba veraneando con sus padres en el lago Jeziorak, en Masuria, una antigua región de Prusia Oriental, hoy en el norte de Polonia. En una de sus típicas caminatas por el bosque, Patrick, que así se llamaba, se topó con dos viajas lecheras enterradas, que en su interior contenían una serie de «tesoros» históricos.

Según informa «National Geographic», las lecheras contenían objetos personales del conde Hans Joachim von Finckenstein, el propietario de la finca en la que el joven realizó el hallazgo. Dentro se incluían numerosos documentos, como el sello y el escudo de armas de la familia Finckenstein, una antigua familia aristocrática prusiana, e incluso el pasaporte del y su diario de la Primera Guerra Mundial.

Pero más allá de las reliquias personales del conde, también había un uniforme militar de la Wehrmacht (las fuerzas armadas de la Alemania nazi), con las botas, además de un reloj de bolsillo, accesorios de caza, vasos y joyas, billetes y monedas, cartas y fotos familiares, entre otras cosas.

Uno de los los documentos hallados más interesantes es un salvoconducto expedido por un oficial soviético a los ocupantes de la mansión de Gubławki, en el que se puede leer: «Camaradas y soldados, por favor no les hagáis daño a los propietarios de esta casa. Nos dieron la bienvenida».

Más reliquias

Rápidamente, la familia del joven se puso en contacto con Michał Młotek y Dariusz Paczkowski, dos historiadores de Iława. Así, iniciaron una búsqueda por la zona con detectores de metales con los que encontraron un hacha de guerra de finales de la Edad Media y los restos de una fortificación medieval. Además, los investigadores localizaron a las hijas de Hans Joachim, Margarete y Waldtraut, que se emocionaron tremendamente al recibir las reliquias de su padre. El resto de los objetos ya forman parte del Ministerio del Tesoro Público de Polonia y será expuestas en museos.