Cultura

Descubren más de 70 grabados y pinturas de unos 14.000 años en la cueva de Atxurra (Vizcaya)

El hallazgo se ha producido a 300 metros de profundidad y entre los dibujos figuran sobre todo caballos y bisontes, aunque también se han detectado varias cabras, ciervas y otros animales

EP Bilbao - Actualizado: Guardado en:

Más de 70 grabados y pinturas de unos 14.000 años de antigüedad han sido descubiertos en la cueva de Atxurra de la localidad vizcaína de Berriatua, un hallazgo «excepcional» para el conocimiento del arte parietal paleolítico durante el magdaleniense cantábrico-pirenaico, según ha explicado la diputada de Cultura de Vizcaya, Lorea Bilbao, durante su presentación junto a los responsables de hallazgo.

«Solo se puede comparar con Altxerri, Ekain o Erberua en el entorno más cercano», ha destacado. En este sentido, se estima que será el yacimiento con mayor número de grabados de arte parietal peleolítico de Euskadi.

[Vídeo: «Un hallazgo de Champions League»]

El yacimiento arqueológico de Atxurra fue descubierto por José Miguel Barandiaran en 1929 y excavado entre 1934 y 1935, si bien el proyecto para valorar su potencial no se retomó hasta 2014 por parte del equipo liderado por el arqueólogo Diego Garate. En el marco de este proyecto, el pasado otoño se inició una prospección en el interior de la cavidad, «de más de medio kilómetro y con un recorrido difícil y peligroso», en la que el propio Garate y el espeleólogo Iñaki Intxaurbe detectaron las primeras figuras, según han relatado.

Se han realizado cuatro visitas a la cueva, donde han encontrado grabados con pintura negra «mal conservada»

Aunque, por el momento, solo se han realizado cuatro visitas a la cueva y el proyecto de investigación va a llevar «mucho tiempo», el equipo ha identificado ya 14 paneles decorados con más de 70 figuras de animales, sobre todo caballos y bisontes, aunque también se han detectado varias cabras, ciervas y otros animales. Las imágenes datan de unos 14.000 años de antigüedad, aproximadamente de la misma época que las pinturas de Santimamiñe. La técnica casi exclusiva es el grabado en distintas variantes, a veces combinado con pintura negra «muy mal conservada». Además, en algunos puntos se observan manchas de frotado de color rojo.

Animales abatidos

Entre las figuras representadas, destacan los animales abatidos y, entre ellos, se ha encontrado un bisonte con una veintena de proyectiles de lanza «clavados en el animal», mientras que, según ha explicado Garate, «lo habitual es encontrar, cuando las hay, una, dos o tres lanzas clavadas».

Comparan las nuevas pinturas con estas de la cueva de Santimamiñe
Comparan las nuevas pinturas con estas de la cueva de Santimamiñe

Atxurra, además, presenta «muchas zonas intactas» ya que «los suelos no han sido movidos» y los materiales arqueológicos con los que posiblemente se realizaron las figuras «justo debajo». El equipo ha localizado útiles de sílex y fragmentos de carbón, «posiblemente utilizados para iluminarse o para realizar estas figuras». El estudio de la cavidad se espera «complicado y lento» ya que la presencia de las muestras de arte en repisas de acceso peligroso hace necesario instalar andamiaje y sistemas de seguridad. En cualquier caso, en palabras del arqueólogo Diego Garate, una vez concluido, la cueva aparecerá «en todos los manuales de arte paleolítico» porque se trata de un hallazgo «de los grandes, de los de 'Champions League'».

«Su potencial es importantísimo porque vamos a poder contextualizar cómo se realizado estas figuras (...) Desde Santimamiñe no hemos tenido en Bizkaia un hallazgo de esta envergadura», ha remarcado Garate, que ha precisado que, además, todavía «ni siquiera se ha visitado» un tercio de la cueva.

En 3D

La cavidad no va a abrirse al público para conservar los grabados y pinturas, además de por los riesgos que entraña el acceso ya que estas muestras de arte están situadas a más de 300 metros de profundidad y en repisas de «muy difícil acceso». No obstante, el público podrá conocer sus «tesoros» a través de las labores de reproducción en 3D que se llevarán a cabo, ha explicado Lorea Bilbao.

El hallazgo se enmarca en la línea de investigación impulsada con el apoyo de la Diputación y que ha permitido que, en los últimos diez años, se pase de tres tres cavidades decoradas de la época paleolítica en Bizkaia (Venta de La Perra, Santimamiñe y Arenaza) a quince (con El Rincón, El Polvorín, Antoliña, Askondo, Bolinkoba, Lumentxa, Morgota, Ondaro, Abittaga, Goikolau y Atxurra, y "con menos certeza" Arxuri I).

Según ha detallado Bilbao, tras este hallazgo, existe un plan de actuación para tres años para investigar tanto el suelo como las pinturas y, en función de «lo que vayamos encontrando», se decidirá qué actuaciones se adoptarán.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios