CÁDIZ

Tirón de orejas de la Inspección de Trabajo al Ayuntamiento por el Parque Móvil

Da dos meses a la concejalía de David Navarro para solventar todas las deficiencias que presentan las instalaciones

CÁDIZActualizado:

La Inspección de Trabajo ha dado un tirón de orejas al Ayuntamiento de Cádiz por el estado en el que se encuentran las dependencias municipales del Parque Móvil. Las instalaciones presentan humedades, algunos techos están rotos y hay serios desperfectos en varios de los despachos que impiden a sus funcionarios prestar con dignidad un servicio público.

Esta situación llevó al sindicato UGT el pasado julio a interponer una denuncia ante el Comité de Salud Laboral contra el consistorio gaditano al considerar que infringía de forma evidente la ley de Prevención de Riesgos Laborales y apuntó entonces al titular de la concejalía de Patrimonio, David Navarro, como máximo responsable.

LA VOZ ha tenido conocimiento de la resolución que acaba de emitir la Inspección y da dos meses al Ayuntamiento para que solvente las deficiencias en el Parque Móvil y cumpla con la normativa de riesgos laborales. El sindicato recuerda que antes de firmar la denuncia trató con el consistorio de que se resolviera por las buenas la situación, «pero no hubo respuesta».

El sindicato Autonomía Obrera también denunció en su momento el estado de las instalaciones y calificó de «lamentable y bochornosa» la situación. Para los sindicatos, «el problema es tan grave que afecta a la salubridad de los trabajadores del Parque Móvil, por el estado ruinoso de las instalaciones, resumido en hundimiento de suelos, desprendimientos de techos, grietas en paredes, aparición de bichos de todo tipo, termos de agua caliente insuficiente para el uso de número de trabajadores, así como graves deficiencias eléctricas, que afecta a la protección de las maquinarias, falta de homologación y protecciones, estando muchas anuladas, aún así si algún trabajador necesita usarla, se elude dicha prohibición y se usan con el consiguiente peligro».

Pero el problema que arrastra el Parque Móvil municipal va más allá de sus instalaciones. A mediados del pasado noviembre, la sección sindical de CSIF en el Ayuntamiento de Cádiz denunció públicamente los perjuicios que estaba ocasionando el ahorro que llevaba a cabo el equipo de Gobierno sobre el Parque Móvil tanto en lo que se refiere a medios materiales como humanos. En este sentido, el sindicato se hizo eco del malestar de los funcionarios y desveló que llevaban seis meses informando al concejal de Seguridad, David Navarro, de la falta de herramientas, así como del elevador eléctrico para las motocicletas y sobre todo de personal mecánico.

Sin inversión en material

El CSIF indicó que el Parque Móvil tiene unas 20 motocicletas sin poder reparar por falta de un elevador eléctrico, el cual se lleva pidiendo desde hacía varios meses. La sección sindical consideró entonces que si no se arreglaba la situación, «la unidad motorista de la Policía Local puede desaparecer. Y lo mismo ocurre con los vehículos y furgonetas policiales, que no se pueden reparar por falta de presupuesto y de personal».

De esta manera, CSIF entiende que David Navarro «está confundiendo a los gaditanos cuando vende el ahorro que está ejecutando en las arcas municipales, mientras deja al Ayuntamiento gaditano bajo mínimos de personal y sin presupuesto para reparar los vehículos municipales».

Desde esta sección sindical se instaba entonces al equipo de Gobierno, y en especial al concejal responsable de esta materia, «a que resolviera este problema cuanto antes, para garantizar que los ciudadanos reciben los servicios públicos de calidad que merecen». Este periódico ha podido saber que el Ayuntamiento aún no ha actuado con decisión en la mejora del Parque Móvil de la Policía Local, pero tiene hasta marzo para solventar todas las deficiencias en las dependencias.