INDUSTRIA

Iberdrola vuelve a confiar en Navantia para un proyecto eólico

El astillero de Puerto Real construirá una nueva subestación eléctrica, que garantiza carga de trabajo para dos años

El presidente de la compañía eléctrica lo anuncia en Sevilla junto a Susana Díaz

Vista de la plataforma Wikinger, construida en Puerto Real
Vista de la plataforma Wikinger, construida en Puerto Real - A. V.
JAVIER RODRÍGUEZ - @JavierLaVoz Cádiz - Actualizado: Guardado en:

Era un secreto a voces y se esperaba solo su confirmación oficial. El astillero de Puerto Real construirá otra subestación eléctrica para el nuevo parque eólico-marino que Iberdrola promueve en aguas inglesas del Mar del Norte. El anuncio lo hizo ayer el presidente de la compañía, José Ignacio Sánchez Galán, durante el encuentro que mantuvo en Sevilla con la presidenta de la Junta, Susana Díaz. De esta forma, Iberdrola y Navantia se embarcan en un nuevo proyecto eólico, que garantiza más carga de trabajo para la Bahía durante los dos próximos años.

El encargo consiste en la construcción de una nueva subestación eléctrica de 7.700 toneladas, que se realizará en el astillero de Puerto Real. Esta factoría construyó la plataforma Wikinger, también para Iberdrola, de 2.500 toneladas. El nuevo contrato supone una inversión de 65 millones de euros y la posibilidad de contratación de unos 600 profesionales en los momentos de mayor incidencia de la producción.

La relación entre ambas empresas se fraguó en 2013 cuando Iberdrola puso sobre la mesa sus nuevos planes de inversión en materia de renovables. La compañía eléctrica reveló así su apuesta por la apertura de dos grandes complejos eólico-marinos. Se trataba del proyecto ‘Wikinger’, en aguas alemanas, y del ‘East Anglia One’, en la costa inglesa. Fue entonces cuando Navantia empezó a pujar para convertirse en proveedor de Iberdrola. El resultado de las negociaciones tuvo su efecto positivo en junio de 2014 cuando el presidente de la empresa eléctrica anunció en Sevilla, también durante un encuentro con la presidenta andaluza, la adjudicación a Navantia de la obra de una subestación eléctrica para el campo eólico-marino ‘Wikinger’. La construcción de esta plataforma significaba para Navantia su entrada en el negocio offshore y, con ello, el primer paso para diversificar su oferta hacia otros sectores ajenos a la construcción naval.

La participación de Navantia en el contrato ‘Wikinger’ se ha llevado a cabo en el astillero gallego de Fene y en el de Puerto Real. La inversión ha superado los 160 millones de euros. El primero se encargó de la construcción de 29 de los 116 ‘jackets’ que componen el campo, mientras que la planta gaditana hizo la plataforma para albergar una de las subestaciones eléctricas del complejo. La plataforma fue bautizada con el nombre de ‘Andalucía’.

Navantia cumplió en tiempo y forma con este contrato. No hay que olvidar que la inauguración de este campo eólico está prevista para 2020. El astillero de Puerto Real entregó la plataforma a Iberdrola el pasado 7 de agosto en un acto donde actuó como madrina la presidenta de la Junta, Susana Díaz. Precisamente en esa ceremonia, el presidente de Iberdrola comunicó de manera extraoficial que Navantia tenía todas las bendiciones para seguir liderando nuevos contratos eólicos en un futuro, en clara referencia al ‘East Anglia One’. LA VOZ adelantó en octubre del año pasado esta posibilidad y dio todas las claves del contrato que ahora se acaba de anunciar en Sevilla.

Los ejecutivos de Iberdrola han quedado muy satisfechos del trabajo realizado por Navantia con el contrato ‘Wikinger’ y ha sido el aval que ha permitido ahora abordar este segundo encargo. La compañía eléctrica ha seguido con el ‘East Anglia One’ el mismo modelo de adjudicación que puso en práctica con ‘Wikinger’. Así, el astillero de Fene se encargará de la construcción de 34 cimentaciones tipo jacket, mientras que la empresa Windar se encargará de la construcción de los pilotes. La inversión de esta adjudicación asciende a 120 millones de euros.

Por su parte, la factoría gaditana asumirá la obra de una nueva plataforma offshore para albergar en ella el centro de transformación eléctrico del complejo.

Iberdrola ya adjudicó el pasado 7 de septiembre la construcción de los jackets de este nuevo complejo a Navantia-Fene. El acuerdo se firmó en el Museo de la Construcción Naval en el Arsenal de Ferrol, por el presidente de Iberdrola, Ignacio Galán, y el presidente de Navantia, José Manuel Revuelta, en el transcurso de un acto que contó con la presencia del presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo. El nuevo contrato permitirá en dos años unas 850.000 horas de trabajo en el astillero gallego.

De los más grandes del mundo

El ‘East Anglia One’ será uno de los parques eólicos marinos más grandes del mundo cuando entre en funcionamiento, en el año 2020, gracias a una capacidad instalada de 714 MW que suministrará energía limpia a más de 500.000 hogares ingleses.

Se trata del mayor proyecto renovable desarrollado por una empresa española en la historia, con una inversión de 3.000 millones de euros.

La magnitud de esta iniciativa no tiene precedentes en la industria renovable española. Como ejemplo, el área que ocupará el parque eólico superará los 300 kilómetros cuadrados, el equivalente a 30.000 campos de fútbol; el cable que llevará toda la energía desde el parque a tierra firme será de 85 kilómetros (distancia entre Madrid y Toledo); la superficie de la subestación será de 1.144 metros cuadrados (el tamaño del madrileño estadio Vicente Calderón); y las palas del aerogenerador tendrán 75 metros de longitud cada una.

El nuevo complejo 'East Anglia One' se sitúa en aguas inglesas del Mar del Norte

East Anglia One’ es el tercer proyecto que Iberdrola acomete en el sector de la eólica marina. La empresa ya tiene en marcha en Reino Unido el parque ‘West of Duddon Sands’, de 389 MW, y tiene en fase de construcción ‘Wikinger’, de 350 MW, que estará ubicado en aguas alemanas.

Este nuevo parque marino es parte de un proyecto aún más ambicioso, ya que Iberdrola ha solicitado al Gobierno británico ampliar esta instalación hasta los 2.000 MW. Para ello, ha presentado a las autoridades del Reino Unido una propuesta para construir el parque ‘East Anglia Three’, que dispondría de 1.200 MW de potencia.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios