TRÁFICO

¿Dónde están los radares que más multan en Cádiz?

Los seis más activos de la provincia acaparan más de 50.000 denuncias en un año

El dispositivo de la N-340, cerca de Tarifa, se encuentra entre los 25 más 'multones' de España con 18.212 sanciones en 2016

El radar de la CA-33, entre Cádiz y San Fernando, es de los más activos de la provincia.
El radar de la CA-33, entre Cádiz y San Fernando, es de los más activos de la provincia.

Pisar el acelerador sale caro. Las multas por exceso de velocidad se han multiplicado en la provincia en solo un año. El último informe elaborado por Automovilistas Europeos Asociados (AEA) ha puesto nombre a los radares más productivos de las carreteras españolas. Uno de los 25 señalados en el estudio se encuentra en la provincia. Se trata del dispositivo situado en el kilómetro 84,8 de la N-340, a la altura de Tarifa. Este radar cazó el año pasado a 18.212 conductores que superaban el límite de velocidad permitido en ese tramo, fijado en 80 kilómetros por hora.

La actividad sancionadora de este radar ha terminado con la hegemonía que hasta ahora regentaba el que se encuentra en el kilómetro 118 de la A-7 (Málaga-Madrid), en el entronque con La Línea-San Roque y Gibraltar. Las sanciones por esta imprudencia al volante oscilan entre los 100 y los 600 euros, además de la retirada de entre 2 y 6 puntos del carné de conducir.

La velocidad y el consumo de alcohol y drogas figuran entre las principales causas de sanción. En el conjunto de la provincia, las multas por exceso de velocidad se han incrementado en los dos últimos años y así lo demuestran la actividad de los 23 radares fijos situados de manera estratégica en las carreteras gaditanas. Seis de ellos se llevan la palma logrando cazar en 2016 a 56.324 infractores.

-LOS QUE MÁS MULTAN
N-340. Se encuentra en el kilómetro 84,8, cerca de Tarifa. El año pasado cazó 18.212 infracciones.
N-IV. El radar está en el kilómetro 618,7, pasado El Cuervo. En 2016 denunció 12.452 infracciones por exceso de velocidad.
A-408. Está en el kilómetro 2,4 de la carretera del Pedroso. El año pasado denunció 12.056 infracciones.
A-381. Es uno de los dispositivos que se encuentra en la autovía entre Jerez y Los Barrios. En este caso es el que está situado en el kilómetro 74,7. El año pasado denunció 9.601 infracciones.
CA-33. Conocido como el radar de Torregorda. Está en el kilómetro 4,4 y su producción el año pasado fue de 3.795 denuncias.
A-4. Es el radar que se encuentra próximo al aeropuerto de Jerez. Está en el kilómetro 645,4 y denunció en 2016 a 208 conductores.

El segundo dispositivo más productivo de la DGT en Cádiz se encuentra en el kilómetro 618,7 de la N-IV, pasado la localidad sevillana de El Cuervo y en el límite con el municipio de Jerez. Este radar, según el estudio de la AEA, permaneció sin actividad en 2015, sin embargo, recuperó sus funciones en la primavera de 2016 coincidiendo con la celebración en Jerez del Campeonato de Motociclismo. No hay que olvidar que el único tramo que no está desdoblado de la antigua N-IV (Madrid-Cádiz) se localiza, precisamente, entre Dos Hermanas y Jerez, por el que circulan a a diario algo más de 20.000 vehículos. Este radar multó el año pasado a 12.452 conductores y ha superado con creces al radar que se encuentra también en esta misma vía a la altura del aeropuerto jerezano.

Al mismo tiempo que ha crecido el número de infractores cazados por el radar han ido aumentando los ingresos por multas en las arcas del Estado. Así, la recaudación por multas de velocidad de los radares de la DGT durante los últimos cuatro años se multiplicó por dos, pasando de los 86,23 millones de 2011 a los 174,65 de 2015, último año que figura en la estadística. Donde más se recaudó por este concepto en el último año fue en Andalucía, casi 37 millones, seguida de Castilla y León, 21,55 millones, y de Galicia con 21,5 millones.

Crece la recaudación

El responsable de la organización Automovilistas Europeos Asociados (AEA), Mario Arnaldo, destaca que el aumento de la recaudación por sanciones de tráfico no solo se aprecia en las multas por exceso de velocidad sino también en el resto de de infracciones. Así, y según los datos que maneja, el Estado recaudó 369 millones de euros en 2013 gracias a los cuatro millones de multas que se tramitaron, mientras que la cifra en 2015 fue de 407 millones de euros por las 4,8 millones de multas impuestas.

Buena cuenta de este aumento sancionador lo encontramos en los radares gaditanos. El tercero con mayor actividad se encuentra en el kilómetro 2,4 de la A-408. Se trata del dispositivo ubicado en la carretera del Pedroso y ha pasado de sancionar a 1.064 infractores en 2015 a contabilizar 12.056 multas en 2016, todo un récord si se tiene en cuenta que la velocidad máxima permitida en esta vía es de 60 kilómetros por hora.

La Jefatura Provincial de Tráfico ha destacado que los radares fijos y móviles desplegados por la red gaditana sancionaron a 83.577 conductores en 2016 frente 75.331 en 2015.

Por lo que respecta a sanciones por el consumo de alcohol al volante, el balance de la Jefatura Provincial asciende a 1.993 denuncias y 84.061 controles de alcoholemia realizados en doce meses, mientras que por consumo de drogas se levantaron 655 denuncias en los 1.827 controles que se llevaron a cabo. En 2015 fueron 2.254 denuncias por consumo de alcohol y 937 por drogas.

El cuarto radar que más infracciones cazó en la provincia se encuentra en la A-381 (Jerez-Los Barrios), concretamente en el kilómetro 74,7, sentido creciente. Este dispositivo está muy cerca del túnel de Valdeinfierno y el año pasado multó a 9.601 conductores.

En autopistas y autovías

Según el estudio de la AEA, el pasado año 344 radares fijos de la DGT formularon 1.712.512 denuncias por sobrepasar los límites de velocidad establecidos en las carreteras españolas (excluidas las del País Vasco y Cataluña). La mayoría de las infracciones (68,5 %) se captaron en autopistas libres y autovías, llegando hasta el 3,7% las producidas en autopistas de peajes (63.931 infracciones). Sin embargo, las que se localizaron en carreteras convencionales, que es donde se producen la mayoría de los accidentes, sólo se detectaron el 27,8% (475.273 denuncias)

Por comunidades autónomas, el informe de la AEA revela que los radares fijos que más denuncias contabilizaron fueron los de Andalucía, con 459.836 denuncias; Castilla y León, con 230.171 y Castilla-La Mancha, con 196.400. Por el contrario, los de Canarias (5.193), Asturias (13.805) y La Rioja (14.621) fueron los menos activos.

El Estado recaudó en 2015 un total de 407 millones de euros por el total de multas de tráfico impuestas

La AEA destaca en su informe que 7 de los 25 radares más activos de 2015, en 2016 dejaron de funcionar. Tal es el caso del radar situado en el km. 18, 2 de la A-6, en Madrid, que en 2015 figuraba como el radar más activo de España, con 68.616 denuncias, o el radar de la Pedrizas, en Málaga, situado en el km. 128,7 de la A-45, que en 2015 formuló 58.493.

Para el presidente de AEA, Mario Arnaldo «pasar del infinito a la nada constituye un verdadero enigma que debería ser explicado por los responsables de la DGT, ya que sobre el radar más multón de España, situado en el km. 18,2 de la A-6, teníamos serías dudas acerca de su correcto funcionamiento al averiguar que el Centro Español de Metrología había anulado su certificado de conformidad con el modelo basada en la verificación del producto».

Cerca del túnel de Valdeinfierno, en la Jerez-Los Barrios, se encuentra otro de los más activos de Cádiz

A la vista del importante número de denuncias formuladas por exceso de velocidad, la ubicación mayoritaria de los radares en autopistas y autovías y la repetición de los radares más activos, AEA considera que la DGT debería replantearse su política de radares, ya que no se está consiguiendo el objetivo de evitar los excesos de velocidad, ni los accidentes, convirtiendo los radares en meros instrumentos de recaudación.

El quinto radar de al provincia con más actividad se localiza en la CA-33. Es conocido como el radar de Torregorda y ha pasado de sancionar a 1.613 infractores en 2015 a sumar 3.795 denuncias en 2016.

El sexto de la tabla está muy cerca del aeropuerto de Jerez, en el kilómetro 645 de la A-4. La actividad impositiva de este radar, pese a todo, ha descendido pasando de 5.482 denuncias en 2015 a solo 208 el año pasado.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios