MUNICIPAL

Parálisis en las grandes obras de la ciudad por la falta de inversión

La prioridad municipal en lo social, la escasez de fondos de la Junta para acometer obras de gran calado y la falta de Gobierno, causas de la ausencia de proyectos

Junto con las obras de las viviendas de la antigua Guardia Civil, la ciudad solo contará en los próximos meses con las obras del carril bici.
Junto con las obras de las viviendas de la antigua Guardia Civil, la ciudad solo contará en los próximos meses con las obras del carril bici. - FRANCIS JIMÉNEZ

La semana pasada comenzaba con una dura crítica del alcalde de la ciudad, José María González Santos, a la Junta de Andalucía, por los incumplimientos de la administración autonómica con Cádiz. El Hospital, la Ciudad de la Justicia, el albergue juvenil, la segunda fase de viviendas de Matadero son claros ejemplos de proyectos anunciados a bombo y platillo por consejeros y hasta por el propio ex presidente del Gobierno andaluz, Manuel Chaves, y que al final se han quedado en el olvido por la falta de recursos del Gobierno andaluz para acometer este tipo de grandes obras.

Kichi, que inauguraba el pasado lunes una sala de mayores para los barrios de Loreto, Puntales y Cerro del Moro en las instalaciones del Centro Integral del Mayor, ya construidas por el anterior equipo de Gobierno del Partido Popular, mostraba su pesar por la falta de inversión de la Junta en la ciudad y pedía a su actual presidenta, Susana Díaz, que sacara a Cádiz del «agujero negro» en el que se encontraba. Es más, llegó a plantear que en otras ciudades y capitales andaluzas «había más agilidad» y que esperaba que no fuera causa de un diferente color político en las alcaldías. El equipo de Gobierno municipal lleva, desde que comenzó su mandato el 13 de junio de 2015, pidiendo una reunión con Díaz para abordar los asuntos pendientes en la ciudad que nunca ha llegado a producirse.

Ya este verano, el propio delegado del Gobierno andaluz en Cádiz, Fernando López Gil, defendía las inversiones de la Junta en Cádiz alegando proyectos como El Olivillo, el Instituto de Investigación e Innovación en Ciencias Biomédicas de la Provincia de Cádiz (INiBICA), Valcarcel (aún por resolver) además de las inversiones en vivienda, carril bici o estación de autobuses (pendiente de su apertura).

Pero la falta de inversión en la ciudad de Cádiz no es sólo un asunto de responsabilidad de la Junta de Andalucía. El propio Ayuntamiento de Cádiz tiene limitadas sus inversiones en la ciudad, por un lado, porque ha preferido priorizar las políticas sociales y, por otro, porque cuenta con unos presupuestos condicionados a la venta del módulo hotelero de la Tribuna del Estadio, valorado en 9,8 millones de euros, y a una serie de ingresos que adjudica a la Junta de Andalucía (Museo del Carnaval, infravivienda o proyectos de escuelas taller).

Este asunto fue precisamente uno de los principales puntos de discordia en las negociaciones de las cuentas municipales entre le equipo de Gobierno y la oposición, que finalmente las rechazó en bloque obligando al alcalde a aprobarlos de manera unilateral en la Junta de Gobierno Local.

El equipo de Gobierno, en la ejecución de los presupuestos de este año 2016, se ha marcado como prioridad el gasto social e iniciativas ligadas al Carnaval, además de un par de proyectos urbanísticos como son el carril bici (proyecto conjunto con la Junta de Andalucía) y el teatro Pemán, cuya segunda fase quiere sacarse a licitación en este otoño. Se trataría de las únicas «obras nuevas» que estarían en marcha en la ciudad, junto con las viviendas de la antigua Guardia Civil, a la espera de que se ponga en marcha el proyecto del pabellón Portillo, anunciado por el equipo de Gobierno aunque con numerosas modificaciones con respecto al anterior programado por el PP.

El Portillo se convertirá pues en un pabellón con menor aforo (216 espectadores), con dos sótanos de aparcamientos con capacidad para 250 vehículos y con un local comercial de 2.500 metros cuadrados. El objetivo es que pueda ser asumido mediante la enajenación de la superficie comercial y de los aparcamientos.

De momento no existe fecha ya que es preciso, al igual que con el hotel del Estadio Carranza, que se presenten empresas interesadas en la explotación tanto de los locales comerciales como del aparcamiento subterráneo.

En cuanto al Museo del Carnaval, otro de los buenos propósitos de Kichi y su equipo para el presente curso político, se está estudiando la posibilidad de ubicarlo en un edificio que ya esté construido. De momento, se ha puesto sobre la mesa la posibilidad de que el antiguo palacio de los marqueses de Recaño albergue estas instalaciones, descartando pues el viejo proyecto de los populares de construir un nuevo edificio en la plaza de la Reina.

El Ayuntamiento contempla también en su hoja de ruta de este curso el desbloqueo de la Plaza de Sevilla, aunque aquí también hay otras dos administraciones implicadas:la Junta de Andalucía y Adif. Una de las prioridades debe ser la ampliación a cuatro carriles de la antigua carretera industrial, tarea que corresponde en parte a Adif y al Ayuntamiento, dadas las retenciones que se vienen observando casi a diario en esta zona de la ciudad. Esta vía se ha convertido ya en un punto negro del tráfico en la ciudad tras la puesta en marcha hace ya un año del nuevo puente de la Constitución de 1812.

La última propuesta del Ayuntamiento es la de ejecutarlo en solitario (ha incluido una partida de 600.000 euros en los presupuestos) y habilitar tres carriles de los cuales uno de ellos será reversible. Este proyecto está por tanto a la espera de un acuerdo con las otras dos administraciones.

Por su parte, la falta de formación de gobierno en Madrid tras dos elecciones y negociaciones frustradas mantiene paralizados también fondos como los Edusi, con los que el Ayuntamiento pretende reativar los antiguos depósitos de Tabacalera como centro dinamizador.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios