San Roque

Detecta un control de la Guardia Civil y abandona su coche con 328 kilos de hachís

El conductor se bajó a unos 50 metros del punto de control y el vehículo continuó circulando sin chófer hasta impactar con un monolito de piedra

Agentes de la Guardia Civil han intervenido 328 kilos de hachís en el interior de un vehículo que fue abandonado, en marcha, por su conductor al observar el control de la Benemérita establecido en la salida 133 de la autovía A-7, en el término municipal de San Roque.

Según ha indicado la Guardia Civil en una nota, los agentes pudieron observar que a unos 50 metros del punto de control se bajó una persona de un vehículo que circulaba en dirección a donde se encontraban los agentes.

Uno de ellos se dirigió hacia el vehículo, comprobando que circulaba sin conductor cuesta abajo, por lo que alertó al resto de guardias civiles del dispositivo para que se apartaran de la carretera y cortaran el tráfico, por el grave riesgo que suponía para los usuarios de la vía.

Una vez que el vehículo rebasó el dispositivo de control establecido y cruzó los dos carriles de la rotonda, ya con el tráfico cortado, impactó sobre el monolito de piedra que se encuentra encima de la rotonda.

Dentro del turismo, marca Wolkswagen modelo Tiguán, hallaron diez fardos de hachís que arrojaron un peso de 328 kilos. Además, el vehículo llevaba las placas de matrícula falsas y había sido sustraído en marzo del presente año en Francia.

Los guardias civiles establecieron una búsqueda por la zona para la localización del huido, con resultado negativo, estableciendo una línea de investigación para la detención del mismo.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios