Así es Josie Pepper, el robot asistente del aeropuerto de Múnich

Tiene capacidad de aprendizaje respondiendo a preguntas concretas hechas de forma individual

Actualizado:

El aeropuerto de Múnich, en Alemania, tiene un nuevo asistente personal. Tan solo mide 1,20 cm pero tiene una «inteligencia» envidiable, su nombre es Josie Pepper y será el encargado de dar información y responder a las preguntas de los pasajeros de la Terminal 2 del aeropuerto teutón. Este robot humanizado, que cuenta con inteligencia artificial y es el primero que se prueba en aeropuertos alemanes, hablará inicialmente en inglés y esperará en la conexión entre la terminal principal y el edificio satélite. Allí dará la bienvenida a los pasajeros y responderá preguntas sobre tiendas, restaurantes y operaciones de vuelo.

Detrás de las capacidades de Josie Pepper está la tecnología de inteligencia artificial basadas en la nube de IBM Watson Internet of Things (IoT) mientras que el «cerebro» del robot ha sido desarrollado por la compañía francesa SoftBank Robotics. Josie tiene un procesador de alto rendimiento conectado a un servicio en la nube donde el habla se procesa, interpreta y vincula a los datos del aeropuerto.

Capacidad de aprendizaje

Lo que diferencia a este «nuevo asistente» del resto del sistema informático es que, según fuentes del propio aeropuerto, cuando el robot habla no solo entrega textos predefinidos sino que tiene la capacidad de aprendizaje respondiendo a preguntas concretas hechas de forma individual.

En Japón y otros países, Josie Pepper y sus colegas robóticos a menudo se ven en tiendas, aeropuertos y lugares similares. En las tiendas dan la bienvenida a los clientes, responden preguntas, aceptan quejas o incluso asesoran sobre el mejor tipo de café. Mientras el robot está hablando, sus grandes ojos redondos brillan de un color verde y agita los brazos. Sus manos y dedos tienen articulaciones separadas, parecidas a las de las personas y en lugar de piernas, se mueve con rodillos.