Cada día son más los cócteles con este té
Cada día son más los cócteles con este té
TÉ MATCHA

Té matcha, la bebida japonesa que conquista España

A diferencia de los restantes tés, que se infusionan, en este se aprovecha toda la hoja al convertirla en un polvo, lo que permite aprovechar al máximo sus muchos beneficio

Actualizado:

Desde hace varios años, es una bebida de moda. Originario de Japón, el té matcha se ha extendido por el mundo. Matcha significa té en polvo. Y esa es su principal característica. A diferencia de los restantes tés, que se infusionan, en este se aprovecha toda la hoja al convertirla en un polvo, lo que permite aprovechar al máximo sus muchos beneficios. Las hojas de este té se protegen del sol durante su cultivo y se someten a un especial proceso de recolección y secado antes de molerlas en piedra para obtener un polvo fino de intenso color verde.

Con un sabor característico, intensamente vegetal y amargo, reúne muchas propiedades, que van desde las antioxidantes hasta la reducción del estrés. Prepararlo es todo un arte. En Japón se sigue celebrando un ritual muy especial, la ceremonia del té, auténtico espectáculo, en la que mujeres ataviadas con el tradicional kimono mezclan el agua con el polvo verde en delicados cuencos de porcelana y lo agitan con unos batidores de bambú hasta lograr una espuma en su superficie. Llega entonces el momento de beberlo. Estas ceremonias pueden contemplarse en ciudades como Kyoto.

Degustación

Encontrarán buen matcha en tiendas especializadas. Entre las más recomendables en Madrid, Tekoc y Spicy Yuli. La empresa Matcha House lo vende a través de su tienda online y lo comercializa en unos setenta puntos de venta de toda España, entre ellos el Club del Gourmet de El Corte Inglés.

Pero la tendencia del té matcha ha ido más allá. Muchos cocineros lo incorporan a sus platos, sobre todo a la hora de los postres. Ahí están el fondant de té matcha de Nobu o el bizcocho de matcha con merengue, manzana verde y regaliz que ofrecía hace algunos años Quique Dacosta. En Kappo Nakagawa, un buen restaurante de Kyoto, lo hemos tomado en forma de gelatina contrastando con un helado de té inglés. La mayoría de establecimientos orientales incluyen entre sus postres un helado de té matcha. Y grandes cadenas especializadas en café e infusiones, como Starbucks, lo ofrecen como tendencia. Aunque en este caso es un «matcha latte», con leche añadida. Nestlé lo ha incorporado a uno de sus conocidos chocolates Kit Kat, e incluso Schweppes ofrece una tónica de té matcha dentro de su gama premium. Una original bebida que funciona muy bien en distintos cócteles a los que aporta su color verde, pero que también se puede beber sola, con el peculiar toque de este té tan especial.

Dos cócteles con tónica matcha

Karensasui, de Nagore Arregui (Urrechu Velázquez)Este cóctel, denominado Karensasui, se inspira en la milenaria ceremonia del té y busca ingredientes japoneses como el matcha.-5cl. de umeshu (tradicional licor japonés de ciruela)-2, 5 cl. de licuado de alga salicornia-15 cl. Tónica Matcha Schweppes-2-3 hojas de lima kéfir-Un toque de azúcar de jengibre

Cóctel sin alcohol, de Diego Cabrera (Salmón Gurú)-10 cl. de agua isotónica de limón-Chile rojo tailandés (al gusto)-Manojo de cilantro-Rodaja de jengibre-1 cl. de zumo de limón-2 cl. de sirope de azúcar-Tónica Matcha SchweppesPonemos los ingredientes en una batidora con hielo y procesamos. Servimos colando sobre una copa con hielo y terminamos con la tónica. Decoramos con cilantro y chile rojo tailandés.